Cocinas en forma de L: pro y contras de esta tendencia – Revista Para Ti
 

Cocinas en forma de L: pro y contras de esta tendencia

Prácticas y estéticas, son ideales para espacios pequeños y alargados. Mirá estas opciones y conocé todas sus ventajas y desventajas.
Deco
Deco

Las cocinas en forma de L ganan terreno esta temporada. Sobre todo en aquellos espacios pequeños y alargados en donde cada centímetro cuenta.

Este tipo de distribución, consiste en formar un ángulo de 90 a lo largo de dos paredes perpendiculares entre sí, permitiendo aprovechar al máximo sus esquinas.

Las cocinas en forma de L ganan terreno esta temporada. Foto: Pinterest

Si bien con súper prácticas y estéticas, también corren con algunas desventajas. Tener en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de planificarla, va a ser clave para sacarle el mayor partido posible.

Es clave evitar sobrecargar ambos lados. Foto: Pinterest

Ventajas de las cocinas en forma de L

"Visualmente son súper atractivas y se adaptan a cualquier estilo decorativo. En espacios rectangulares o cuadrados, es una de las opciones más recomendadas. Pueden cocinar varias personas a la vez sin chocarse y además, permiten añadir una mesa o isla en el centro. Otra ventaja es que al momento de reformarla, gracias a su diseño y distribución, son más prácticas y adaptables", explica Any Fornieles, Diseñadora de Interiores (anyfornieles.deco).

Este tipo de cocinas son muy estéticas y prácticas. Foto: Pinterest

Desventajas de las cocinas en forma de L

"Son un poco más caras y al tener esquinas, la limpieza se torna más complicada. Al momento de planificarla si el triángulo de trabajo queda muy grande, va resultar poco funcional a la hora de cocinar", explica Fornieles.

Una de las desventajas es que al tener esquinas, la limpieza se puede tornar más complicada. Foto: Pinterest

Recomendaciones a la hora de planificar una cocina en forma de L

Al tratarse de una distribución ideal para cocinas pequeñas y alargadas, es muy común caer en el error de querer aprovechar ambos lados por igual. Por eso, si se trata de un espacio estrecho, es mejor olvidarse de esta opción, ya que la zona de paso puede llegar a quedar súper reducida resultando muy poco funcional.

Colocar alacenas altas en la zona más estrecha o estantes flotantes, es una opción súper válida para evitar recargar visualmente ambos lados.

Colocar alacenas en la parte m´ás estrecha es clave. Foto: Pinterest

"A la hora de planificar este tipo de cocinas, es importante recordar que su triángulo de trabajo debe oscilar entre los 4 y 8 metros. En el frente más ancho y largo, se deben ubicar las zonas de cocción y de lavado, mientras que en la cara más estrecha, la zona de almacenaje", concluye Any.

Este tipo de cocinas permite que varias personas cocinen a la vez y no se choquen. Foto: Pinterest

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig