El triángulo de trabajo: la regla de oro para que tu cocina sea funcional – Revista Para Ti
 

El triángulo de trabajo: la regla de oro para que tu cocina sea funcional

A la hora de diseñar o reformar la cocina, es clave tener en cuenta esta herramienta que se basa en cuatro normas para contribuir a la funcionalidad y comodidad a la hora cocinar. En esta nota, todos los tips de Emilce Palladino, Arquitecta.  
Deco
Deco

El triángulo de trabajo es una herramienta clave que permite de una forma sencilla, diseñar o reformar una cocina teniendo en cuenta como base, su funcionalidad.

Mediante tres líneas imaginarias entre la heladera, la pileta de lavar y la zona de cocción, se va a obtener dicho triángulo y va a ser el espacio en el que nos vamos a colocar para cocinar. Pero hay algo más… también es importante que cumpla con cuatro normas básicas para contribuir a su correcta y total funcionalidad.

Una imagen ilustrativa que muestra cómo se debe medir esta regla de oro. Foto: gentileza @emipalladino_arq

En esta nota, la arquitecta Emilce Palladino (emipalladino_arq), nos cuenta cuáles son y brinda tips para aplicar esta regla de oro.

Una cocina moderna que cumple con las normas del triángulo de trabajo. Foto: gentileza @foto_anagrucki

1. En total el triángulo no debe superar los 8 o 9 metros. Es decir, no más de 3 metros entre cada punto y en lo posible, no menos de 1,20.

La idea es que no estén ni tan cerca entre sí pero tampoco tan alejados para que no se pierda el dinamismo.

Aplicar esta regla da como resultado una cocina funcional y cómoda para cocinar. Foto: Pinterest

2. Hay que poner zonas de preparación entre cada punto (en total serían tres). Esto puede resultar una dificultad para aquellas cocinas pequeñas.

3. La zona de limpieza de alimentos se coloca al lado de la pileta y lo recomendable es que tenga entre 60 y 90 centímetros libres.

4. Lo mejor es evitar que haya obstáculos cerrando el paso entre los tres puntos del triángulo.

Lo ideal es que las tres zonas de preparación no estén muy alejadas para que no se pierda el dinamismo. Foto: Pinterest

Sin embargo, si ya se cuenta con una mesada a lo largo y la idea de reformar no está en los planes, se recomienda que la heladera este en una punta, el horno en otra y en el medio la parte de la pileta. De esta manera se contribuye a más funcionalidad y comodidad a la hora de cocinar.

La zona de limpieza de alimentos se coloca al lado de la pileta y debe contar con 60 o 90 centímetros libres. Foto: Pinterest

Fuente: Arquitecta Emilce Palladino (emipalladino_arq).

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig