El vestido de novia de Lady Di volvió a ser tendencia

De la mano de la temporada 4 de The Crown que se va a estrenar por Netflix el próximo 15 de noviembre, el vestido de novia con el que se casó Lady Di con el príncipe Charles volvió a ser tendencia. Es que Emma Corrin usó uno exactamente igual para filmar el momento de la boda.

El vestido de novia de Lady Di volvió a ser tendencia: se lo puso Emma Corrin para filmar el momento de la boda de la princesa Diana.

El 29 de julio de 1981 hacía calor y estaba soleado en Londres. El clima estaba ideal para salir a la calle y ver pasar la carroza real con Lady Di en su interior rumbo a la catedral de Saint Paul para casarse con el Príncipe Carlos y convertirse en un miembro de la familia real. Pero en realidad todos querían ver el vestido de la novia.

Hoy, 39 años después el vestido de novia de Lady Di es tendencia. Es que Emma Corrin, la actriz que interpreta a la princesa Diana en la temporada 4 de The Crown, se puso uno exactamente igual.

Lady Di y el príncipe Carlos después del casamiento.

Mirá en video cómo fue el casamiento de Lady Di con el príncipe Carlos:

La imagen de Emma Corrin como Lady Di en el tráiler de The Crown.

El vestido de novia de Lady Di se volvió a hacer de cero basándose en los bocetos y patrones que guardaron los diseñadores David y Elizabeth Emanuel, que hicieron el vestido original. La actriz, Emma Corrin necesitó luego la ayuda de 10 personas para ponérselo de tan aparatoso que era.

Mirá el tráiler de la cuarta temporada de The Crown donde Emma Corrin se pone el vestido de novia de Lady Di:

Una foto del álbum de casamiento.


Voluminoso, suntuoso y majestuoso… En aquella época, el vestido de novia de Lady Di fue un ícono.

Puede interesarte

El vestido y los zapatos que usó Lady Di.

En aquel momento, los diseñadores David y Elizabeth Emanuel eran desconocidos, pero fueron elegidos especialmente por Diana para que hicieran su vestido de novia.

Con cuello victoriano y diseñado en tafeta de color marfil satinado al que le agregaron encajes antiguos en escote y mangas, el vestido también contaba con diez mil aplicaciones de perlas y lentejuelas, y en el interior de la crinolina, esa estructura rígida en forma de jaula que daba volumen y forma a la falda del vestido, llevaba una herradura bordada en oro de 18 quilates como símbolo de buena fortuna. Además se completaba con un velo de tul de 140 metros de tela y una espectacular cola de ocho metros de largo. Inolvidable.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba