Deco

Esta silla de diseño es tendencia deco (Juliana Awada la tiene en el escritorio)

Se llama Wishbone y es un ícono del diseño desde hace 50 años cuando fue creada por el arquitecto y diseñador danés Hans J. Wegner. Siendo una silla clásica, hoy es tendencia en deco. Carl Hansen & Son hace las originales, pero hay réplicas de buena calidad (hechas a mano) o low cost (procedentes de China). Descubrimos que Juliana Awada tiene dos y en los últimos días varias influencers de deco le dedicaron posteos. En esta nota, te la presentamos.
Juliana Awada tiene dos sillas Wishbone en su casa, en el escritorio. Foto: IG.

Descubrimos que Juliana Awada tenía dos en una especie de escritorio que tiene contra los ventanales en un rincón del living. Dos sillas Wishbone en la casona Los Abrojos que comparte con Mauricio Macri y sus dos hijas, Valentina y Antonia. Simultáneamente en la misma semana coincidió con que algunas casas de deco e influencers compartieron en sus cuentas de Instagram fotos de esta silla de diseño que es un ícono. Es que la Wishbone, que es una silla clásica, se convirtió en tendencia deco.

Silla CH24 Wishbone, de Zichy Muebles Arte y Diseño. Foto: Mariela Nieva.

Andrés Zichy es diseñador de interior orientado en equipamiento interior y dueño de Zichy Muebles Arte y Diseño (www.zichy.com.ar). Él selecciona a los grandes diseñadores en la historia de la silla y la Wishbone ocupa un lugar especial en su local de Palermo. “Es un ícono, un diseño clásico de hace 50 años y tiene que ver con mi filosofía. Rescato la industria nacional y la mano de obra de la carpintería artesanal. Hans J. Wegner es uno de los maestros en este tipo de silla cuyos materiales son cien por ciento naturales. Las características de la Wishbone tiene que ver con mi filosofía”, le cuenta a Para Ti Zichy.

La silla Wishbone vista de frente. Foto: IG.

“Es una silla orgánica por la forma que tiene, por las curvas, es muy sutil, muy delicada. Una silla hermosa. Y sí, hoy se puede decir que es tendencia, que se usa”, señala Zichy.

Silla Wishbone vista desde arriba: el trabajo con la fibra natural para el asiento es notable. De Zichy Muebles Arte y Diseño. Foto: Mariela Nieva.

Un poco de historia

Wishbone de Deco Duo (@decoduo_ba). Foto: IG

La silla Wishbone es una creación de célebre arquitecto y diseñador danés Hans J. Wegner. Antes de comenzar sus estudios de arquitectura y diseño en la Escuela de Artes y Oficios en Copenhague, Wegner ejerció como ebanista. De ahí su pasión y dedicación al trabajo de la madera.

La silla Ming en la cual se inspiró Hans J. Wegner para crear la Wishbone. A la derecha, la original. Fotos: IG.

También conocida como CH24 o Y por la forma de su respaldo, la silla Wishbone es una pieza que pertenece a la serie “sillas chinas”. Wegner creó esta serie en 1949 inspirándose en los retratos de los comerciantes daneses que posaban sentados en asientos de la dinastía Ming.

A Hans J. Wegner (1914-2007) se lo conoce como “el creador de sillas por excelencia”. Desde sus inicios con 14 años como aprendiz de ebanista en el taller de H. F. Stahlberg, en Tønder (Dinamarca), su ciudad natal, donde sus primeros diseños vieron la luz, hasta su muerte en 2007, a los 92 años, Wegner llegó a diseñar más de 500 sillas, algunas tan icónicas como la Wishbone o el modelo JH 501, la Round chair.

Pero la de mayor éxito comercial fue la CH 24 Wishbone chair. El culto que ha recibido este mueble de roble y cuerda de papel ha hecho que la casa Carl Hansen & Son, para la que Wegner diseñó en exclusiva la CH 24, venga produciéndola sin interrupción desde 1950.

Las Wishbone originales llevaban esta marca. Foto: IG

El proceso de producción de la silla Wishbone, se lleva a cabo artesanalmente desde 1950, por la firma danesa Carl Hansen & Søn. Con una estructura fabricada en madera de haya maciza, aún hoy su asiento se sigue tejiendo a mano con 120 metros de cuerda natural. La cuerda es un material muy duradero que fue desarrollado durante la II Guerra Mundial como sustituto del yute.

Cada año, la firma danesa celebra el cumpleaños del diseñador con una edición especial de la silla que solo puede adquirirse el 2 de abril —aunque puede encargarse desde ya en las tiendas y desde la web—, y de la que se edita un número limitado de piezas. En 2018, por ejemplo creó una edición especial del diseño original de Wegner, con roble envejecido; y en 2019 fue una pieza que sale directamente de una pruebas que el diseñador danés realizó en el taller en los años noventa, pero que finalmente abandonó.

El sello en las sillas Wishbone originales, hoy. Fotos: IG

Una silla que marca tendencia

Divain Home Deco (@divainhomedeco) también la tiene. Foto: IG

Hoy tener una Wishbone en algún rincón de la casa es sinónimo de tendencia. Se hace imposible, por los costos, tener una original, pero hay buenas réplicas hechas a mano (hay que tener cuidado con las de origen chino de fabricación industrial que terminan siendo de mala calidad). “Son calidades diferentes, hechas en tiempos diferentes. Esta silla no debería ser una que se hizo en un montón, sino especial, hecha a mano, cortada sección por sección. Tengo clientes que buscan estas sillas hechas a mano. Esta silla tiene el alma de lo que está hecho a mano“, asegura Zichy.

Las originales se distinguen por su número de serie con el sello de Carl Hansen & Søn, que las elabora artesanalmente desde los cincuenta.

Para el escritorio, de Divain Home Deco. Foto: IG.

“La Wishbone es un ícono, todas las mueblerías la quieren vender. Hoy es muy pedida porque la gente gracias a las redes sociales conoce un poco más de diseño y la busca. Es tendencia a full“, confirma Zichy.

De Claraboia&Co (@claraboiaandco). Foto: IG.

Súper versátil

LA Wishbone tiene la ventaja de ser una silla muy versátil: queda bien en cualquier ambiente y se adapta a todos los estilos, desde el más clásico al más moderno. Va con cualquier tipo de mesa, formato y material.

Por su ligereza y funcionalidad queda perfecta en cualquier espacio donde se la coloque. Puede estar en el hall de entrada, en el living, el comedor, la cocina, el escritorio o en el cuarto. Podés mezclarla con otras sillas que por su diseño escultórico nunca pasará desapercibida.

Con impronta nórdica. Foto: IG.

Ecológica en su esencia

“Además esta silla cuenta con la ventaja de estar elaborada con materiales naturales como la madera y la fibra o papel craft natural (el papel vegetal que hace a las cuerdas que se tejen para el asiento. Por eso me la piden los clientes que aman lo sustentable y la ecología“, afirma Zichy. “Incluso para estos clientes, la silla se lustra con un hidrolaqueado que no es contaminante”, agrega.

“Se hace en fresno, teca, guindo o petiribí. Tiene muchas variables. Al hacerse artesanalmente le podemos brindar toda la variedad que el cliente nos pide. Es muy versátil”, comenta Zichy.

Con mesa moderna. Foto: IG
Junto a mesa larga de madera. Foto: IG
Acompañando en el living. Foto: IG
Una de las cocinas que se publicaron en Para Ti Deco. Foto: IG
En el cuarto. Foto: IG

Pintadas de colores

Algunos las prefieren pintadas de colores. “Esto tiene que ver con las tendencias de colores que se usan cada año. Cada cliente personaliza la silla a su gusto”, comenta Zichy.

Negras para una cocina donde predomina el blanco. Foto: IG
Pintadas de blanco. Foto: IG

En azul. Foto: IG.

Otra versión en negro. Foto: IG

Blanco para una deco de tipo nórdica. Foto: IG.

Notas relacionadas