Deco

La espectacular casa de Shakira en Miami, blanca y minimalista (en venta)

Ni étnica, ni llena de brillos, ni cargada de estampas animal print. La casa que la cantante colombiana tiene en Miami, y que desde hace más de 1 año está a la venta, propone un estilo de playa relajado y minimalista, que prioriza la monocromía del blanco de pies a cabeza. Te invitamos a conocerla.
La casa, construida en 1951, ha pasado por varias reformas. En una de ellas se armó este maravilloso deck que enmarca a la piscina, con galerías abiertas y áreas chill out. Todo en blanco, por supuesto.

De cara al mar, en el 3140 de North Bay Road, Miami Beach, se encuentra la casa que Shakira adquirió en 2001 por 2,5 millones de euros, y que hace ya más de 1 año, y luego de varias reformas (sumado a la fama de su dueña) se puso a la venta por la friolera de 11,6 millones de euros… una ganga.

La casa es de 1951 y está ubicada en una zona de privilegio, con vecinos famosos como Jennifer Lopez, Matt Damon, Calvin Klein y Ricky Martin.

Pero la realidad es que esta bella mansión de unos 750 m2 en dos plantas, más un generoso jardín y muelle privado, hace tiempo que no tiene uso.

Desde que comenzó su relación con el futbolista Gerard Piqué, en 2010, luego del Mundial de Sudáfrica, Shakira no abandona su casa en Esplugues de Llobregat (Barcelona) donde vive además con sus pequeños hijos, Sasha y Milan.

Blanco total para el living, de espíritu minimalista. Solo el verde del jardín suma una nota de color.
La otra cara del living, con los almohadones XXL como eje de un sector chill out junto a la chimenea de diseño minimalista, enmarcada por dos estantes.

La casa de Shakira en Miami por dentro

La casa fue reciclada en varias oportunidades y hoy ofrece seis dormitorios, siete baños y amplios y luminosos salones, además de un gym, una espaciosa oficina, y unas galerías exteriores maravillosas, con un deck escalonado que desciende hasta la pileta y el muelle privado mientras propone diferentes áreas de relax.

En el living, el espíritu minimalista de la deco dice presente. Sillones con fundas de lino blanco, almohadones XXL sobre una gran alfombra de pelo cortado y dos etéreas mesa de vidrio al centro, forman una ronda sobre los pisos de madera clara especialmente traídos de España.

La chimenea, un diseño ultra depurado que remata en dos estantes y un gran espejo, aparece enmarcada por dos paños fijos de vidrio por donde se cuela el verde exterior.

Estilo clásico para el comedor, donde se cuelan señales del espíritu árabe de la familia Mebarak. Las sillas, de patas torneadas y estructura patinada en un gris metalizado, acompañan al gran mesón de madera con sus patas patinadas. Todo sobre una gran alfombra oriental.

El comedor de la casa de Shakira en Miami es clásico, amplio, y se corre un poco del blanco total ara sumar ligeras pinceladas de un gris metalizado. El toque moderno corre por cuenta de los cuadros con frases. Y hay un guiño al mundo árabe en la gran alfombra oriental que contiene todo el sector. Fanales con velas y floreros con flores recién cortadas son de la partida.

Un área de relax para tomar un descanso post pileta, tocar el antiguo laúd o sentarse a fumar la pipa de agua tan común en los países árabes. Por primera vez aparecen las estampas, muy delicadas y en color azul.
Una isla con espacio para guardado en las dos caras y una cómoda superficie de trabajo. Está diseñada en madera laqueada con mesada de Corian blanco.
La otra cara de la cocina incorpora la madera clara como suave contraste ante el dominio del blanco. La isla culmina en una mesa de comedor diario con espacio para seis comensales.

A Shakira le gustan las cocinas grandes, abiertas e integradas con el comedor diario y el playroom. De la cocina original de la casa (construida en 1951) no queda aquí ninguna señal. Todo fue reciclado a nuevo.

Los amoblamientos son de última generación, en termoformado blanco, sin herrajes a la vista y con los electrodomésticos integrados: wine bar, heladera y hornos.

Una isla con tapa de Corian resuelve espacio de guardado y superficie de trabajo, además de sumar espacio a modo de desayunador.

Culmina en una mesa cuadrada que se anima a dar una estocada de contraste con su tapa en madera clara, la misma usada en el bajomesada de otro sector de la cocina.

Un dormitorio en suite digno de Las mil y una noches para la reina del pop latino. Domina el blanco, por supuesto.
En el baño, algunas señales del mundo árabe dicen presente en los marcos de los espejos y en los apliques de pared.

El dormitorio con su baño en suite sigue la línea del resto de la casa: muebles blancos y colores claros. Sorprende el tamaño del respaldo tapizado y el toque apenas metalizado y brillante de la alfombra.

En tanto en el baño en suite, sorprende la generosa bañera rectangular que invita a tomar largos baños de inmersión. Completa el espacio un gran mueble vanitory en madera laqueada de blanco, con doble bacha y grifería cascada de última generación.

Los espejos, con sus marcos metálicos, imponen un toque árabe. Lo mismo sucede con los apliques de pared: el diseño zigzagueante parece inspirado en Aladín.

Este dormitorio de huéspedes propone una cama estilo tatami (al ras del piso) pero en tamaño XXL. La secundan un espejo y unos módulos abiertos de guardado. ¿La rareza?: una alfombra verde brillante con la estampa de un tigre.
La pisicna se encuentra a un costado de la casa, apenas escondida tras las altas ligustrinas y la fila de palmeras y en línea con la costa.

Desde la piscina, con fondo y paredes en turquesa, se puede ver el mar y la costa irregular de Miami Beach. Unas ligustrinas altísimas brindan privacidad junto a la hilera de palmeras.

El deck escalonado se completa con áreas de solarium y galerías exteriores, todas con muebles en blanco absoluto. Un exterior de lujo para una casa bellísima que aún aguarda un nuevo dueño.

Notas relacionadas