Efecto Tini: cuánta catarsis emocional hay en las canciones
 

Efecto Tini: cuánto puede hacer de catarsis emocional en las letras de canciones

La escritura y la música cómo catarsis emocional: de este tema reflexiona el psicólogo Alexis Alderete.
Lifestyle
Lifestyle


Para un músico la práctica de escribir canciones es más que poner palabras en papel. Ellos transforman sus experiencias significativas y las transmiten para que otros puedan conectarse con lo que sienten y tratan de transmitirlas en diversos niveles de emotividad.

Los músicos a menudo experimentan un caudal de sentimientos mientras componen, conocido como estado de Flow, donde quedan inmersos y enfocados en lo que están atravesando, conectándose profundamente con cada emoción que surge y pueden transmitirla en palabras por el impulso de acción que le imprime cada pensamiento y emoción.


Estos artistas se permiten conectar con mayor facilidad con la mente emocional, que es el estado mental cuando las emociones están en control y no están equilibradas por la razón. Las emociones controlan el pensamiento y la conducta.

Hay un control por el estado de ánimo, los sentimientos y las ganas de crear. Sucede debido a la exposición continua a diversos eventos, como un ambiente invalidante donde crecieron o se desempeñan actualmente, el estrés debido a los diversos compromisos o la ingesta de sustancias que exacerban las emociones y la falta de regulación emocional.


Además, escribir canciones es un acto de autoexploración profunda. Es un viaje de introspección hacia lo más profundo de sí mismos, donde pueden confrontar sus miedos, sus alegrías, sus heridas y sus esperanzas. En ese proceso de excavación interna, pueden descubrir nuevas capas de su propia identidad y comprender mejor quiénes son realmente.


La escritura de letras de canciones también puede ser una experiencia liberadora y catártica. Para algunos músicos, es como abrir las compuertas de sus emociones reprimidas y dejar que fluyan libremente. Es una oportunidad para desahogarse, para sacar a la luz lo que han estado guardando en lo más profundo de su ser. En ese sentido, escribir canciones se convierte en un acto de autenticidad radical, donde pueden ser completamente ellos mismos sin juzgarse ni reprimirse.


También puede ser desafiante y lleno de frustraciones. Los músicos a menudo luchan con la autoexigencia, la autocrítica y el bloqueo creativo. En esos momentos de duda y ansiedad, la escritura de canciones se convierte en un campo de batalla interno, donde deben enfrentarse a sus propios demonios que los persiguen y superar obstáculos creativos.

Los problemas ocurren si las emociones generan un patrón de conductas ineficaces y controlan todo su comportamiento. Puede haber beneficios positivos a corto plazo, pero muy negativos a largo plazo; cuando conduce a otros estados y eventos dolorosos (por ejemplo, la ansiedad y la depresión que pueden ser dolorosas en sí mismas). Donde lamentablemente muchos artistas musicales han perdido la vida entregándose a lo que sus letras predicaban.


A pesar de los desafíos, escribir canciones es una forma de arte que les permite crear algo desde la nada, algo que puede trascender el tiempo y tocar el corazón de quienes los escuchan. Es una oportunidad para dejar una marca en el mundo, para compartir una parte de sí mismos con los demás y para ser recordados longeva e inmortalmente a través de su música.


Como oyentes cuando nos sumergimos en la experiencia musical, nuestro cerebro despierta áreas responsables de la empatía y la conexión interpersonal. Estas regiones son el hogar de las neuronas espejo, que operan como un espejo emocional, reflejando las acciones y emociones de los demás como si fueran nuestras.

De esta manera, la música se convierte en un puente que nos permite no solo entender, sino también sentir profundamente el mundo interior de los demás. A través de la música, podemos experimentar el dolor, la alegría, la tristeza y una amplia gama de emociones compartidas, creando así un vínculo emocional que trasciende las barreras individuales y nos conecta en un nivel más profundo y significativo.


Fuente: Alexis Alderete (MP 85367) es Licenciado en Psicología. Egresado de la Universidad del Salvador. Especialista en Trastornos de Ansiedad y Entrenamiento en Habilidades. (Fundación Foro). Posgrado en Sexología Clínica (Sociedad Argentina de Sexualidad Humana).

Suscribite al newsletter de Para Ti 

Si te interesa recibir el newsletter de Para Ti cada semana en tu mail con las últimas tendencias y todo lo que te interesa, completá los siguientes datos:

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig