Fit

Los 10 mandamientos del fitness

Para creer y reiventarse, 10 frases inspiradoras con el espíritu de Para Ti Fit para empezar a cambiar tu vida y encontrar tu mejor versión.
El fitness se trata de encontrar tu mejor versión. Foto: 123rf

1. Pondrás metas reales. El fitness se trata de encontrar TU mejor versión. Está buenísimo inspirarse en otras personas, pero no te obsesiones con parecerte a alguien más. Primero, porque es objetivamente imposible. Y segundo, porque ese es un camino destinado a la frustración. Te aconsejo que primero te fijes objetivos a corto plazo. Ser testigo de tus logros va a aumentar tu autoestima y te va a llenar de energía para ir por más.

2. Confiarás en los que saben. Así como cuando te duele una muela vas al dentista o cuando se te rompe un caño llamás al plomero, cuando queremos cambiar nuestro estilo de vida tenemos que consultar con un médico y/o nutricionista. Aunque estemos en una era en la que muchas veces se googlean síntomas antes de ir a la guardia del médico, soy una convencida de que ponerse en manos de especialistas nos va a hacer llegar a nuestras metas de una manera mucho más rápida, eficaz y saludable.

Honrarás el trabajo de fuerza. Palabra de Agus Dandri. Foto: Maxi Vernazza.

3. No te importarán los kilos. Es un hecho científico y matemático: el peso que marca la balanza no tiene por qué reflejar tu imagen corporal. Es que si bien 1 kilo de grasa pesa lo mismo que 1 kilo de músculo, no ocupan el mismo espacio porque el músculo es mucho más denso. Para conocer nuestra composición corporal y poder hacer un seguimiento de la evolución tenemos varias metodologías: a través de fotos (siempre con la misma luz, momento del día y ropa), de las mediciones de un centímetro, de la reconocida balanza InBody (la tienen algunos nutricionistas) o de la antropometría (un estudio muy preciso e indoloro que hacen deportólogos y nutricionistas con certificación I.S.A.K). Así que, a partir de ahora, usá la balanza sólo para pesar frutas y verduras. 

4. Honrarás el trabajo de fuerza. Todavía sigue vigente el mito de que para bajar de peso hay que hacer horas y horas de cardio. Pero  ¿alguna vez viste a un fisicoculturista “matándose” en la cinta o en una clase de zumba? Ojo, el ejercicio aeróbico es espectacular para mantener el corazón fuerte, liberar endorfinas (mejora nuestro humor) y oxidar unas cuantas calorías. Sin embargo, un cuerpo fit se construye desafiando a nuestros músculos. “No pain, no gain” (o “sin esfuerzos no hay resultados”).

Hidratarse sobre todas las cosas. Foto: 123rf.

5. Seguirás tu plan nutricional. Habrás escuchado que el 20 % de los resultados son producto del ejercicio y un 80 % de la nutrición. Y los que saben coinciden en que la gran diferencia siempre está en la dieta. Es que es mucho más fácil hacer 1 hora de ejercicio que cuidar lo que comemos durante 24 horas seguidas los 365 días del año. Por eso el fitness no plantea una dieta con principio y final sino aprender a alimentarnos según los requerimientos y metas de cada uno.

6. No matarás los permitidos… y seguirás disfrutando. ¿De qué sirve tener un cuerpo magro y con el six pack de acero si nunca más te comiste tu helado favorito o una copa de vino? Disfrutar de las comidas y bebidas que te gustan –aunque no sean tan sanas– no sólo te hace bien a la mente y el alma, sino que además no va a afectarte para nada en tu meta. De hecho, estos “permitidos” o “cheat meals” (como se los conoce en la jerga fit) están contemplados dentro de cualquier plan nutricional.

Kit para ponerse en movimiento. Foto: 123rf.

7. Te pondrás en movimiento. Además de hacer algún ejercicio (crossfit, musculación, funcional, boxeo, running) es importante ser una persona activa. El ser humano no fue creado para estar ocho horas sentado delante de la computadora o ver todas las temporadas de House of Cards al hilo echado en el sillón. Descansar está bárbaro, pero si tu meta es estar sano, fuerte y fit tenés que moverte un poco más.

8. Te tomarás en serio el descanso. Muy poca gente le da al descanso la importancia que tiene. Pero los fitness más pro le rendimos culto al buen dormir. ¡Sin exageraciones! Es que el músculo crece durante la fase de sueño profundo. Para lograr un cuerpo fit no sólo hay que entrenar y comer sano, también hay que descansar como se debe y tratar de mantener el cortisol (conocida como la hormona del estrés) bajo raya.

Serás tu mejor amiga. Foto: 123rf.

9. Buscarás aliados. Los haters están a la orden del día. Nunca falta el que te dice que los rollitos te quedaban mejor, que la vida es una sola (y por eso “deberías comerte todo”) o aparecerán para ponerte todo tipo de palos en la rueda. Esto generalmente sucede porque a mucha gente, al no animarse a cumplir sus sueños, le da bronca ver al que sí lo está haciendo. STOP. Si identificás a uno de esos seres tóxicos, simplemente no te lo tomes como algo personal. Tratá de rodearte de todas las personas que vibren en tu misma sintonía, que también estén buscando su mejor versión y te motiven a ir por más. Esto no quiere decir que todos tus amigos deban ser fit, pero sí que te acepten y apoyen en tu decisión de cambiar.

Si estás en paz con vos misma, serás imparable. Foto: 123rf.

10. Serás tu mejor amiga. El fitness es un cambio de vida. Te vas a conocer más que nunca, descubrirás aspectos de tu personalidad que ignorabas y te asombrarás de lo que sos capaz de lograr. Sin embargo, el camino no va a ser todo color de rosas. Amigarte con las frustraciones y ser autocompasivo será tu mayor reto. Si estás en paz con vos mismo y no sentís la presión del afuera, serás imparable. Vos podés. Vas a poder. Creetela.

Notas relacionadas

Bitnami