Manuela Viale habló de su familia, de su novio y reveló su particular hobby - Revista Para Ti
 

Manuela Viale habló de su familia, de su novio y reveló su particular hobby

Porta uno de los apellidos más "ilustres" de la tevé, aunque siempre buscó su propio camino. Hoy, con 30, vuelve a la televisión en un reality de cocina. En una charla íntima dio a conocer varios aspectos curiosos de su vida, como sus inicios como maestra jardinera y el criadero de mariposas que tiene en su casa.
News
News

Manuela Viale se animó una vez más a la televisión, participando en el reality El gran premio de la cocina, todas las tardes por la pantalla de El Trece. La joven de 30 años ya tiene experiencia en la actuación, el modelaje y la conducción, aunque sus comienzos fueron en un rubro bien diferente.

"No me imaginaba actriz, ni lo soñaba para mi vida. Quería ser maestra jardinera y trabajé dos años como helper en un jardín de infantes, pero me salió un casting para la serie italiana Tierra rebelde, para mi sorpresa quedé –fue el peor casting que hice en mi vida– y tuve que dejar el jardín. Me encantó la experiencia, y todo se dio de manera muy natural. Fue algo que me cautivó de grande. Después hice Dulce amorAliadosQuiero vivir a tu lado, y encontré mi faceta de conductora al frente de Fans en Vivo (MTV)", le contó Manuela Viale a la revista HOLA.

Con respecto a esta nueva faceta vinculada con la cocina, fue algo que descubrió durante la cuarentena: “Empecé a cocinar en cuarentena, y como soy muy competitiva me encantó la propuesta. Hago muy buenas pizzas caseras con harina integral, queso azul, cebolla caramelizada y hongos salteados, panes integrales, y soy muy dulcera… me luzco con el flan, lemon pie, rogel, y budines”.

Foto: IG

En cuanto a cómo lleva su apellido, uno de los más conocidos del ambiente, precisó: "La gente piensa que por el apellido estás acomodada y a veces genera más complicaciones que beneficios. Hay mucho prejuicio, pero estoy acostumbrada y convivo con eso hace años", aclaró, mientras describió con detalle el vínculo que tiene con cada uno de sus hermanos. Con respecto a Juana Viale (su hermana mayor), dijo que son inevitables las comparaciones pero que no les hace caso: "Compartimos el amor por la naturaleza y los animales, y somos muy compañeras. Ahora me ayuda mucho con el reality de cocina: practico en su casa. Nos llevamos bien; nuestro vínculo evolucionó con los años. También tengo muy buena relación con mis sobrinos", detalló la "China", apodo que tiene desde muy chica.

Foto: IG

Además, reconoció tener una relación "increíble" con todos sus hermanos: "Cuando éramos más chicos, tal vez Nacho era un poco cuida… Y después yo lo fui con Matías", que es el más chico. "Admiro a mis tres hermanos por lo que hacen. Matías también trabaja en el medio, en una productora de cine que le maneja la carrera a Fito Páez".

Manuela es geminiana (nació el 5 de junio, “pero tengo ascendente y luna en Piscis, entonces soy muy sensible”, reconoció y también compartió que su papá, Ignacio Viale del Carril, es a quien le pide consejos en cuanto a su carrera: "Él tiene una consultora de comunicación y conoce mucho el medio. Somos muy unidos. Mis padres se separaron hace años y a los 15 me fui a vivir con él. Con Matías vivíamos saltando de casa en casa y nos quedaba más cómodo asentarnos por el colegio en un lugar, porque siempre nos olvidábamos algo y era un lío", reconoció.

Un amor a distancia

Manu está en pareja hace tres años con el futbolista Federico Freire (mediocentro en Santos F.C. de la Liga 2 de Perú), su mejor amigo desde los 15 "durante mucho tiempo negamos el amor entre nosotros. Yo siempre dije que quería un hombre con su personalidad: bueno, compañero, familiero, pero nunca lo había visto con esos ojos. Creo que negamos que algo más nos pasaba por miedo a perder una relación de amistad que siempre valoramos mucho. Y cuando nos sinceramos con lo que sentíamos no hubo matices, fue de un extremo al otro: de ser mejores amigos pasamos a ser novios y a convivir".

Foto: IG

También comentó que nunca vivió sola: que de la casa de su padre pasó a la convivencia con su novio, aunque ahora sí lo hace por fuerza mayor, dado que él se encuentra radicado en Perú por su profesión. "Lo fui a visitar en junio. Ahora vuelvo a ir para allá en un mes. Es difícil llevar una relación a distancia, pero lo manejamos bastante bien, con mucha comunicación. Tuvo una posibilidad de irse cuando nos pusimos de novios, pero le pedí que no se fuera y que nos diera tiempo para consolidarnos como pareja. Ahora puedo soportarlo, igual siento que es más difícil para él porque es él quien está viviendo el desarraigo".

Luego aclaró que no viviría en un lugar que no le guste, aunque también dijo "soy permeable y siento me que adaptaría. Me encantaría tener la experiencia de vivir afuera, tal vez en Madrid, aunque también me gusta el mar".

En cuanto a cómo imagina su familia en el futuro, precisó: "Siempre dije que quería ser madre joven, aunque cada vez lo veo más lejos, porque siento que es una responsabilidad muy grande. Tengo mis sentimientos encontrados pero pese a los replanteos, me gustaría ser madre".

Foto: IG

Un hobby muy particular

Una curiosidad con respecto a ella es algo que descubrió también durante la cuarentena: le apasionan las mariposas y comenzó a criarlas en su jardín. “¡Son mágicas!" comentó y dijo que se entusiasmó mucho con este proyecto "Cuando vinieron a hacerme una huerta en casa. Sumé a mi jardín las plantas hospederas de las orugas de la mariposa monarca, que son las asclepias. Y en invierno las entro, porque mi teoría es que si yo tengo frío, ellas también. Mi novio se ríe, pero así siento que las ayudo para que no se las coma un pájaro. Empecé a convivir con ellas y son mágicas. También cambié mis plantas y sumé las que tienen flor con néctar para que tuvieran alimento".

Foto: IG

Además, aclaró que es una defensora de la ecología: "Hago compost, reciclo la basura, tengo mi huerta. En unos días viajo al Sur a reforestar, que me da un respiro al alma porque siento que pongo mi granito de arena. También estoy en camino a ser vegetariana. Todavía como algo de pescado, pero sé que lo voy a dejar. Cuando se prendió fuego Australia me generó mucha angustia y decidí que no podía ser tan hipócrita de amar tanto a los animales y estar comiéndomelos. Desde mis redes trato de contagiar para que otros se sumen a cuidar nuestro planeta".

Finalmente, compartió cuáles son sus sueños: "Quiero seguir creciendo, encarando nuevos desafíos… no pienso a largo plazo porque no sé qué me puede pasar mañana, y menos en este país en pandemia. Trato de vivir haciendo lo que amo, creo que es lo más parecido a la felicidad".

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig