Otro día doloroso para Ana Rosenfeld – Revista Para Ti
 

Otro día doloroso para Ana Rosenfeld

La abogada más temida de los famosos homenajeó a su fallecido marido con un posteo desgarrador.
News
News

El 9 de octubre del año pasado uno de los capítulos más oscuros de la vida de Ana Rosenfeld comenzó a escribirse. La muerte de Marcelo Frydlewski se produjo en Miami un tiempo después de contraer coronavirus, luego de pasar dos meses internado en grave estado y con un cuadro que empeoró producto de las secuelas que el virus dejó en su cuerpo.

La abogada más temida de los famosos intentó recuperarse del golpe, aunque se sabe que este es un duelo del que se puede reponer… pero la herida siempre va a estar abierta. Desde fines del año pasado se refugió en Punta del Este, se reencontró con amigos y buscó tomar fuerza para todo lo que viene este 2022.

Pero este miércoles, el calendario marca una fecha muy especial: Marcelo hubiera cumplido 59 años. “Primer 2 de febrero sin poder decirte feliz cumpleaños. Cada día mas difícil enfrentar esta cruda realidad”, escribió en un desgarrador posteo que realizó en Instagram.

“Tu sonrisa, tu actitud, tu bondad que siempre reflejo tu mirada, esa caricia protectora… y ese privilegio de haberme levantado cada mañana a tu lado ya no te tengo más. Se que ya no cumplís años, pero cada 2 de febrero prenderé una vela en tu homenaje. Dios te cuide donde estés”, agregó.

Ana Rosenfeld contó que sueña con su marido

La abogada más temida de los famosos reconoció que “nunca recuperas las fuerzas después de semejante pérdida” y que sí se está fortaleciendo para una nueva vida. “Te das cuenta de que la persona que amas no va a volver. Por lo tanto, sabes que en algún lado está y que pone la mejor energía positiva para empujarme y no dejarme caer. Me preparo con fuerza. Tengo una familia hermosa: hijas, nietos y amigos”, dijo.

Emocionada, la letrada manifestó que se conecta con su ser querido: “Es una conexión muy mía, muy interior. Recién pasaron tres meses a pesar de los dos en que estuvo internado. Cuando sueño, siento que sueño despierta. Lo veo. Siento que me sigue apoyando, empujando y me dice ‘Anita, no caigas porque yo estoy al lado tuyo’. Pero la realidad es que no vuelve. Es algo muy privado y la conexión es una energía que irradia a mi alrededor”.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig