Nicolás Pachelo: el sospechoso de siempre detrás del caso María Marta García Belsunce – Para Ti
 

Nicolás Pachelo: el sospechoso de siempre detrás del caso María Marta García Belsunce

El vecino más temido del country, el que María Marta García Belsunce creía capaz de haberse robado a su perro para luego cobrar rescate, el mismo que lleva un prontuario por hurtos y robos, ahora vuelve a estar en la mira de la justicia. Si bien está cumpliendo una condena por varios robos, además, está pendiente un juicio contra él por el crimen de la socióloga. Si bien él se negó a participar en la serie documental de Netflix ¿Quién mató a María Marta?, su nombre vuelve a cobrar fuerza.
News
News

¿Quién es Nicolás Pachelo? Era el vecino que siempre estuvo en la mira por el crimen de María Marta y ahora volverá a estar en el banquillo de los acusados en un nuevo juicio por el asesinato de la socióloga.

María Marta García Belsunce fue asesinada de 5 balazos el 27 de octubre de 2002. Ahora Netflix estrenó una serie documental sobre el caso.

El perfil de Nicolás Pachelo

Diagnóstico psicopatológico de Pachelo Identificación: trastorno severo de la personalidad-psicopatía-personalidad asocial/antisocial. Psicodinámica evolutiva: hacia el psicópata desalmado (Schneider) Carácter de la conducta: peligroso para terceros. Rasgo principal: total incorregibilidad. Las conclusiones escalofriantes del diagnóstico psicopatológico firmado por el presidente de la Academia de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Enio Linares, y que integra el cuerpo 15 de la causa por el homicidio de María Marta García Belsunce, vuelven a cobrar relevancia por estos días. El nombre de Nicolás Pachelo (27 años al momento del diagnóstico que transcribimos, 44 en la actualidad) resuena como el del principal sospechoso del crimen de la socióloga que apareció semisumergida en la bañera de su casa del country Carmel de Pilar el 27 de octubre de 2002 con seis tiros en la cabeza.

Pachelo se convirtió en un célebre jugador de póquer.

También te puede interesar: ¿Quién mató a María Marta?: la nueva serie documental de Netflix renueva el caso García Belsunce

"Pachelo es un tipo oscuro y violento"


Nicolás Pachelo no es el único que tuvo que volver a enfrentar a la justicia. Su exesposa, María Inés Dá­valos Cornejo, declaró durante nueve horas el y aceptó cotejar su ADN con el perfil de tipo femenino que se encontró, junto con dos masculinos, en la escena del crimen. Dávalos fue mencionada durante el juicio como “la dama de rosa”, comprometida después de que una amiga de María Marta (Nora Pichi Taylor) trazara el identikit de una mujer de rasgos similares a los suyos que vio salir de la casa de María Marta la tarde del crimen. En la declaración indagatoria Dávalos respondió entre 60 y 70 preguntas sobre su niñez y su pasado con Pachelo, a quien conoció cuando tenía quince años y con quien tuvo tres hijos, Felipe, Santos y Cruz.

La relación terminó mal y en 2009 se separaron: hubo denuncias de amenazas por parte de ella y una orden de restricción perimetral para que él no se le acercara. Cuando le preguntaron si creía que su exmarido podría ser capaz de asesinar a María Marta, Dávalos, según su abogado Diego Olmedo, fue rotunda: “No tengo ningún elemento para asegurar que fue el autor de ese crimen. Sí que es un tipo violento y oscuro. Les robaba a sus amigos”.

Nicolás se peleaba con todo el mundo cuando no se imponía su voluntad, era muy vio­lento verbalmente y reservado respecto a lo que hacía o dejaba de hacer. Actualmente, cuenta Olmedo, Pachelo tiene poca relación con sus hijos, que al momento del divorcio tenían 14, 11 y 10 años. Ella relató que el día del crimen de María Marta habría salido temprano del country para dejar a sus hijos con su mamá en Palermo e ir con unas amigas a un recital de Diego Torres.


El prontuario de Pachelo

Hoy, Pachelo está detenido.


En la causa, que ya acumula 42 cuerpos, el nombre de Nicolás Pachelo aparece en varios docu­mentos asociado a situaciones de “simulación, ocultamiento de identidad, incendios, robos, incitación al suicidio”. Se lo describe, además, con las características de un psicó­tico: “ausencia de angustia, carencia de culpa, patología de la acción, perversión narcisista y permanencia del ello (instintos y pulsiones), inexistencia de súper yo (autoridad, valores, normas culturales)”.

En la pericia psicopatológica se enumeran algunos antecedentes de Pachelo a lo largo de su vida, hechos complejos que datan incluso de su niñez y que coinciden con la declaración de Jacqueline Barbará, el segundo amor de su padre. Tuvo una vida bastante turbulenta mientras crecía. Aunque se crió en la alta sociedad acomodada como hijo de un piloto de carreras y su primera esposa, pasó la mayor parte del tiempo con la segunda esposa de su padre, porque aparentemente su propia madre no podía "manejarlo". A los seis años le habría prendido fuego a la cuna de un medio hermano. Pero hay más. No están del todo claros los suicidios de sus padres.

Roberto Pachelo, destacado corredor de autos y pionero en la categoría Turismo Carretera, se quitó la vida en 1996 y, en 2003, Silvia Ryan, su madre, saltó al vacío desde un piso 11, en pleno proceso judicial en el que su hijo estaba involucrado. El día del crimen de María Marta, Pachelo asegura haber ido a comprar con ella un regalo para su hijo Felipe (que había cumplido 7 años) a Paseo Alcorta. Su madre declaró que la pasó a buscar entre las 18.45 y las 19 y que él se había quedado leyendo el diario, buscando “casa para mudarse, en los clasificados del diario La Nación”, en el patio de comidas del shopping. Pero el informe psicológico genera suspicacias bajo el título “Inducción al suicidio”: “Su madre portaba una crisis psicológica y un conflicto emocional en aumento, debido a los actos y conductas de su hijo que la confundían –la presencia del hijo en una compra y lugar fuera del horario del crimen a acreditar con su testimonio y objetos (tarjeta de crédito) que la acorralan en un deseo cansado de escapar, abandonar, dormir, de ‘muerte’–.

Por otro lado, el suicidio de su padre, siete años antes, tam­bién fue estudiado por varios motivos: el impacto por arma de fuego en el parietal izquierdo cuando el suicida era diestro; después del hecho, además, desapareció documentación y las llaves de la caja fuerte.

También Pachelo es mencionado en el incendio de la casa de su hermanastro, que fue señalado como intencional por la compañía de seguros. También se lo acusa del robo de chequeras en el barrio Tortugas y de palos de golf a tres socios del club, que luego puso en venta en un local de la zona a nombre de Nicolás Ryan (apellido materno).

Sospechoso del crimen de María Marta

Algunos indicios no cierran del todo. Las antenas de telefonía de Pilar captan a Pachelo haciendo llamados desde la zona, después del horario en el que mataron a María Marta (alrededor de las 18.30), mientras él asegura haber estado en Capital. Además, tres testigos lo vieron corriendo a metros de María Marta, poco antes del crimen. Con esta nueva línea se reactiva el móvil del robo. Un cofre metálico de la asociación benéfica “Amigos del Pilar” que María Marta guardaba en su casa con dinero, tres chequeras y la llave de una caja de seguridad podrían haber sido el detonante del crimen.

Por otro lado, a la justicia le genera sospechas que el lunes 28 de octubre, cuando todavía no habían pasado veinticuatro horas del hecho y aún se hablaba de un accidente, Pachelo le haya preguntado a un mozo de una estación de servicio: “¿Saben algo de la mujer que mataron en el country?”

Pachelo se convirtió en un célebre jugador de póquer. Pero hoy está arrestado por varios robos. Y será también sentado en el banquillo de los acusados por el crimen de María Marta junto con dos ex vigilantes del Carmel.

Hoy está detenido en la Unidad No. 23 de Varela, Pachelo, ya lleva dos años preso y está imputado por tres "robos agravados por efracción" (con pena de 3 a 10 años de prisión); un "robo simple" (un mes a 6 años); dos "hurtos agravados por uso de ganzúa, llave falsa o verdadera sustraída" (de 1 a 6 años); y dos "hurtos simples" (un mes a 2 años).

El botín robado los cinco hechos en el country Tortugas de Pilar ascendió a 32.000 euros, entre 1.600 y 2.000 dólares, 9.000 pesos, tres lingotes de oro, una pistola Glock, joyas y relojes. La prueba clave contra Pachelo son los videos de las cámaras de seguridad que, según los fiscales, lo captaron andando en bicicleta por el country, merodeando las casas robadas y hasta huyendo con una caja de seguridad y una barreta entre sus manos.

Otros dos hechos por los que será juzgado ocurrieron en el country Nordelta de Tigre, donde se llevaron 240.000 pesos, 7.000 dólares, relojes y ropa. Y el octavo y último robo, en el Club de Campo Abril, en Hudson, partido de Berazategui, donde robaron joyas y relojes.

Pachelo ya cuenta en 2005 con una condena de tres años y tres meses de cárcel por robar en casas de amigos y en 2019 un tribunal federal lo dio dos años de prisión en suspenso por vender drogas sintéticas en fiestas VIP organizadas en quintas del conurbano.

Y está a la espera del juicio por el crimen de María Marta, tras lo cual, de ser declarado culpable, tendrá que enfrentar cadena perpetua.


Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig