Sandra Lindsay, la enfermera que quiso ser la primera en vacunarse contra el covid en EEUU.: «Vi el dolor y sé que esto es lo que necesitamos para ponerle fin» – Para Ti
 

Sandra Lindsay, la enfermera que quiso ser la primera en vacunarse contra el covid en EEUU.: "Vi el dolor y sé que esto es lo que necesitamos para ponerle fin"

Por muchas razones, Sandra Lindsay quiso ser la primera en vacunarse contra el coronavirus en Estados Unidos. En esta nota, su historia.  
News
News

Quiso dar el ejemplo. En su ciudad, Queens, el coronavirus no tuvo piedad, en especial para la gente de color como ella. Por eso, Sandra Lindsay (52), una enfermera de cuidados intensivos fue la primera en vacunarse contra el covid en Estados Unidos.

"En el momento en que me enteré de la vacuna, al ver las noticias y me enteré de que Pfizer y otras empresas estaban trabajando diligentemente para crear una vacuna, les dije a mis amigos y familiares que sería el primero en la fila para tomarla. Acabo de ver todo el sufrimiento y el dolor y sé que esto es lo que necesitamos para poner fin a esta pandemia. Para mí era importante tomarlo", comentó esta enfermera en una entrevista.

El momento en el que le aplican la vacuna. Foto: Fotonoticias.

Y continúa diciendo: "Así que les dije abiertamente a todos, incluidos mis líderes en mi hospital, que me ofrecería como voluntaria para vacunarme. No quise esperar. Quería predicar con el ejemplo. Como minoría, quería infundir confianza en mi gente que se parece a mí, decir que es seguro, guiarme por la ciencia, no tener miedo".

Sandra estuvo desde el comienzo de la pandemia en la primera línea. Es directora de la unidad de cuidados intensivos en el Centro Médico Judío de Long Island, donde supervisa cinco unidades de enfermeras.

"Es ver a mi equipo trabajar entre 14 y 16 horas para salvar vidas, sostener las manos de la gente mientras se está muriendo, llamar a los familiares y hablar con ellos cara a cara, es llorar con la gente", aseguró la enfermera.

"Es seguro vacunarse. La gente ha oído hablar de los efectos secundarios (fiebre, dolor en el brazo), pero no sospecho que será diferente de la vacuna anual contra la gripe. Incluso si hay un poco de dolor o mucho dolor, es mejor que la alternativa". Foto: Fotonoticias.

Desde que tenía 6 años y vivía en Jamaica, el sueño de Lindsay era ayudar a los demás. "Esta es la razón por la que se convirtió en enfermera, especialmente al crecer en un país del tercer mundo como lo hicimos nosotros. Le apasiona la salud de las personas ", contó su hermano, Garfield Lindsay. "Poder ser un ejemplo como este para recibir la vacuna, es muy significativo".

Además, Lindsay perdió a una tía y a un tío a causa del covid-19. "Estábamos asustados", comentó en una entrevista sobre los primeros días de la pandemia en su hospital de Queens. "Tenía que permanecer insensible a veces y seguir adelante".

Su personal trabajaba 16 horas al día. "No se trata solo de manejar a otras enfermeras y el estrés. Ella ha lidiado con tantas muertes", dijo su hermano. "Le recordé lo fuerte que es, cómo se preparó para esto. Que es importante no romperse porque hay otros que la miran y cuentan con ella".

Ser enfermera para ayudar a los demás

Lindsay y su hermano fueron criados en Jamaica por sus abuelos. Cuando era niña, Sandra Lindsay soñaba con ser enfermera como una forma de ayudar a los demás. Al convertirse en enfermera, logró hacer realidad su sueño.

"Crecí en Jamaica con mi abuela como cuidadora. Tenía algunos problemas de salud, por lo que la ayudaría a administrarle los medicamentos. Entonces supe que quería ser enfermera. Cuando emigré aquí, en 1986, simplemente perseguí mi sueño", contó ella en una entrevista.

Ella se ofreció como voluntaria. Quería dar el ejemplo. Foto: Fotonoticias.

Lindsay se mudó a los Estados Unidos siendo joven y se inscribió en un programa de enfermería. Ahora, en la sala de conferencias del hospital donde trabaja recibió la vacuna.

"No esperaba todo esto, que estaría en la televisión y las redes sociales. Para mí, no se trata de la atención, se trata de transmitir el mensaje", comentó Lindsay. Y dijo que era importante para ella, como mujer negra, tomar la vacuna como un mensaje para quienes desconfían del sistema médico debido a una mala conducta histórica o porque han sufrido racismo médico.

Sandra Lindsay recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer. Foto: Fotonoticias.

Para ella trabajar en pandemia fue "agotador. Estaba oscuro. Fue doloroso ver el sufrimiento. Trabajamos muchas horas tratando de salvar vidas. Como directora, dirigí un equipo de enfermeras y personal de apoyo, y trabajar junto a ellos, ver el dolor, el coraje y el miedo en sus ojos mientras realizan sus tareas diarias fue muy difícil para mí".

"Desafortunadamente, debido a la historia, mi población, las minorías, las personas que se parecen a mí, dudan en vacunarse", expresó. Las vacunas no funcionarán "si solo algunas personas se vacunan".

"Es seguro vacunarse. La gente ha oído hablar de los efectos secundarios (fiebre, dolor en el brazo), pero no sospecho que será diferente de la vacuna anual contra la gripe. Incluso si hay un poco de dolor o mucho dolor, es mejor que la alternativa", aseveró.

"Mi abuela está sonriendo ahora mismo. No tenía idea de que yo perseguiría mis sueños", comentó.

"Estoy emocionada, pero sobre todo por lo que significa, lo que significa. Significa esperanza, significa alivio, significa curación, significa el comienzo del fin de una época muy oscura para nosotros. Así que fue emocionante para mí", concluyó.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig