El delineado que genera un efecto lifting inmediato – Para Ti
 

El delineado que genera un efecto lifting inmediato

Una de las tendencias beauty más fuertes: el delineado inverso, uno de los looks que usó Dior para lanzar su última colección de Alta Costura. Es muy fácil de hacer y logra alargar la mirada como ningún otro.
Belleza
Belleza

El eyeliner inverso, que estira la mirada, es la última tendencia que llega desde Europa. Genera un efecto óptico que logra elevar la mirada casi como si hubieras pasado por un lifting.

Y tiene un plus: al contrario que los delineados que se realizan en el párpado superior -que requieren un perfecto trazo ascendente para evitar el efecto de ojo caído- es muy fácil de hacer.

El eyeliner inverso, que rasga el ojo pero desde el párpado inferior, fue recientemente utilizado para lookear a las modelos en el último desfile de Alta Costura de Dior. Y se convirtió casi en un eyeliner "de culto" -que se vio mucho en azul oscuro casi negro- que también se vio en la alfombra roja del Festival de Cannes, con lo que se convirtió en una tendencia absoluta.

Su artífice, Peter Philips (director de la creación y de la imagen del maquillaje de Dior) dijo que con esta idea, "quería crear una variación del delineado inferior en un tono azul oscuro que uniera la costura y lo cool, que fuera intenso a la vez que delicado".

El maquillador belga consiguió el efecto aplicando primero un eyeliner negro en lápiz al ras de las pestañas inferiores, desde el lagrimal hacia el extremo exterior del ojo. Como segundo paso, con una brocha plana, repasó el trazo negro con una sombra azul. Para suavizar el efecto, se difumina todo con un brocha.

Es más fácil de hacer, ya que no es necesario cerrar el ojo para trazar la línea y porque se traza continuando la forma del ojo.

Cómo lograrlo, paso a paso

1- Preparar y hidratar el rostro y la zona de la ojera.

2- El párpado superior se maquilla con un toque de luz en el móvil, para dejarlo neutro pero iluminado.

3- Para el delineado inverso, lo mejor es usar un eyeliner en gel. Se comienza por la cola del eyeliner, marcando una línea a ras de pestañas desde casi el final del ojo que recorre la zona externa de la línea del agua, y se conecta con la zona del párpado móvil superior, metiendo el color un poco incluso en este.

4- Llegados a este punto, se trabaja la zona del lagrimal: con un pincel biselado se marca desde la línea del lagrimal hacia el exterior, en línea recta, al ras de pestañas, hasta llegar a conectarlo el trazo con el delineado que hemos realizado en la zona externa, hasta el párpado superior.

5- Como remate, se puede maquillar la línea de agua con un lápiz. Se puede difuminar el conjunto para que quede un acabado más suave.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig