6 curiosidades que tenés que saber sobre la aglaonema costatum: la planta de interior ideal para principiantes – Revista Para Ti
 

6 curiosidades que tenés que saber sobre la aglaonema costatum: la planta de interior ideal para principiantes

Es una de las 20 especies que componen el género aglaonema de origen tropical. Súper resistente, no requiere de cuidados exigentes y es perfecta para decorar y llenar de frescura, cualquier rincón del hogar. Conocela mejor e inspirate para sumarla en tus ambientes.
Deco
Deco

Decorar con plantas es tendencia y cada vez son más las personas que se animan a incursionar en este maravilloso mundo. Aglaonema costatum es una especie perfecta para empezar a hacerlo: no requiere de cuidados exigentes, se adapta con facilidad a diferentes ambientes y tiene el poder de conquistar cualquier rincón.

En esta nota, todo lo que tenés que saber sobre esta especie: curiosidades, cuidados y mantenimiento.

Es una planta que no requiere de cuidados exigentes. Foto: gentileza @holagajito

Aglaonema es un género formado por unas veinte especies diferentes. Entre ellas se encuentra la costatum que se caracteriza por tener unas llamativas hojas de un color verde intenso acompañadas por pequeñas manchas blancas irregulares.

Originaria de Asia y Nueva Guinea es herbácea perteneciente a la familia araceae, su crecimiento es lento, puede alcanzar una altura de 35cm y se la considera una planta ornamental (aquellas que se cultivan y comercializan con fines decorativos por sus características estéticas).

Puede desarrollarse sin problemas sólo con luz artificial y quizás la única desventaja que tiene esta especie, es que resulta tóxica para los amigos de cuatro patas, por lo que es clave no dejarla a su alcance.

Un primer plano de sus características hojas. Foto: gentileza @holagajito

Cuidados básicos de la aglaonema costatum

Si bien pueden desarrollarse sin problemas en espacios con sombra o con iluminación artificial, el ambiente ideal para colocar esta especie es aquel que tenga una buena dosis de luz tamizada. Eso sí: siempre evitando los rayos directos del sol, ya que éstos podrían quemar sus hojas.

Esta especie puede desarrollarse sin problema sólo con luz artificial. Foto: gentileza @deviviryanti

Su riego debe ser moderado, ya que no tolera el exceso de agua y puede causar la pudrición de sus raíces. Lo ideal es hacerlo siempre que el sustrato esté completamente seco y se recomienda pulverizar sus hojas para evitar que las puntas se sequen.

Es importante tener en cuenta que es una planta tóxica para animales. Foto: Pinterest

El sustrato debe contar con un buen drenaje y se puede utilizar fertilizante durante su época de floración (primavera y verano) para contribuir aún más su crecimiento.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig