Escritorios para dos: 10 ideas y tips para resolver un espacio compartido – Revista Para Ti
 

Escritorios para dos: 10 ideas y tips para resolver un espacio compartido

Resolver un escritorio para uno tiene sus cuestiones pero cuando el espacio debe ser compartido (algo muy común en tiempos de home office) la apuesta se redobla. Mirá estas opciones para resolver con astucia, recursos y estilo un espacio de estudio o trabajo para dos.
Deco
Deco

La pandemia obligó a repensar y rediseñar los espacios de estudio y/o trabajo. Pero a muchos les tocó redoblar la apuesta y equipar o ambientar estos espacios como escritorios compartidos: por dos hermanos, por una pareja, por un padre/madre y su hijo.

Un espacio de trabajo o estudio compartido obliga a satisfacer varias (y diferentes) necesidades, ya que están en juego los gustos, comodidades y hasta caprichos, de dos personas. 

Aquí te traemos algunos diseños de oficinas especialmente para estudiar o trabajar de a dos:

Un largo tablón con caballetes para un escritorio para dos. (Pinterest).

1. Escritorio low cost con tablón XL

Con una madura robusta y larga y un par de caballetes se puede resolver un escritorio para dos a bajo costo. El resto pasa por personalizarlo con corchos ayudamemoria, pizaras, grillas para alzadas y demás accesorios. Calculá siempre que para que resulte cómodo cada puesto del escritorio debe tener al menos 120 centímetros de largo x 80 cm de ancho.

Un diseño en espejo con una cajonera doble central. (Pinterest).

2. Una cajonera doble como accesorio de división

Una cajonera doble y con diseño en espejo, puede ser suficiente para dividir cada sector en un largo escritorio diseñado simplemente con un tablón de madera maciza. Además de marcar una separación y darle apoyo a la tapa de madera, suma una un necesario espacio de guardado.

Dos lámparas con luz puntual caen sobre cada puesto de estudio en esta propuesta para dos. (Pinterest).

3. Iluminación puntual para cada puesto de trabajo

La luz natural es un bien muy preciado en espacios de trabajo: cuanto más cerca de la ventana esté el escritorio, mucho mejor. Pero también importa la luz artificial, que preferentemente debe contemplar una luz general en el cielorraso y otra puntual (dos, en el caso de los escritorios compartidos) para cada puesto de trabajo.

4. Escritorios en "L": otra forma de compartir espacio

Los diseños en "L" permiten compartir un mismo escritorio pero con cierta privacidad, ya que casa usuario mira para otro lado. Lo ideal es hacerlos a medida en el largo deseado, cuidando que las sillas no se choquen al correrse.

Los diferentes elementos de cada alzada le dan personalidad a este escritorio. (Pinterest).

5. Un escritorio doble con personalidad en cada alzada

Si el escritorio contempla un diseño en espejo para cada usuario (como en este caso) la diferencia puede estar en la alzada. Ahí se puede jugar con elementos diferentes. Por ejemplo, una hilera de estantes de un lado y una grilla del otro, o una biblioteca

Una división central separa aquí cada sector de un escritorio doble. (Pinterest).

6. Dos escritorios con una división central

Otra alternativa para evitar posibles distracciones y ganar un poco de privacidad, es incluir un separador que divida las dos zonas de escritorio y de paso suma otra superficie extra de apoyo. Los muebles modulares para oficinas dan estas posibilidades, como el apéndice extra que marca una separación en este caso.

Tonos neutros y un diseño net para esta propuesta de escritorio doble. (Pinterest).

7. Escritorio doble, net y en tonos neutros

Los tonos neutros son ideales para escritorios compartidos. Porque además de llevarse bien con casi todos los tipos de muebles, aceptan ser compartidos por usuarios de distintas edades o sexos. Para darles intensidad vale añadirles acentos de otros colores, tanto para el espacio total o para cada zona del escritorio.

Los detalles tienen el poder de personalizar cada sector de un escritorio doble. (Pinterest).

8. Personalizar con detalles: una solución para escritorios compartidos

Fondos, alzadas, sillas, libreros, lámparas y accesorios decorativos en general son algunas formas de decorar cada zona y diferenciar a cada uno de los usuarios de este espacio.

Tonos pastel y detalles con personalidad en este escritorio para dos. (Pinterest).

9. Trabajo compartido y en tonos pastel

En este escritorio para dos chicas las sillas marcan una diferencia en cuanto al color y las patas, pero contemplan el mismo tipo de respaldo como punto de unión. La propuesta, que se resolvió con un tablón y caballetes además de una cajonera central, es muy relajante y femenina.

Un diseño sobrio, ideal para sumar un espacio de estudio en un dormitorio. (Pinterest).

10. Tablones y estantes para un escritorio sobrio

Este diseño sobrio y súper simple se logró con un tablón de madera enchapada que oficia de escritorio y otros dos más livianos a modo de estantes. El diseño sobrio y super depurado, es ideal para escritorios de trabajo insertos en otros espacios, como zonas de paso (pasillos) o incluso cuando se lo ubica del dormitorio.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig