Lifestyle

Huevos de Pascuas para coleccionar… ¡y comerlos!

Es un huevo… Es una obra de arte… Es un muñeco de colección… Todo eso son las piezas de chocolate inspiradas en personajes símbolo de Oriente (geishas, samuráis y luchadores de sumo) que disfrutamos de ver a la distancia en estas Pascuas en cuarentena.
La colección “Memorias del Japón” ¡de huevos de chocolate” del pastry chef Damián Betular. Foto: Gentileza Damián Betular

Celebrar las Pascuas de una manera diferente, de eso se trata… (y ya desde antes de la cuarentena y el coronavirus), esa fue la idea de Damián Betular.

El pastry chef, jurado del reality Bake Off Argentina, creó una increíble colección de huevos de Pascua 2020, ¡comestibles, de chocolate!

Se trata de una tradición que impuso ya hace unos años con su equipo en Duhau Patisserie, que primero tuvo a México como inspiración -con sus cactus y sus Frida Kahlo-, luego en 2019 sorprendió con su colección rusa.

Obras de arte (¡de chocolate!)

Damián Betular y su obra, “Memorias del Japón”, en Duhau Patisserie. Foto: Paula Ikeda

Y en este 2020, la fantasía no se suspendió por cuarentena y la inspiración para esta Easter Collection llegó desde Oriente:

El pastry chef se la dedicó a Japón. Fue un trabajo de meses entre bocetos e imágenes de referencia hasta llegar a la creación de los diseños para la colección Pascuas que se lució -por solo unos días, pre cuarentena- en los escaparates de Duhau Patisserie: “Memorias del Japón”.

Las colecciones, por el mundo

“Estas Easter Collections surgieron de Palacio Duhau después de años de hacer colecciones como granjas, gallinas, conejos con sus zanahorias”, explica Damián Betular, el mismo que cada domingo revisa con detenimiento cada pieza en el reality televisivo Bake Off.

¿Huevos de chocolate? Ellos son Shuntaro y Akira, los dos luchadores de sumo de Duhau Patisserie. Foto: Gentileza Damián Betular

“Decidí empezar a inspirarme en países que tuve la oportunidad de conocer y que significaron algo para mí -describe Damián-. Trasladar esa cultura a las Pascuas me pareció algo innovador y divertido, para darle algo nuevo a nuestros clásicos huevos”.

“Algo innovador y divertido, para darle algo nuevo a nuestros clásicos huevos”

Arrancamos con México, entre huevos de chocolate con forma de cactus y de Fridas. Y una mesa de temática donde, con pastelería imitamos nachos con guacamole y piñatas mexicanas. Hicimos macarons con formas de palta, guirnaldas mexicanas de chocolate…”

Los pilares del Japón, hechos huevos de chocolate. Foto: Gentileza Duhau Patisserie

“Después continuamos con Rusia, con unas matrioshkas y los clásicos pintados rusos. Con huevo enorme de 100 kilos de chocolate y una mesa de Pascuas con guitarras y macarons”.

Los cuatro pilares

Un poderoso campeón de sumo, en la colección “Memorias del Japón”. Foto: Gentileza Duhau Patisserie

“Pero Japón es un país que amo y adoro. Hice un viaje ¡y me volví loco! -comenta Betular a Para Ti– Hacía mucho tiempo que tenía ganas de dedicarle hacer esta colección ‘Memorias del Japón’“.

” Japón es la mezcla perfecta entre lo milenario, las tradiciones y el futuro”.

La colección, en los escaparates de Duhau Patisserie. Pocos pudieron creer que se trataban de huevos de chocolate, completamente comestibles. Foto: Paula Ikeda

Se trata de enormes huevos de chocolate decorados por el equipo de Duhau Patisserie acompañados por versiones mini, para deleitarnos en Pascuas.

Destino: el Sol Naciente

Ella es Sakura. Betular tomó en cuenta a cada detalle de las geishas y sus detalles que van desde los colores hasta el largo de la mangas de sus kimono. Foto: Gentileza Duhau Patisserie

“Quise representar cuatro íconos que para mí eran importantes destacar de su cultura y hacerlo bien, de una manera respetuosa y correcta”, destacó Betular.

“Así conté con la colaboración de la Embajada del Japón, con libros, textos e ilustraciones para poder investigarlos bien”, detalla el pastry chef:

Cada detalle fue tenido en cuenta. Huevos que más que de chocolate, podrían ser ¡de oro! Fotos: Gentileza Duhau Patisserie

Cuatro pilares que me volvieron loco de Japón en mi paso por Tokio, Kioto y lugares asombrosos como el Monte Koya -destaca Betular-. ¡Todo eso resumido! Porque Japón es la mezcla perfecta entre lo milenario, las tradiciones y el futuro“, remarca.

Los huevos de chocolate versión samurái, parte de los paisajes del Jardín Japonés. Foto: Gentileza Duhau Patisserie

“Así nacieron estos huevos de chocolate representando a las geishas -sus aprendices, las maiko-, los samuráis, el sumo -que es el deporte nacional del Japón- y el arroz“.

Creaciones como los luchadores de sumo –Shuntaro y Akira– y el samurái Tomomori. También la geisha Sakura (Damián Betular tomó en cuenta a cada detalle de las geishas y sus detalles que van desde los colores hasta el largo de la mangas de sus kimono) y el cultivador de arroz.

Colores, detalles y texturas fueron tomadas en cuenta a la hora de crear los huevos de chocolate. Foto: Gentileza Duhau Patisserie.

“Fue una manera de honrar una cultura y hacer de las Pascuas algo más allá de huevos de chocolate, sino toda una colección que tenga un significado”, resume Betular.

Vos, ¿te animarías a romperlos?

El arroz y sus recolectores, pilares de la cultura milenaria del Japón. Foto: Gentileza Duhau Patisserie

Notas relacionadas