La tierna (y triste) historia detrás de Olivia, la perra que conquistó a la China Suárez con sus peluches

La China Suárez había compartido el video de una golden caminando con peluches en la boca y unas hebillas arriba de sus orejas. En esta nota te contamos la historia de Olivia, una perra que tras perder a su dueño pudo recuperarse de la mano de su nueva cuidadora.

Malena junto a Olivia, la adoptó porque nadie podía hacerse cargo de ella. Foto: gentileza Malena Stein.

Conocimos a Olivia a través de la China Suárez. Ella compartió en stories un video en el cual Olivia paseaba con peluches en la boca y tenía hebillas en la cabeza. Y quisimos conocer la historia detrás de esta simpática golden.

Ahora Olivia está bien, pero costó tiempo y dedicación que se recuperara. Había perdido a su dueño, Luis, y entrado en una fuerte depresión llamada “mal de ausencia”. Pero Malena Stein y toda la manada (Felipe, “el paralítico; la gata “asmática” de 22 años; y Camila) la rescataron.

Olivia, con hebillas y su peluche. Foto: IG.

¿Cómo fue que Olivia formó parte de la manada Stein?

Rescato animales desde hace bastante. Además de mis mascotas, siempre hay algún perro que rescato y lo cuido hasta darlo en adopción. Antes de Olivia estaba Athos, que tenía 13 años y yo me encariñé mucho con él. También era un golden…

Un mes después que Athos murió me empezaron a mencionar en Twitter con las publicaciones de Olivia. Su dueño había fallecido no teniendo familia acá en Argentina, solo tenía una hija en Estados Unidos.

Ella había averiguado y como Olivia tenía 10 años, los veterinarios le habían dicho que no iba a resistir un vuelo de Argentina a Estados Unidos. Entonces decidí darle hogar temporal. Cuando me trajo a Olivia a casa, me entregó un juguete y unas zapatillas del dueño, que ella solía llevarle y ponerle en el pie al señor porque tenía problemas de columna.

Olivia con el resto de los integrantes de la manada Stein. Foto: gentileza Malena Stein.

¿En qué estado estaba Olivia?

En un estado terrible: no comía, no tomaba agua. Tenía algo llamado “mal de ausencia”. Lloraba todo el tiempo con la zapatilla en la boca, lo llevaba de un lado al otro. Pensé que no lo iba a lograr. Yo recibo donaciones de juguetes para ayudar en diferentes lugares y un día veo que roba juguete de ahí y empieza a estar un poquito más animada… Cada vez que traían donaciones, Olivia buscaba y separaba un juguete para ella. Le ayudó un poco a estar mejor de ánimo. Empezó a dejar de lado los zapatos de su dueño a cambio de los juguetes. Ahora, sólo busca los zapatos de Luis los días de tormenta, pero ya no es la misma. Superó esa depresión enorme que tenía.

Con su peluche lista para ir a pasear. Foto: gentileza Malena Stein.

Ibas a darle un hogar temporal, y al final Olivia se quedó definitivamente con vos…

La idea no era quedarme con Olivia, porque ya no tengo lugar para tener a otro. La chica tenía que volver a Estados Unidos y estaba destruida… Me pidió por favor que me quedara con Olivia. La verdad que es adorable. Es muy educada. Se nota que la han tenido con mucho amor.

Puede interesarte

El primer mes Olivia se pegó mucho a mí. Los veterinarios dijeron que no iba a soportar dos separaciones en poco tiempo. Así que dije Olivia se queda. Por suerte, la hija del dueño anterior se hace cargo de todos sus gastos. Porque yo ya tengo animales gerontes que me insumen mucho.

Ahora tenemos que castrarla porque vino con unos quistes en los ovarios que crecieron mucho en el último tiempo.

¿Y cómo es el tema que quiere ponerse hebillas y colitas para salir a pasear?

Ella cuando quiere salir a la calle, busca en una caja que tiene hebillas, bandanas y colitas y me pide que se las ponga. Después agarra los peluches y estamos listas para salir. ¡Es un personaje!

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba