El desgarrador relato de Analía Franchín sobre su sobrino con TEA, internado hace 12 días: «Pide que lo aten porque no se quiere lastimar más» – Revista Para Ti
 

El desgarrador relato de Analía Franchín sobre su sobrino con TEA, internado hace 12 días: "Pide que lo aten porque no se quiere lastimar más"

Analía Franchin y el mal momento de su sobrino con TEA
La panelista de "A la Barbarossa" se quebró al contar el mal momento que está viviendo el menor de 13 años, que además tiene piel atópica.
News
News

Este martes, al aire del programa "A la Barbarossa", Analía Franchín se quebró mientras trataban la noticia de un caso de bullying extremo que sufrió un niño con autismo maltratado por sus compañeros. Fue entonces que la panelista relató el calvario que está viviendo el hijo mayor de su sobrina, que tiene TEA (Trastorno del espectro autista) y está internado hace doce días.

Cuando Para Ti la entrevistó, ella habló por primera vez de la situación en la que estaba una de sus hermanas.

"Tiene piel atópica y con su problema de TEA tiene la parte sensorial tan afectada que no se da cuenta y se lastima. Tiene crisis de ansiedad y se lastima. Está con la mitad de su cuerpo infectado, le pide a los médicos que lo aten a la noche porque no se quiere lastimar más", contó Franchín en el ciclo de Georgina Barbarossa por la pantalla de Telefe.

Angustiada, detalló: "Toma tanta batería de medicación que ya no sabés qué es lo que le da alergia. Encima la medicación psiquiátrica tarda entre tres o cuatro semanas en hacer efecto. Entonces cuando cambiás hay que hacer un proceso de adaptación a ver si funciona y en el medio se lastima, camina y deja sangre en el piso".

La ex participante de "Masterchef Celebrity" explicó que su sobrina, la mamá del nene, debe acompañarlo las 24 horas del día en el hospital, motivo por el cual no se puede hacer cargo de su otro hijo, que también tiene TEA.

"El más chiquito tiene acompañante terapeútico, no tiene percepción del peligro. No puede tener nada a su alcance como cuchillos, tenedores, cosas de vidrio. Así estamos, desesperados", agregó sobre la complicada situación familiar que atraviesa. En ese sentido, señaló que tanto ella como una de sus hermanas y su mamá, de 84 años, ayudan a su sobrina. Sin embargo, también tienen otro problema muy grave relacionado con el padre de los menores, a quien le hicieron una denuncia penal por maltrato.

A la hora de reflexionar sobre las dificultades que afrontan las personas con Trastorno del espectro autista y sus familias, Analía Franchín resaltó: "La gente no tiene idea lo que sufre un chico con TEA, no está bien informada. Cada vez hay más chicos así y hay menos inclusión para ellos. Antes iban a colegios especiales, pero también es estigmatizarlos. Muchas veces comparten jornadas con chicos que tienen otras patologías y en vez de avanzar retroceden. La idea es que se integren con otros compañeros".

Al respecto, hizo un mea culpa sobre los prejuicios que ella tenía y lo que llegó a aprender a raíz de sus sobrinos. "Yo entiendo muchas veces, inclusive lo pensé como mamá, capaz me hincharía las bolas que haya un pibe en el grado que no para de gritar. Pero de eso se trata la vida, de que el que está al lado muy probablemente sea diferente a vos. Hay que adaptarse, convivir con este tipo de casos. Lamentablemente cada vez son más", concluyó.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig