Nino Dolce y su cambio de vida: cómo pasó de trabajar en Playboy TV a comulgar la religión judía, cambiar de nombre y estudiar Kabbalah – Para Ti
 

Nino Dolce y su cambio de vida: cómo pasó de trabajar en Playboy TV a comulgar la religión judía, cambiar de nombre y estudiar Kabbalah

Después de una vida plagada de excesos, participar de Gran Hermano Famosos en 2007 y trabajar en Playboy TV, Nino Dolce hizo un viaje al Amazonas que le cambió la existencia y lo llevó a cambiar de rumbo de manera drástica. Hoy abraza la religión y conduce un programa en la radio de la colectividad. 
News
News

Nico Dolce es ahora Noah Ben Sarah, un hombre dedicado a la religión, estudiante de la Kabbalah (una ciencia espiritual dedicada al judaísmo), que se mantiene alejado de los escándalos mediáticos de los que supo ser protagonista años atrás.

Nino y su cambió de look. Foto Instagram

Su cambio, del cual habló hace un tiempo en su paso por le programa Hay que ver, sobrevino después de un "viaje chamánico al Amazonas", donde permaneció once meses alejado de la civilización. A su regreso, se volcó a la religión -originalmente él es judío-, estudió y ahora conduce un programa en Radio Jai, la emisora de la colectividad.

Nino Dolce habló de su cambio de vida en "Hay que ver"

Acerca de su experiencia en los medios, Nino relató que su paso por Gran Hermano Famosos, en 2007, fue "nefasto". “Fue a partir de ese nefasto reality, que alguien me dijo que lo haga porque era divertido, y daba medio morbo conocer la casa. Me parece que a la gente que está ahí la picadora de carne mediática la liquida. Yo venía laburando muy bien en Playboy, y entré ahí y fue como... yo también me presté”, contó el mediático que también había trabajado en Playboy TV.

En el Amazonas, donde estuvo once meses. Foto captura.

Nino contó que fue su amistad con los músicos de Los Auténticos Decadentes lo que lo llevó a viajar al Amazonas para conocer a un chamán. “Armé la mochila y me fui a un lugar bastante rústico. La idea es encontrarte con vos mismo, no tenés dispositivos, ni redes, tenés que enfrentarte a tus quilombos”, relató.

Ahora es un activo practicante de la religión judía. Foto Instagram.

Y agregó: “Es como la película Náufrago, hablaba con los objetos. Uno está acostumbrado a socializar todo el tiempo, y cuando está solo busca en su propia sombra una compañía”, relató y agregó que la experiencia le "abrió un canal espiritual".

Nino en la época de Gran Hermano.

Al regresar a Buenos Aires fue a un templo y experimentó lo que sería su gran cambio: quiso meterse de lleno en la religiosidad. Con la guía del rabino Ari Sigaloff inició el proceso de aprendizaje que aún no ha terminado: cambió su nombre, se hizo la circuncisión y estudia la Kabbalah dos veces por semana.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig