Quién fue Benjamín Solari Parravicini y cuáles fueron sus predicciones sobre el futuro de la Argentina – Para Ti
 

Quién fue Benjamín Solari Parravicini y cuáles fueron sus predicciones sobre el futuro de la Argentina

El profeta, mejor conocido como “el Nostradamus argentino” tuvo durante su vida reveladoras visiones sobre el futuro del mundo y también sobre nuestro país.
News
News

Nació en 1898 en una adinerada familia de la aristocracia de Buenos Aires. Desde muy chico, se dice, era diferente y varios de los relatos de sus allegados dan cuenta de ello. Dicen que en ocasiones guardaba parte de su comida para dársela, según decía, al duende que vivía atrás de su placard y que lo visitaba de noche. También cuentan que lo encontraban hablando solo, mirando hacia un rincón que parecía vacío pero en el que él veía “al hombre de las alas”.

"La Argentina tendrá su 'revolución francesa', en triunfo. Puede ver sangre en las calles si no ve el instante del 'hombre gris'". (1971)

Alarmados, sus padres lo llevaron en aquel entonces a varios especialistas para saber si tenía alguna enfermedad mental, pero el pequeño Benjamín pasó sin dificultades todos los testeos.

Dibujaba todo el día y, siendo más grande, se dedicó por completo a la pintura y forjó una exitosa carrera: recibió las felicitaciones del entonces presidente Marcelo T. de Alvear y expuso en Bélgica, donde consiguió una medalla de oro y logró que el rey Alberto I adquiriera una de sus obras.

"Argento será sacudida en terremotos, fuego, pestes, inundaciones y pax. Fin". (sin fecha)

Parravicini eligió el arte como el medio para representar sus visiones. Según decía, el "ángel" -que nunca había dejado de visitarlo- fue quien le ordenó que lo hiciera, mientras se veía obligado a ocultar sus interacciones paranormales, ya que la gente aún no estaba preparada para recibir esa información.

Pero todo cambió en 1932 cuando, una noche, algo lo despertó de repente y lo hizo levantarse repentinamente a escribir frases que no entendía y que le eran dictadas por una voz interior. Aterrado, destruyó sus anotaciones y se puso a rezar pensando que había sido poseído por un demonio. El fenómeno se repitió días más tarde, pero esta vez guardó los papeles en los que había escrito y dibujado.

"El Hombre Humilde en la Argentina joven se allega para gobernar.
Él será de casta joven y desconocida en el ambiente. Mas será santo en maneras, creencia y sabiduría. ¡Él llegará luego de la tercera jornada...!" (1967)

Más hechos paranormales

Otro de los hechos reveladores que mencionaba Parravicini y que fue tratado en profundidad por el investigador de fenómenos ovni, Fabio Zerpa en su libro Benjamín Solari Parravicini: el Nostradamus de América, fueron sus encuentros con entidades. El artista narró un episodio en el que se cruzó, una madrugada, con dos hombres altos, rubios y de ojos celestes casi blancos vestidos con atuendos muy extraños y que le hablaron en un idioma incomprensible. 

El pájaro de luz de la joven Argentina iluminará el mundo en caos". (1967)

Este encuentro se repitió dos semanas después, cuando los mismos seres se le volvieron a acercar, mientras una enorme luz lo envolvía hasta transportarlo a una sala circular, con paneles luminosos y un tubo central. Le hablaron al artista de forma telepática y le dieron un mensaje en grupos de tres palabras. "Debes predicar amor. Universo es armonía. Los estamos observando. Conducta es agresiva. Tenemos muchos elegidos. Volveremos a encontrarnos", le dijeron. tres horas después Parravicini regresó al mismo lugar del que se lo habían llevado, pero para él sólo habían transcurrido unos instantes.

Al regresar a su casa, se fue a dormir y lo hizo durante 27 horas seguidas. Despertó sabiendo que su misión era predicar la paz en un mundo que se estaba volviendo cada vez más violento. 

El futuro de Argentina

¿Qué vio sobre Argentina? Parravicini vaticina un futuro feliz para Argentina que llegará luego de varias etapas difíciles que inundarán de injusticia y muerte a la Nación. En sus escritos, anuncia que Argentina y Sudamérica serán las tierras que darán el alimento y el refugio al mundo luego de una gran catástrofe.

"La Argentina despedazada, partida en dos ideas levantará un fantoche de nueva doctrina. La iglesia hará silencio. La oración vencerá", sostuvo en 1939. Esta profecía se conecta con la que hace menciona una insurrección que culminará con la llegada del del "hombre gris", haciendo referencia a una persona que no elige entre blanco y negro o entre izquierda y derecha. 

El primer dibujo que alude a este personaje data de 1938. "Nuevo sol. Nueva luna. El árbol seco de la Argentina sabrá de una era de nueva lluvia. Llegará hacia su suelo la bendición luego de luchas serias, de encuentros y desencuentros, de soberbios gritos y de gritos vencidos. Llegarán tres jefes y dirán. No serán, mas después serán en fuerza y verdad. Ellos llamarán al hombre a hacer y éste será. Él será un hombre gris", anotó al pie.

La segunda ilustración, hecha en 1971 tenía en sus anotaciones: "La Argentina tendrá su 'revolución francesa' en triunfo, puede ver sangre en las calles, si no ve el instante del 'hombre gris'. Otro mensaje esperanzador dice: "La 'clase media' salva a la Argentina. Su triunfo será en el mundo".

"Llegará a la Argentina empobrecida un nuevo Sol. Llegará el día que la falsa palabra sea creída. Llegará cuando las aguas avancen con fuerza de ira, cuando la salud física del ser ciego y atontado sea precaria. Cuando la tierra tiemble bajo sus pies. Cuando la intriga levante la masa. Cuando el ladrón corra en las calles sin ser aprehendido. Cuando la mujer grite por sus derechos y defienda causas políticas. Llegará con el seis en el seis. llegarán en mayo", vaticinio de 1938 que podemos conectar con situaciones concretas que nos atraviesan en la actualidad. 

Otro vaticinio que describe un futuro esperanzador dice: «Argentina, puerto de puerta celeste, de arenas de oro, de pastos verdes, de flores rojas, hablará y dirá: ‘Tierras tengo para el que sufre en quemazón, para el sin hogar, para el huérfano niño, para el que hambre padece, para el desposeido, para el anciano, para el enfermo, para el que nace y para el que deba nacer en este lugar de promisión. ¡Argentina Samaritana… del mundo!». (1942) / «En la Tierra Argentina un nuevo faro… ¡Neuquén!». (1942) / «En el final de la prueba. El Sur de Argentina hablará en triunfo. Allí será el nacer del mañana. Neuquén brújula de brújulas. La costa rionegrina hablará de la gran pesca y del cultivo de algas en sus aguas y del cultivo de frutales en sus alturas, Santa Cruz, será.» (1968)

Parravicini murió el 13 de diciembre de 1974 en Buenos Aires, dejando muchas incógnitas abiertas que algunos estudiosos intentan explicar con sus pictogramas, sus dibujos a distintos amigos y sus frases proféticas escritas en trance, que heredaron sus familiares y amigos. Sus seres queridos cuidaron su legado y escribieron varios libros sobre él, e incluso publicaron sus dibujos y frases para preparar al mundo para el futuro.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig