4 claves para tener en cuenta a la hora de ubicar la tele (sin que arruine la decoración de tu casa)

No es estética y a veces desentona con la decoración del ambiente. Por eso hay que ver bien dónde colocar la tele sin que estropee el living o el dormitorio. Acá te mostramos algunas ideas.

Rodeada de elementos decorativos. Foto: Pinterest.

Opción 1: Tele colgada en la pared

Colgada y disimulada entre cuadros. Foto: Pinterest.

Es la solución para espacios mínimos. Hoy los televisores son planos y permiten la posibilidad de colgarlos con soportes fijos o móviles. Tené en cuenta que la pared no debe ser de durlock ya que no resistirá el peso del aparato. Además tenés que asegurarte que los cables queden escondidos (hay trucos para hacerlo), de lo contrario quedará anti estético verlos cruzados y colgando de la pared.

Disimulado entre repisas, otra manera de colgarlo. Foto: Pinterest.

Tené en cuenta que la última tendencia es rodear a la tele de cuadros o disimularla en medio de estantes. Este es un truco para distraer la atención: en medio de otros objetos el televisor deja de ser el protagonista y por lo tanto no interfiere en la decoración del ambiente.

Opción 2: Apoyado sobre un rack o una cómoda

Sobre una mueble. Foto: Fotonoticias.

Es la solución más sencilla. En este caso será conveniente que el mueble tenga agujeros donde pasar los cables para mantenerlos ocultos.

En esta caso, la tele se apoyó sobre un mueble y se lo rodeó de cuadros. Foto: Pinterest.

Opción 3: Nunca lo ubiques frente a las ventanas

La tele está ubicada de manera perpendicular a la ventana. Foto: Pinterest.

Otra cuestión a la que hay que prestar atención es que nunca debes poner el televisor frente a la ventana sino molestará el reflejo del sol en la pantalla. Siempre conviene ponerlo perpendicular, de espaldas o de costado.

Opción 4: Tené en cuenta la medida del televisor y la distancia

La distancia es fundamental. Foto: Pinterest.

A veces el error está en la proporción cantidad de pulgadas del televisor y metros de distancia del sofá o la cama para verlo. Hay una fórmula infalible: cada 10” de la pantalla requieren 50 cm de separación respecto del lugar desde donde vas a ver la tele.

Tené en cuenta lo siguiente:

  • 30 pulgadas equivale a una distancia de 1,50 m
  • 45 pulgadas equivale a una distancia de 1,80 m
  • 50 pulgadas equivale a una distancia de 2,25 m

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba