Hoy Lady Di hubiera cumplido 59 años (y éstas son sus 7 lecciones de vida)

El tiempo pasa y hoy Lady Di -princesa de Gales y la madre de William y Harry- habría cumplido 59 años. Compartimos 7 lecciones de vida que hicieron de ella una mujer para recordar.

1. Trabajar para vivir

Lady Di cuando ya estaba comprometida con el príncipe Carlos.

Mucho se dijo de Lady Diana Spencer y su relación con el príncipe Carlos de Inglaterra pero pocos recuerdan que la princesa de Gales -quien fuera conocida en el mundo como Lady Di– además de tener su título de nobleza (y más parientes aristócratas que su futuro marido) trabajaba y recibía un sueldo antes de planear su boda.

No era una luz en los estudios, intentó ser bailarina pero la encontraron demasiado alta. Sin embargo no quiso que todo viniera de arriba, no pensaba vivir de un príncipe azul:

Diana Spencer fue maestra y, para cuando el mundo la conoció, era niñera -cuidaba chicos y limpiaba- y con eso se ganaba la vida.

2. Usar la atención mediática para causas solidarias

Los flashes la seguían a donde ella iba.

Llegó un momento en su vida en que los flashes y las persecuciones de los medios se hicieron inevitables. Es por eso que Lady Di decidió darle una vuelta a esa jugada: si no puedes contra ellos…

La princesa dirigió la atención que le daban a causas nobles como campañas antiminas

Es por eso que, en muchas ocasiones, Lady Di dirigió la atención que pesaba sobre ella y la utilizó para darle luz a causas solidarias.

Así fue en su último viaje a África, la princesa abrió el debate sobre el desarme y se convirtió en la abanderada antiminas personales.

3. Una vida “real” para sus hijos

El cuidado de William y de Harry siempre fue prioridad en su vida.

Desde un comentado viaje a Disney, hacer la cola para entrar al cine y hasta escapadas por hamburguesas.

A pesar del control del Palacio de Buckingham (especialmente después del divorcio del príncipe Carlos), Lady Diana luchó para que sus dos hijos tuvieran contacto con la realidad.

La princesa luchó para que sus hijos pudieran tener una vida lo más “normal” posible.

No solo se encargó de que tuvieran una infancia lo más “real” posible (con vacaciones madre e hijos, a solas) sino también fue gran artífice de que William -el mayor y heredero al Trono- visitara con ella hospitales y hospicios, preparándolo para su futuro rol: con contacto con la gente.

4. Lady Di inspiró los cambios que llevó a cabo su hijo Harry

Lady Diana estaba especialmente preocupada por el futuro de su hijo menor.

Lady Di sabía que no podía hacer mucho por su hijo mayor, William. Desde su nacimiento, como heredero natural de la Reina, William no le pertenecía (aún hoy todos sus movimientos dependen de su abuela, Isabel II)

Lady Diana se encargó de no opacar el desenfado del príncipe Harry en su rol secundario en la Corona.

Sin embargo, sí podía hacer más por el más chic: Harry. Así, el actual duque de Sussex se educó con mayor libertad y escuchando atentamente los consejos de su madre.

Si bien Harry solo tenía 12 años cuando Lady Di falleció en 1997, sus lecciones de vida quedaron bien presentes. El duque de Sussex hoy vive con su familia en Norteamérica, algo con lo que Lady Diana siempre soñó.

5. Soltar: el divorcio de la princesa de Corazones

Con acuerdos monetarios y la custodia de sus hijos a salvo, un día Lady Diana soltó: decidió divorciarse e iniciar una nueva vida lejos de la Corona.

Puede interesarte

Lady Diana en su primera aparición tras su entrevista en tevé, ahí estalló la bomba y su alejamiento de la Corona fue una realidad.

La separación tardó 4 años, pero finalmente en 1996 el divorcio salió. Tenía 35 años y era muy joven para llevar una vida infeliz.

6. Diana Spencer demostró que no todo es perfecto

Manipuladora y con problemas de autoestima, así se manejaba Lady Di

A pesar su rostro angelical y su imagen de princesa, lady Diana no era perfecta. Dicen que sufría por sus problemas de autoestima -que la llevaron a su conocida bulimia- y aún sus íntimos remarcan lo calculadora y manipuladora que podía llegar a ser.

Por ejemplo, a la hora de llamar a los paparazzi (con quienes tenía una relación de amor-odio) para decirles dónde estaría y con quien.

Y, el ser quien era no le dio todo lo que hubiera querido. Diana quiso casarse con su amor, el cirujano Hasnat Khan, pero por su condición tan mediática y como madre de un futuro rey eso no pudo ser.

7. Diana: una mujer que supo salir adelante

Su última producción de fotos, para Vanity Fair a días de su muerte. Hoy cumpliría 55 años.

Hasta el día de su muerte, el 31 de agosto de 1997 en un accidente automovilístico en París, Lady Diana vivió una vida sin igual. Una mujer que cambió la historia (o muchas historias) y se convirtió en leyenda.

Es por eso que fue protagonista de numerosos documentales y films (desde “Diana”, con Naomi Watts) hasta la biopic con Kristen Stewart que ya está en camino. También tendrá su rol en la nueva temporada de The Crown.

Ir Arriba