Bajo los cielos del mundo: Laguna Garzón, Punta del Este – Revista Para Ti
 

Bajo los cielos del mundo: Laguna Garzón, Punta del Este

Considero que planificar un viaje es el escenario posible donde voy sentando las bases -expectativas, curiosidades, anhelos- de lo que finalmente constituirá el descubrimiento de un nuevo camino. Así, al recrear las emociones que quedaron grabadas en mi memoria, concluyo cada uno de mis paseos mirando el firmamento, agradeciendo la oportunidad de haber conocido un nuevo destino y llevar de la mano al lector por los mismos caminos que he recorrido bajo los cielos del mundo.
Lifestyle
Lifestyle

Después de cumplir con los nuevos protocolos de viaje, regresamos a Punta del Este tras la pausa provocada por la pandemia. Gracias a la reactivación del turismo la ciudad ha vuelto a brillar con la presencia en sus playas de argentinos, brasileños y, por supuesto, uruguayos.

PUNTA DEL ESTE
Regreso del turismo a las playas esteñas.
PUNTA DEL ESTE
La Mansa, con sus playas llenas de celebrities y famosos, entre ellos José Meolans y familia.

A pesar de que la temporada fuerte comienza habitualmente con las Fiestas de Fin de Año y se extiende prácticamente hasta el 5 de enero, en esta etapa que muchos llaman recuperación, el gobierno de Uruguay decidió abrir sus fronteras. Y cuando eso ocurrió, la gente decidió volver a las costas del país hermano. De esta manera se dio continuidad con las expectativas generadas en el ámbito empresarial, sobre todo en sectores que concentran el turismo de alto poder adquisitivo y en otros con presencia de turismo interno, de brasileños y clase media alta argentina. 

PUNTA DEL ESTE
José Ignacio.
PUNTA DEL ESTE
Indicación para bajar a la playa a través de La Susana.
PUNTA DEL ESTE
Carteles que indican cuidar las dunas: "No me pises", "Las dunas nos protegen", "Protege las dunas".

Si bien disfrutamos de las playas La Mansa, con ondas muy suaves, y La Brava con intensas olas, en este viaje elegimos Laguna Garzón por ser un área predilecta para todos los que buscan practicar diferentes deportes acuáticos como nosotros.

Luego de bordear la costa, a unos 40 minutos desde Punta del Este y a 14 km de José Ignacio, llegamos a Laguna Garzón, que se comunica con las localidades de Maldonado y Rocha por un puente circular.

PUNTA DEL ESTE
Panorámica de Laguna Garzón.
PUNTA DEL ESTE
 Bajada a Laguna Garzón para la escuela de Laura Moniño.

Desde allí, y antes de circular por el puente, sobre la izquierda, se ven en la orilla sobre la arena como en actitud de descanso y preparados para el próximo viaje kayacs, tablas de windsurf y de stand up paddle, velas de kite y de wingfoil, un catamarán y remos. 

Estos elementos pertenecen a la Escuela de Laura Moniño, que se halla dentro del área protegida de Laguna Garzón. La época de mayor actividad de la Escuela abarca de noviembre a abril; el resto del año ofrece servicios con coordinación telefónica y es común que las personas adopten los deportes náuticos como una tarea para ejercitar durante el año.

PUNTA DEL ESTE
Escuela de deportes náuticos. Laura asistiendo desde el agua a sus alumnos.

En la mañana temprano el lugar estuvo muy tranquilo, alquilamos kayacs para navegar con los niños. Al mediodía, cuando el viento aumentó su intensidad,  comenzaron a llegar los amantes del kitesurf, del windsurf y del wingfoil, aparcando sus camionetas cerca de la tranquera.

Remando con los niños y esperando el catamarán.

Laura me comentó que el wingfoil es el deporte de la temporada, que ha ganado adeptos pues combina varias disciplinas (kite foil y wind surf foil) y es fácil de aprender y seguro. Se trata de quillas debajo de las tablas que hacen que éstas se separen del agua y se navegue a mayor velocidad con una vela pequeña.

Para quien no la conoce, Laura es una ingeniera agrónoma argentina que se estableció hace 33 años en la zona de La Juanita, Uruguay, mudando su escuela náutica deportiva desde Buenos Aires a Laguna Garzón, lugar donde el viento sopla todo el año. El área se conecta al océano Atlántico a través de una barra de arena que filtra el agua hacia la laguna. Con ella se pueden tomar clases de las diversas actividades de la Escuela o también alquilarle los equipos necesarios.

PUNTA DEL ESTE
Al asistir en familia, la escuela se ha convertido en un semillero de niños pequeños que continúan practicando deportes náuticos.

Mientras charlo con Laura observo cómo uno de sus ayudantes, Gonzalo, hace corridas con su tabla de windsurf. Laura observa lo mismo, pero además responde al requerimiento de una de sus colaboradoras respecto de consultas telefónicas y en un momento dado me expresa su alegría inmensa por lo obtenido en estos 33 años de trabajo incesante junto a su equipo de profesionales.

Gonzalo y Laura, ayudantes de la escuela.

Un tema casi obligado de conversación fue la labor en tiempos de pandemia. Laura respondió que si bien el primer año la escuela permaneció cerrada, en el segundo se fueron acostumbrando a la nueva normalidad. En función de ello, la escuela se benefició por desarrollar un programa de actividades al aire libre que posibilitaba a la gente realizar deportes que  ayudaran, en cuerpo y mente, a mitigar el problema del encierro. Así, su actividad dejó de ser solo una escuela de deportes náuticos para transformarse en una especie de “escuela de vida” o “escape terapéutico” donde compartir filosofía de vida y amor por la naturaleza. 

PUNTA DEL ESTE
Turistas son asistidos en la escuela náutica.

Más allá de la Escuela, los conceptos de cuidado y protección son llevados a la acción tanto en la limpieza de las playas como en la observación y estudio de la biodiversidad de la laguna. El área de la zona sobreprotegida respeta las reglas que impone el Ministerio de Medio Ambiente respecto a la navegación y temas medioambientales vinculados.

En este sentido, comenta Laura que la normativa vigente en 2022 indica que los kiters que quieran navegar en la laguna deberán inscribirse a través de un número de WhatsApp. Recibirán información sobre las zonas de navegación -la lengua de la laguna y la zona de la boca están prohibidas, por caso- como así también del aforo, dado que solamente pueden navegar en simultáneo 60 kiters en las zonas admitidas.

El suspenso que puso la pandemia, como dije antes, ayudó a la Escuela para hacer una introspectiva y poder luego determinar qué aportar para que el encierro de la gente fuera más llevadero. Laura dijo que armaron un grupo de apoyo terapéutico al que denominaron Remar la Vida, que al día de hoy sigue ganando adeptos. Remar la Vida lo constituyen grupos de remo,  pues ha pensado esta actividad de modo que sea de fácil participación para todos. Los grupos realizan excursionismo en ríos y arroyos mientras observan las aves en la travesía. También integran la Fundación Laguna Costera, colaborando en el armado de planes de distintas áreas protegidas.

PUNTA DEL ESTE
 Práctica de wind surf y kite surf.
Respetando el aforo en la laguna.
 Tentadores anuncios en el lugar.

Laura continúa teniendo público local sumado a la presencia de argentinos que en estos años se radicaron en Uruguay con sus familias y saben del privilegio de poder disfrutar ese lugar.
Y bajo esos cielos limpios del mundo, con ausencia de luz para observar las estrellas, nos alejamos de Punta del Este no sin antes recordar la experiencia nocturna que nos relatara Laura que vivió, cuando las noctilucas -organismos unicelulares- se hicieron presentes en la espuma del mar Atlántico, transformándolo en una danza silenciosa de brillantes colores. 

Punta del Este nocturna.

También te puede interesar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig