Predicciones 2021: Cómo le irá a cada signo el año que viene – Para Ti
 

Predicciones 2021: Cómo le irá a cada signo el año que viene

La reconocida astróloga Rachel Itic nos anticipa las predicciones del 2021 para cada uno de los doce signos del zodíacao. 
News
News

Aries

Aries se verá fortalecido al principio del año, ya que 2021 inicia con toda la fuerza de Marte, su planeta regente. Este aspecto va a favorecer las características de Aries: acción, rapidez, individualidad y conquista, impulsando a los nativos de este signo a tomar acción. Por otro lado, esta influencia también puede agudizar la impaciencia, agresividad e impulsividad características de Aries, por lo cual se recomienda ser precavidos. Con la salida de Saturno y Júpiter de Capricornio y su entrada a Acuario, Aries sentirá una sensación de libertad y fluidez que le permitirá actuar con más independencia y soltura. Aprovecha esta energía de cambio e innovación para utilizar tu creatividad. Definitivamente es un buen momento para usar las cualidades del Aries de iniciativa, rapidez y dinamismo, que lo pondrán a la cabeza en este momento de vanguardia y de cambios. Aries es un signo de fuego, su palabra clave es “yo soy”. Este año, Aries tendrá que aprender a tener más conciencia de los demás y dejar de lado su actitud egoísta; este año la individualidad no se verá beneficiada y se recomienda trabajar en equipo e igualdad. Hay que poner atención a la salud y trabajar en la autoestima que será cuestionada por un sentimiento de rechazo. No busques afuera de ti, recuerda lo más importante es la auto-aceptación.

Tauro

Tauro es un signo fijo, reacio al cambio, le cuesta la incomodidad y siempre está en la búsqueda de su seguridad. Desde marzo del 2019, Urano, el planeta del cambio, llegó a este signo para quedarse hasta Abril del 2026, aspecto que de alguna manera está creando cambios e inestabilidad y empujando a Tauro a moverse, lo cual está fuera de la naturaleza de los nativos de este signo. Sumemos a esto la energía de Saturno en Acuario, que desde dicha posición crea un ambiente de tensión donde lo inevitable es el cambio, lo novedoso, la modernidad, la tecnología y lo vanguardista; se nos pide romper las viejas estructuras y lo conocido, romper con el pasado y encarar el futuro y Tauro, al ser un signo fijo de tierra, terco y arraigado, deberá de adaptaste y fluir con los cambios que tanto trabajo le cuestan. El reto vendrá, sobre todo, cuando se trate de rendirse al proceso de cambiar viejas actitudes en donde existe el miedo a soltar lo conocido, lo cómodo, lo rutinario y lo seguro. Es un miedo a lo no familiar que en este periodo será muy valioso reconocer cuánto limita el proceso de crecer y mejorar. No hay que pasar de largo que el 19 de noviembre tendremos un eclipse lunar en el signo de Tauro, lo cual traerá a los nativos de este signo alguna noticia que estaba oculta para ellos y puede traer inestabilidad emocional durante un mes, tiempo que dura la energía de los eclipses de Luna.

Géminis

Los nativos de este signo, como todos los signos de Aire (Géminis, Libra y Acuario) serán fortalecidos por la entrada de Saturno y Júpiter a Acuario, aspecto que resaltará las características de este elemento: abstracción, mente activa, comunicación y objetividad, aunado a que el Nodo Norte estará precisamente en Géminis durante todo el año. El Nodo Norte nos habla de la misión del ciclo anual, lo que venimos a aprender y hacia dónde nos tenemos que dirigir. Su posición en Géminis, nos conduce hacia los comportamientos que vinimos a aprender y nos beneficiarán este 2021, que son las actividades geminianas por excelencia: el intercambio de ideas, la comunicación clara, el escuchar, el ver las dos caras de la moneda, la flexibilidad, el ingenio, la destreza mental, la rapidez, la adaptabilidad, el ser sociable, incluso las ventas. Sin embargo, no hay que perder de vista que con tanto aire en el ambiente, Géminis necesita cuidarse de no ser disperso, inconsistente y discontinuo. El 10 de Junio será un día importante para los geminanos, pues tendremos un eclipse de Sol en el grado 19 del signo. Su efecto durará aproximadamente seis meses y afectará principalmente a las personas que tengan algún elemento astrológico cercano a ese grado 19, sea algún planeta, su ascendente o algún otro punto determinante en la carta. En general, el efecto que produce un eclipse sobre un signo es el de apagar sus características fundamentales, por lo cual, es posible que las personas que estén en esta situación de cercanía al signo sientan una falta de claridad en su identidad e inestabilidad durante este periodo. A nivel general, también se verán afectadas todas las características de Géminis, mencionadas anteriormente. Cabe resaltar que este efecto post-eclipse es una limpieza, una especie de reinicio, por lo cual, en cuanto las secuelas energéticas pasen, dichos atributos se volverán a activar, esta vez de una manera más pura y poderosa.

Cáncer

Cáncer es un signo de agua que tiene como palabra clave “yo siento”. Está lleno de emocionalidad y sensibilidad, es por esto que le encanta ayudar. Los valores familiares son muy importantes para los nativos de este signo; el calor de la intimidad y del hogar es su columna vertebral y en los últimos años Júpiter, Saturno y Plutón ejercieron tensión y presión, con lo cual se sintieron reprimidos y limitados, incluso obligados a hacer ajustes y cambios, al sentir a las personas a su alrededor frías e insensibles. Ahora que Saturno y Júpiter salen de Capricornio sentirán una energía de liberación. Cáncer inicia el año con la resaca de un eclipse de Sol que se dio el 21 de junio del 2020, lo que apagó el principio básico de este signo por los 6 meses subsecuentes. Dicho evento los hizo sentir confundidos y sin rumbo, pero esta energía será liberada en el próximo eclipse del 10 de junio, en donde Cáncer se sentirá renovado, fortalecido y de nuevo en rumbo. Este año, en el cual reinan los signos de Aire y Tierra, presionará a Cáncer a crecer, a cambiar, a no ser tan sensible y emocional, a no tomarse las cosas de forma personal, a salir de su comodidad y aprender a ser más frío en sus relaciones. Cáncer necesita sentirse seguro y protegido y los cambios que este año proponen podrían no ser bien recibidos, ya que todo cambio trae inseguridad. Si este año Cáncer logra tener la actitud para aceptar el cambio, saldrá beneficiado, o bien la frialdad y objetividad harán que se meta en su coraza de inseguridad y construya una barrera para protegerse de su propia vulnerabilidad y emociones.

Leo

Durante este año el signo de Leo, que tiene como principio básico el liderazgo, el egocentrismo, la necesidad de brillar, de llamar la atención y de ser el centro de atención para conservar su reinado, se va a enfrentar con una energía de igualdad y progreso, una energía que le exige bajarse de su pedestal y ver por el bien común desde las trincheras y no desde lo alto de su trono. Ensuciarse las manos y ser parte del cambio es lo que se requiere de este felino. La solidaridad, la democracia y la apertura al cambio que Saturno emite desde Acuario, confronta frente a frente a este signo Fijo de Fuego, que se rehúsa a cambiar, a adaptarse y dar su brazo a torcer. Su orgullo y dignidad lo empujan a seguir actuando como siempre lo ha hecho: de forma soberana, arrogante y soberbia, actitud que lo hará sentirse limitado y eventualmente frustrado. Es importante para los nativos de este signo no imponerse, olvidar la arrogancia y el orgullo, dejar de controlar a los demás y abrirse a compartir y poner a disposición de los demás sus dones de creatividad y generosidad de una forma altruista. Lo lograrán si eligen ser verdaderos misioneros, sumándose a una causa o apoyando a una fundación; buscando la igualdad en sus relaciones, abandonando sus intereses egoístas. Este mundo no se trata de “yo versus todos los demás”. Que este año la humildad, la modestia y la igualdad sean tus banderas.

Virgo

Al ser un signo de Tierra, Virgo recibirá una energía de armonía que viene de Urano en Tauro, misma que le infunde creatividad y liderazgo, con un cierto magnetismo que encanta a otros. También cuenta con la influencia de Plutón en Capricornio, que le otorga la energía y el poder de hacer lo que se proponga. En los últimos años, Saturno y Júpiter en Capricornio apoyaron a este signo dándole estructura, dirección y contención para solidificar y alcanzar sus metas con la entrada de Saturno y Júpiter a Acuario. Estos planetas que en el pasado apoyaron a Virgo, ahora marcan el año con una energía de cambio, de solidaridad, de compañerismo, de progreso con un enfoque social a las causas comunes, que para Virgo resulta totalmente ajeno e inexplicable, pues su mundo está más marcado por la introversión, el detalle y la perfección. Para Virgo, todo es análisis, critica y juicio, pasados por la razón y no por el corazón. Por un lado Virgo es servicial, en este sentido puede expandirse a buscar la colaboración con otros, pero es un signo introvertido y de minuciosidad y Acuario ve la vida de una forma mucho más amplia. Virgo es un signo Mutable, lo cual le ayuda a flexibilizarse y adaptarse al cambio, pero cuando se trate de la perfección y el detalle tendrá que fluir y dejar ir. Durante el año, Júpiter pasará un periodo en Piscis, uniéndose a Neptuno. Ambos planetas son regentes de Piscis y opuestos a Virgo, por lo tanto, la energía que se activará será de evasión, ensueño, irrealidad, fantasía e idealismo, pero también de unificación con el universo, caridad, sensibilidad, empatía, sentimentalismo y emocionalidad, lo que hará que Virgo se sienta presionado durante el año con esa energía tan opuesta a él. La solución será tratar de equilibrase y abrir el corazón.

Libra

Libra es un signo de Aire y, como todos los signos de este elemento, este año se verá beneficiado. Después de tener a Saturno y a Júpiter en Capricornio, lo cual creó por los últimos años una energía de tensión y limitación para este signo, ahora en su posición en Acuario, la energía cambia de forma favorable, pues toda su diplomacia, disponibilidad, cooperación y sociabilidad se sumarán a la energía de Saturno y Júpiter en Acuario. Este último signo se distingue por la búsqueda de igualdad social, democracia y el bien común y a Libra le gusta estar y apoyar al otro. No podemos dejar de lado además, que el Nodo Norte, que nos muestra la misión del año y las actitudes y comportamientos que nos beneficiaran, está en Géminis, lo cual dicta que la comunicación, el saber escuchar y expresarnos serán herramientas esenciales durante el año y los nativos de Libra tienen buenas aptitudes para todo ello. Sus cualidades de amabilidad, gentileza y encanto favorecen su comunicación y sus relaciones con otros, sin embargo Libra puede caer en la complacencia, hipocresía, indecisión y dependencia. Libra es un signo que busca la armonía, la belleza y el equilibrio, por lo que le cuesta la confrontación y, hasta cierto punto, los cambios y este año es de cambiar, de adaptarse y de fluir, por lo cual puede sentirse incomodo en el proceso de no alcanzar la armonía que tanto busca.

Escorpio

Escorpión es un signo Fijo de Agua: intenso, íntimo, obsesivo, lleno de deseo y tenacidad con un gran instinto y exageradamente emocional. En donde pone su atención normalmente es hacia él mismo. El control y el poder son su motivación y en este año, en donde Saturno y Júpiter están en Acuario, la energía va a crearle tensión, ya que se creará lo que en Astrología se conoce como un Contacto de Conflicto. Al ser un signo Fijo, como Acuario, Escorpio tiene su propia forma de hacer las cosas y no le gusta acoplarse a los otros, sino que espera que los demás se acoplen a él. En esta ocasión se le pide ser menos emocional y más mental, menos introvertido y más comunicativo y ver por el bien común, no por el bien propio. Y por la otra parte, Urano desde su posición en Tauro, estará de frente creando una polaridad que necesita ser balanceada. En este caso, cambios súbitos en la parte material, de valores y posesiones, que exigirán de Escorpio balancearse y equilibrarse desde la parte emocional, controlando su sentido de pérdidas, celos, venganza y revancha, tan características del signo. Si bien en este año Escorpión sentirá una gran tensión y una energía muy diferente a su naturaleza, este signo es excelente para dominar el estrés, la crisis y la presión, por lo cual se les recomienda fluir, soltar, abrirse y a veces incluso rendirse a la energía que vivirán en este año. En mayo, junio y julio, tiempo en donde Júpiter estará en Piscis, Escorpión recibirá un gran apoyo y una energía más positiva y benéfica.

Sagitario

Lo más importante este año para Sagitario es que, por una parte, inicia el año viniendo de un Eclipse que se dio el 14 de Diciembre a 23 grados de Sagitario, que resulta fundamental para los sagitarianos, sobre todo para la gente que tiene algún planeta o punto astrológico como el Ascendente o Medio Cielo en este signo. El efecto es sentir su principio básico apagado, pueden experimentar un sentimiento de confusión y falta de guía, así como inestabilidad. Esta energía tarda aproximadamente 6 meses en despejarse y al pasar este periodo se sentirán fortalecidos y renovados. Sumado a esto, tenemos el Nodo Sur, aspecto que nos habla de las actitudes y comportamientos no recomendadas en este año, en Sagitario, lo cual trae eventos asociados a la perdida, insatisfacción, o bien puede confrontar a los nativos de este signo con personas o situaciones del pasado que no estaban resueltas, así como con patrones de hábitos negativos. Sagitario bajo esta energía debe de cuidar su imprudencia y debe de aprender a escuchar, así como a estar más consciente de los demás, pues pueden ser puestos a prueba en cuanto a su comunicación y su capacidad de ver las dos partes de una situación y trabajar más en el conocimiento y menos en su propia experiencia.

Capricornio

Capricornio fue en los últimos años el anfitrión de Saturno, Júpiter y Plutón, planetas que desde esta posición expresaron su energía. Plutón, por ejemplo, se encuentra en este signo desde el año 2008 y se quedará ahí hasta el 2024. A lo largo de este periodo, Plutón se ha encargado de destruir y transformar los conceptos básicos de Capricornio: las estructuras, la autoridad, el estatus y el trabajo; así que durante estos años los nativos de este signo han sufrido grandes transformaciones a través de la presión y la tensión para poder renacer, como el ave fénix. Aunado a esto, Saturno ha estado limitando y censurando a este signo durante los últimos dos años, obligándolo a consolidar, a estructurar y a manifestar. Esta vibración ha hecho todavía más rígidos y estrictos los conceptos básicos de Capricornio y, encima, Júpiter también influyó en hacer más grande la situación, así que con la salida de Saturno y Júpiter de esta posición, los nativos del signo se sentirán liberados de la tensión que ejercían estos planetas. Ahora bien, al entrar a Acuario, Saturno y Júpiter ejercen una presión de cambio, de renovación, de modernidad, de igualdad y tecnología que a Capricornio le incomoda. Capricornio es conservador, autoritario, siempre en la búsqueda de un lugar y un estatus en la sociedad y los cambios que estos planetas imponen desde Acuario, tan revolucionario, presionarán al signo de tierra a romper reglas, rutinas y lo establecido. Capricornio deberá de aprender a fluir, a soltar y adaptarse.

Acuario

El ingreso de Saturno y Júpiter a Acuario causará definitivamente un impacto para los nativos de este signo y hay dos partes que tomar en cuenta. Por un lado, Saturno crea rigidez, limitación, restricción, aislamiento, retraso y miedo. Este planeta rige a Acuario y se siente cómodo en el signo, así que también lo abastecerá de beneficios, como el esfuerzo y la consolidación de los principios básicos que lo caracterizan. Así, su compromiso social, la reestructuración del cambio, el empuje hacia la democracia y la solidaridad, la energía fraternal y todas las características de este signo se agudizarán. Por el otro lado, Júpiter, que siempre trae bendiciones, buena fortuna y beneficio al signo donde se encuentra, añadirá a los nativos de este signo tolerancia, altruismo, intelecto y un toque más humanitario. Acuario, siempre intelectual y frio, tendrá mucha acción durante este año con estos dos dioses dentro de sus dominios que agudizarán sus características. Será importante para los nativos de este signo no perder de vista la conexión a nivel personal, la intimidad, las emociones y la calidez, características lejanas a su naturaleza, donde lo personal se deja a un lado y se antepone al grupo. Debemos recordar nuestra importancia como seres individuales sin perdernos en los demás. Finalmente, durante este año, los Acuarianos se enfrentarán a una tensión que les llega desde Urano en Tauro, posición que les marcará cambios. Los cambios son bien digeridos por los Acuarianos, pero esta vez será al estilo de Tauro, con sus ritmos y sus principios, que pueden ser incómodos y lentos para Acuario. La flexibilidad, la aceptación y la humildad ayudarán a superar esta tensión.

Piscis

Para Piscis, la frialdad y los cambios que vienen con la unión de Saturno y Júpiter en Acuario no serán fáciles, sin embargo, el Pez es un signo mutable, lo cual lo ayudará a ser tolerante y flexible. Se recomienda a los nativos de este signo prepararse para afrontar la frialdad y el ambiente impersonal de Acuario, en donde lo importante es la mente y las ideas, dejando poco espacio a las emociones y el corazón; afortunadamente para Piscis, desde mediados de Mayo y hasta finales de Julio, Júpiter visitará su dominio, trayéndole bendición, beneficio y buena fortuna. Júpiter es el regente de este signo, al igual que Neptuno, lo cual fortalecerá y acentuará sus características. Júpiter lo apoya haciendo crecer su nivel de compasión y misericordia y Neptuno, desmaterializando las fronteras y los límites de lo material, fusionando el universo, inyectando a este signo más espiritualidad, fe y humanidad energía que creara balance durante el año con tanta frialdad, progreso y desconexión personal. Piscis deberá tener cuidado con el tema de la postergación, la confusión, la evasión y la negación, además de la ingenuidad y el papel de víctima, pues, al final del día, Saturno estará en Acuario, Plutón en Capricornio y Urano en Tauro. Esto significa que dichas influencias inyectarán a los piscianos una energía de responsabilidad, de realidad, de consolidación y de compromiso, así como de frialdad e independencia, que no tendrán más remedio que asumir.

Fuente: Rachel Itic (@rachelitic). Astróloga, coaching angelical y maestra del Centro de Kabbalah México.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig