Santuario María Desatadora de Nudos: el lugar de oración y fe en medio de la selva famoso por sus milagros que Pampita visita cuando está en Cancún – Para Ti
 

Santuario María Desatadora de Nudos: el lugar de oración y fe en medio de la selva famoso por sus milagros que Pampita visita cuando está en Cancún

Desde hace años, Pampita elige México como destino de vacaciones. Y en Cancún encontró el Santuario María Desatadora de Nudos, donde va a agradecer y a pedir por su familia. En esta nota te contamos dónde queda y este lugar conocido por la concesión de milagros.
News
News

Paz. Es lo que ha encontrado Pampita en este lugar de devoción y fe en medio de la selva. Y tal vez en una de las tantas veces que lo ha visitado haya pedido por el milagro de un amor y más hijos. Ahora, con una beba en camino, ella volvió al Santuario María Desatadora de Nudos para consagrarse a la Virgen, agradecer y pedir por su familia.

Este lugar es conocido en México por la concesión de sus milagros gracias a la intercesión de la Virgen María Desatadora de Nudos. Esta advocación ano ha sido la única razón por la que los fieles quedan extasiados con la visita a este santuario: es también la atmósfera paz que reina en este lugar. Fieles de todas partes del mundo llegan a este lugar con sus pedidos para que se le concedan milagros.

Lo que más llama la atención son las cintas blancas que se encuentran atados por todos lados y donde los fieles escriben sus pedidos a la Virgen. En otro sector también hay cintas de colores: es cuando las personas agradecen la concesión del milagro.

Si bien está ubicado en Cancún, está alejado del sector hotelero. Se encuentro en la zona de Jardines del Sur. "María Desatadora de Nudos es una virgen a la que la gente tiene mucho cariño, mucha devoción. La idea de ponerle listones con sus peticiones hace muy visible la fe, y muy sensible a los los ojos de las personas", explica el padre Luis Pablo Garza, párroco y fundador de este santuario.

"Tantas personas han venido a agradecerle a la virgen, que se tuvo que construir La Plaza de los Agradecimientos, para que ahí se pudieran colocar los ahora miles de listones de colores que dan gracias", explica Garza. "Tenemos milagros de salud, de personas que no se habían podido embarazar, de reconciliaciones familiares, de esposos, de trabajo… hay cuestiones de todo tipo que le confían un nudo, y que se lo atribuyen a esta devoción. Milagros físicos, morales, espirituales". Este año, Pampita y Roberto García Moritán fueron a agradecer el milagro del embarazo.


El terreno donde actualmente se ubica el santuario era selva virgen y su construcción se adaptó perfectamente a su ambiente: de diseño ecológico y hecho todo en madera mantiene un estilo caribeño, oriental y místico.

"La gente que llega aquí siente algo muy especial , siente una paz grande y el contacto con la naturaleza ayuda mucho a las personas a encontrarse con Dios. El hecho de caminar entre los árboles te hace sentir al Creador; eso es algo muy bonito", agrega el párroco.

Hace tan pocos años, en 2015, que se levantó ese santuario que congrega a miles de fieles de todo el mundo. A raíz de la serie de Netflix "Me llamo Francisco", donde el Papa Francisco habla sobre su devoción a esta Virgen, mucha más gente ha llegado hasta este lugar con el impulso de conocerlo.

La historia de la pintura de la Virgen Desatadora de Nudos

La pintura donde aparece la imagen de esta Virgen data del siglo XVII y es una de las advocaciones de la Inmaculada Concepción de María, que se celebra el 8 de diciembre.

Se dice que esta virgen se pintó para agradecer el milagro de una pareja que pasaba por una fuerte crisis. En aquella época, cuando se casaban los esposos, se les amarraban las manos con un listón como símbolo de comunión de vida.

La esposa, con cada problema conyugal que atravesaban, le hacía un nuevo nudo al listón, que con el paso del tiempo quedó lleno de nudos. Cuando la pareja acudió a la virgen para pedir su intercesión con el fin de sanar su relación, se desataron todos los nudos y pudieron vivir felices. Tuvieron hijos y uno de sus nietos, para agradecer el milagro, mandó a pintar la imagen de la virgen.

La pintura fue hecha por Johann Georg Melchior Schmidtner en 1700 y se encuentra actualmente en la iglesia de San Peter am Perlach en Augsburgo, Alemania. La imagen de la María Desatadora de Nudos o Nuestra Señora Knotenlöserin (como se le conoce en alemán) se difundió discretamente por todo el mundo durante estos siglos, pero fue hace unos 35 años que el Papa Francisco conoció el cuadro cuando era sacerdote jesuita y fue enviado a estudiar a Alemania.

A su regreso a Argentina empezó a difundir la imagen. La imagen se venera en la iglesia de San José del Talar y en el Mar de la Plata hay una gruta de la virgen.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig