Todas las razones para decirle sí al ejercicio físico si tenés más de 40 – Para Ti
 

Todas las razones para decirle sí al ejercicio físico si tenés más de 40

Si no te gusta entrenar, siempre vas a encontrar razones para no hacerlo: falta de tiempo, cansancio o que el gimnasio te queda lejos, por ejemplo. Hay algo que no entiende de excusas y es el cuerpo, cuando empieza a manifestar problemas por el paso de la edad. No es para alarmarse porque siempre hay tiempo de cambiar los hábitos, así que te contamos lo que deberías tener en cuenta para poder hacerlo.
Fit
Fit

La cantidad de años no siempre determina el estado físico ni tampoco el de la salud: el "secreto" para sentirse y verse bien tiene que ver con pequeñas acciones que podamos sostener en el tiempo, con conducta, y convencidas de que estamos haciendo lo mejor. No obstante, existen determinadas condiciones que empiezan a aparecer, fruto del paso de los años y que muchas veces son inevitables. Los especialistas coinciden en que la buena alimentación y la práctica regular de ejercicios físicos es sumamente beneficiosa para mantenerlos a raya. 

¿Qué puede pasar a partir de los 40? Que se multipliquen los dolores de espalda y los articulares, que notes más cansancio que cuando eras más joven. "Llega un momento en el que nos damos cuenta de que ya no somos invencibles", asegura la entrenadora personal Holly Perkins. "Lo creas o no, el cuerpo comienza a perder fuerza y resistencia después de los 30, y ese declive se vuelve más progresivo a medida que van pasando los años". 

¿Qué tipo de ejercicios podemos hacer para frenar las enfermedades crónicas que suelen aparecer en esta etapa de la vida? No solo pueden prevenir estos problemas de salud, sino que también te ayudarán a sentirte mejor y a tener más energía para enfrentar tu día a día.

Cardio

Para mejorar tu salud cardiovascular, los ejercicios más recomendables son los de cardio, llamados así porque fortalecen el corazón. Correr, bailar, remar o nadar ayudan a mantener a raya el colesterol. En este sentido, vale todo lo que implique un esfuerzo leve pero continuado. Perkins recomienda realizar una de estas actividades durante al menos 30 minutos y de tres a cuatro veces por semana. "Si lo tomás con calma y aptitud, poco a poco podrás ir aumentando la frecuencia con la que los practicás y acelerar el ritmo. Tu cuerpo y corazón te lo agradecerán”.

Ejercicios de alta intensidad

La osteoporosis es una enfermedad del aparato locomotor que produce una disminución de la masa ósea. Los huesos se vuelven más porosos y crece el número o tamaño de las cavidades que existen en su interior, se hacen más frágiles y por ello se vuelven menos resistentes a los golpes, aumentando el riesgo de rotura. Para luchar contra esta enfermedad, son muy aconsejables los ejercicios de alta intensidad, una o dos veces a la semana. ¿Cómo? "A través del baile, los saltos a la soga, jugar al tenis o practicar running", aconseja Perkins. La idea es realizarlos en pequeñas tandas consecutivas de mayor a menor esfuerzo para fortalecer músculos y huesos.

Entrenamiento de fuerza

Otra de las enfermedades que pueden empezar a desarrollarse a partir de los 40 años es la artritis. El dolor crónico y la rigidez de las articulaciones pueden afectar a adultos de todas las edades, especialmente a aquellos que sufren sobrepeso o han tenido una lesión articular previa. No obstante, nunca es tarde para comenzar a proteger tu cuerpo. El entrenamiento de fuerza es una de las mejores maneras de prevenir los dolores y molestias en las articulaciones. "Se ha comprobado que consigue disminuir el dolor asociado con la artritis y retrasa su aparición", explica la entrenadora. No hace falta que te pases horas y horas en el gimnasio. "Todo lo que necesitás son ejercicios simples, como sentadillas o levantar peso con diferentes partes del cuerpo”, concluye.

El yoga

Aunque cualquier forma de ejercicio físico vale de por sí para reducir la ansiedad y combatir la depresión, existen recientes investigaciones que destacan los grandes beneficios del yoga para reducir el estrés y regular el estado de ánimo. "Sabemos que el yoga es muy bueno para la reducción de la ansiedad y que existe una correlación entre esta y los estados de ánimo", asume Perkins. "Y no solo eso, ciertos estilos de yoga son una variación de los ejercicios de fuerza en los que se levanta y soporta peso, e incluso también mejoran la salud cardiovascular, lo que convierte en el ejercicio perfecto".

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig