Una marca que hace del body positive una tendencia de moda de lujo y funcional

Prism es una firma de accesorios y trajes de baño inglesa símbolo de la moda del siglo XXI, reconocida por su apuesta a la producción responsable y por sus propuestas versátiles, funcionales y para todos los cuerpos. Mirá de qué se trata y conocé su nueva colección.
Foto: Instagram.

Prism lleva diez años en el mercado, pero en las últimas temporadas la firma británica fundada por la diseñadora Anna Laub viene creciendo con una propuesta integral e integradora.

Inspirada en el espíritu resort y en la moda de lujo, Prism sorprende en cada temporada –y la de 2019 no es la excepción- con trajes de baño súper versátiles y funcionales que pueden ser utilizados también como ropa interior, atuendo deportivo e incluso fajas, para todos los días, y en cualquier momento del día.

Foto: Instagram.

Y todo con un criterio amplio en cuanto a la diversidad de talles, y de acuerdo a un plan de producción que combina las técnicas modernas con el trabajo artesanal y, en la mayoría de los casos, usando tintas ecológicas certificadas por Greenpeace en Italia, donde se diseñan especialmente las prendas de esta particular firma inglesa.

El lujo es naturalidad

Todo lo que compramos ahora necesita más funcionalidad y rendimiento porque todos estamos pensando en consumir menos”, aseguró Laub en una entrevista a Vogue UK. Convencida de la ampliación de su proyecto original, ella rebautizó su marca como Prism Squared, que por otra parte se trata de una etiqueta que apuesta al lujo y accesible para la usuaria

Foto: Instagram.

“Hay algo en la tela que utilizamos (un hilo “tricotado en 3D”, sin costuras, flexible) que genera que las prendas se ajustan básicamente a todas”, asegura Laub, que confiesa que fue su maternidad la que lo indujo a buscar alternativas cada vez más amplias. Desde entonces, trabajó para concebir piezas “que te sostienen solo un poco, pero de una manera cómoda”, explicó  la diseñadora convencida de que quiere hacer ropa para las mujeres de hoy, con las necesidades actuales.

Foto: Instagram.

Desde el corazón trendy de Londres

Prism nació en 2009, de la mano de Anna Laub, una estilista cuyo primer objetivo fue trabajar una línea moderna y funcional de anteojos oscuros. De inmediato, su proyecto se extendió al diseño de otros accesorios –sandalias y alpargatas- y prendas resort pensadas para ser lucidas y disfrutadas bajo el sol, en el verano, como ropa de playa y trajes de baño.

La seña particular de sus diseños: minimalismo, funcionalidad, atención por el detalle -un mix de las técnicas modernas con el trabajo artesanal- y el lujo como premisa.

Puede interesarte

Foto: Instagram.
Foto: Instagram.

Otro pilar del proyecto Prism fue que los diseños se ajustaran perfectamente a una gran diversidad de talles, para todos los cuerpos, con diseños versátiles y preparados para mezclarse y combinarse de diferentes formas, en distintos estilos y tamaños.

En 2014, Prism abrió su primera tienda en Chiltern Street, en la zona trendy del centro de Londres,  Marylebone, y en la misma temporada fue reconocida como firma emergente de accesorios, y recibió un British Fashion Awards.

Foto: Instagram.
Foto: Instagram.

También te puede interesar leer: Kim Kardashian: la modelo favorita de Kim Kardashian

Ir Arriba