Lifestyle

Aniko Villalba convirtió su sueño en realidad y estilo de vida: viajar por el mundo

Ella es la bloguera de viajes precursora del slow travel. Acaba de estrenar su último trabajo interactivo, “Usted está aquí”.

Aniko Villalba se hizo conocida por ser la escritora de uno de los blog de viajes más queridos de la comunidad hispana: ”Viajando por ahí”. Desde allí narra desde una perspectiva personal sus viajes por el mundo, estilo “slow travel”, desarrollando sus inquietudes y la creatividad en el camino.

Aniko Villaba por el mundo.

Su aventura comenzó a los 22 años, cuando Aniko se fue de mochilera por América Latina y descubrió el costado hospitalario del mundo. Le siguió el Sudeste Asiático, Europa, África, Rusia, vivió en Francia y hoy a los 34 años está viviendo en Ámsterdam. 

Con más de 50 países recorridos y 4 libros publicados, Aniko estrena su último trabajo interactivo: Usted está aquí, un journal para explorar el mundo que recopila historias de sus 10 años de viajes, así como actividades para despertar la escritura creativa.

Aniko Villalba-

Se trata de un cuaderno de viajes con mindfulness para leer y completar por el lector mientras viaja. Un nuevo desafío en su recorrido que realizó junto a la ilustradora Vero Gatti, quien también ilustró sus dos libros de relatos (Días de viaje y El síndrome de París).

¿Cómo llegaste a escribir Usted está Aquí?
-El libro en sí nació como un desafío, ya que la propuesta era mezclar los relatos de mis diez años de viajes por el mundo con actividades creativas de escritura y observación para que el lector pudiese completarlos ahí mismo y ser parte también del libro.

-¿Cómo se te ocurrió el proyecto?

-Me entusiasmaba hacer un libro así porque soy muy fan de los guided-journals (un género que existe más en inglés y que suele ser un libro que trae consignas para que el lector complete) y no encontraba uno de viajes que me gustara. A la vez, quería invitar al lector a observar más, a estar presente en sus viajes y a usar la escritura como una manera de documentar todo lo que le pasa por dentro y por fuera mientras visita un lugar nuevo.

Los libros de Aniko Villalba

-¿Tiene relación con tu blog?

-En mi blog siempre me gustó contar cómo vive la gente en otros países, cómo es su día a día, de qué hablan, qué comen, y quiero inspirar a quienes me leen a hacer lo mismo a través de este tipo de diarios. En el 2017 creé “Mapa subjetivo de viaje”, mi primer journal de viajes, ilustrado por María Luque, y ahora llegó “Usted está aquí”, que también es un journal pero es más difícil de definir.

¿Que tiene Usted está Aquí de diferente con los anteriores? 

-Es difícil de definir porque combina varias cosas: por un lado tiene relatos cortos y reflexiones de mis viajes, por otro lado tiene consignas y preguntas para que el lector complete ahí mismo, y a la vez está todo ilustrado por Vero, quien a través de su arte le dio vida propia a cada página. Por eso, no es ni 100% libro, ni 100% journal.

Aniko Villalba

-¿Cómo lo definirías?

-Junto con Vero y Estefi Romano, la editora, decimos que, más que un libro, es un “líbrido”. Es una invitación a viajar lento, a desconectarse de las pantallas, a conectar con el papel y a vivir el aquí y ahora del viaje. Cada capítulo gira en torno a las distintas etapas del viaje interior (lo que sentimos mientras nos vamos de viaje): las preguntas y miedos previos, la emoción y sorpresa inicial, el shock cultural, la adaptación a rutinas nuevas, las desilusiones, los aprendizajes, el regreso. Es, también, una invitación a vivir el viaje a tu manera, dejando de lado las listas de imperdibles y lo que “deberías hacer” en un viaje. Cuando escuches esa voz que no se decide entre el quedate y andate, decite “estoy aquí y ahora” y disfrutá de tu presente.

¿Qué crees que fue lo generó el éxito de Viajando por ahí, tu blog?

-No sé si hay una razón específica, supongo que se sumaron muchos factores: cuando empecé casi no había blogs de viajes en español, tampoco se usaban las redes como hoy, y no era común leer las experiencias de alguien que viajaba de manera independiente y como estilo de vida.

-¿Qué te guió a través de este camino?

-Siempre me propuse ser honesta, contar lo bueno y lo malo de cada viaje, y no “vender” un ideal irreal. Vivir viajando no es la vida perfecta y me parecería irresponsable de mi parte no contar el lado B. Creo que a esto se le sumó que posteaba mucho, que compartía cada viaje con muchas ganas y que, del otro lado, había muchas personas con ganas de leer relatos como los que compartía. También trabajé mucho para difundirlo y hacerlo crecer, y me lo tomé como un trabajo. Gracias a mi blog y al apoyo de mis lectores pude publicar mis cuatro libros, y gracias a la visibilidad que me dio subir todo eso a internet pude conseguir otros trabajos, dar charlas y, hoy en día, talleres. Por eso no sé si hay un razón puntual, lo que sí creo es que cuando uno hace un trabajo con dedicación, creatividad y constancia, siempre va a haber alguien del otro lado a quien le resuene. Y si a esa persona le parece interesante, lo va a querer compartir con otros. 

Aniko Villalba

¿Cómo convertiste tu sueño (de viajar) en tu trabajo?

Pasó de a poco. La primera vez que me fui de viaje largo (en el 2008, nueve meses por América Latina) lo hice con mis ahorros de toda la vida y gastando muy poco. Si bien trabajé en el camino, no logré generar los ingresos suficientes para que viajar sea sustentable y me volví a Buenos Aires para trabajar y poder ahorrar otra vez.

Aniko Villalba en Bolivia

-¿Y después?

-La segunda vez que me fui de viaje largo (en el 2010, cuando viajé a Asia), tuve la ayuda de un sponsor que había visto un blog que escribí para un diario y quiso colaborar con mi proyecto. En ese viaje creé Viajando por ahí y esa fue mi carta de presentación para conseguir trabajos en revistas y como generadora de contenido. Ahí entendí que si quería hacer de los viajes mi trabajo, iba a tener que pasar gran parte de los días frente a la compu en el escritorio de turno en vez de recorriendo un lugar (era cuestión de encontrar un equilibrio). Finalmente, en el 2013 empecé a autopublicar mis libros (con ayuda de preventas hechas a través de mi blog) y eso me permitió generar ingresos más estables para poder seguir viajando. Hoy me dedico a escribir y a dar talleres de escritura de viajes en los que comparto todo lo que aprendí en estos años.

Aniko Villalba en Bolivia.

¿Cómo se vence al cansancio y al miedo en el camino?

-Al cansancio se lo vence frenando. Al menos en mi caso, cuando me agarra el cansancio de viaje sé que lo mejor es frenar por un tiempo, generarme una rutina, tener un espacio de trabajo, leer libros y saber que no tendré que irme a otra parte al día siguiente. Después de diez años de estar en movimiento casi constante me cansé de este estilo de vida y decidí establecerme en Ámsterdam.

Aniko Villalba en Biarritz, Francia

-¿Y al miedo al cambio?

Al miedo se lo vence enfrentándose a él. Todos tenemos miedos, y suelen ser más universales de lo que pensamos: miedo a que nos pase algo, miedo a lo desconocido, miedo a esos lugares que los medios de comunicación nos muestran de manera negativa, miedo a no tener trabajo, miedo a la soledad. No queda otra que salir de casa y enfrentarnos a esos miedos.

Aniko Villalba por el mundo

¿Sentiste miedo por viajar sola?

-Nunca tuve miedo por viajar, aunque tampoco quedaba indiferente ante lo que me decía la gente. Me repetían que estaba loca, que iba a pasarme de todo, que tenía que viajar acompañada, pero yo me negaba a creer que el mundo fuese un lugar tan hostil para una chica sola. 

Aniko Villalba de viaje

-¿Cómo fue la experiencia de viajar sola?

-Al viajar sola me encontré, casi en el 100 por ciento de los casos, con muchísima hospitalidad. La gente quería saber de dónde era y si me gustaba su país, siempre me ofrecieron ayuda y un lugar donde hospedarme. Lo que más destaco de mis años viajando sola es que pude conectar mucho con las mujeres de otras culturas y sentí una conexión muy especial con ellas. Algunas veces dejé de hacer ciertos planes por estar sola (por ejemplo: hacer un trekking en medio de la montaña), pero lo hubiese hecho con una amiga o amigo (lo que me daba miedo era estar sola por si me pasaba algo en medio de la nada).

Aniko Villalba

¿Pensás que tu blog puede ser empoderador para otras mujeres? 

-¡Espero que sí! Si una chica no se anima a viajar sola y después de leerme se siente más tranquila y decide hacerlo, entonces sí, considero que mi mensaje es empoderador porque le permitió dar el paso que le faltaba.

Cinco tips para quienes quieren viajar y no se atreven 

Días de viaje, uno de los libros de Aniko Villalba

A quienes no se animan a viajar, solo puedo compartirles mi experiencia:

  1. El mundo es mucho más amable, seguro y hospitalario de lo que nos cuentan.
  2. Me parece una buena idea irse de viaje con ahorros, para no tener que preocuparse desde el principio por la plata
  3. No viajes con todo planeado y resuelto de antemano, permití que el viaje te vaya mostrando el camino y te ofrezca soluciones
  4. No te desesperes por ver “todo” en un país o continente, me parece mejor ver poco pero siendo fiel a tus intereses, que ver todo solo porque “hay que verlo”
  5. No existe “el momento ideal” para empezar a viajar. 

Por Estefania Romano

IG: @anikovillalba

Notas relacionadas

Bitnami