News

Las claves del éxito de Andy Faerman (o cómo hacerse influencer de cero)

Es argentina y hace tres años se fue a vivir a Miami con su familia. Allá no la conocía nadie y en poco tiempo logró hacerse de un nombre y un lugar en el ambiente de la moda. Hoy es fashion stylist, consultora de moda y su cuenta de Instagram tiene miles de seguidores (de todo el mundo). En esta nota nos cuenta cómo hizo.
Hace más de tres años que Andy Faerman se fue a vivir a Miami. Y allá se convirtió en influencer. Foto: Instagram.

Empezar de cero en otro lugar, con otras costumbres y hábitos, no es nada fácil. Hace tres años, Andy Faerman se fue a vivir a Miami con su familia (su marido y en ese momento, Allegra que tenía 5 años (hoy, 8); Félix, que tenía 3 años (hoy, 5); y hace un año y dos meses nació Olympia).

Sus seguidoras adoran su estilismo. Foto: Instagram.

A Andy no la conocía nadie en Miami. Pero en poco tiempo consiguió convertirse en influencer y hacerse un lugar en el mundo de la moda. Su cuenta es @miamifashioninsider. Su propuesta es no perseguir las tendencias, sino buscar el estilo propio. Hablamos con ella, y entre otras cosas nos contó qué fue clave para convertirse en el fenómeno que hoy es en las redes.

-¿Cómo enfrentaste el desarraigo cuando te fuiste de Argentina?

-Lo primero que hice fue acomodar a mis hijos. Ellos eran mi prioridad y al principio me ocupé de que ellos estuvieran bien. Para mi sorpresa ellos se adaptaron mucho más rápido que nosotros. Tenían 3 y 5 años, eran muy chiquitos. Honestamente no me acomodé y no pude estar bien hasta que no me ocupe de mí, hasta que pude vincularme para conseguir clientes, un trabajo. El primer año fue muy duro porque yo estaba acostumbrada a trabajar, a tener mi vida, mis cosas y era volver a encontrar un poco mi lugar. Y entender cuál era mi lugar porque yo no lo sabía. Tenía que salir a ganarme el lugar.

La clave es buscar el estilo de cada una, y no seguir las tendencias tal como las dicta la moda, asegura esta experta. Foto: Instagram.

-Y hoy, ¿cómo estás?

-Estoy trabajando en diferentes cosas. Por un lado en el universo de Miami Fashion Insider, que es una plataforma que a mí me permitió empezar a conectarme con gente de Miami. Tengo una parte muy fuerte de consultoría de moda para marcas de todos lados, pero sobre todo latinoamericanas. Y también trabajo con clientes particulares haciéndoles asesoramiento de imagen y personal shopper. El foco más fuerte es la parte de consultoría.

Andy aconseja buscar ítems que te gusten para sumar al placard. Foto: Instagram.

-¿Cuáles fueron las claves para poder convertirte en influencer en un país donde no eras conocida?

Johnson Acero

-Fue un trabajo en equipo con mi marido porque la verdad me tuvo que bancar durante dos años y medio que me la pase saliendo a todos lados. Sabía que para empezar a trabajar acá necesitaba conocer quién era quien y entender cómo funcionaba el mapa de la moda acá en Miami. Me dediqué básicamente a ir a todos los eventos, de lo que fuera, me hice tarjetas personales con mi nombre. Me la pase invitando a almorzar y a tomar café a medio mundo. Mucha gente no me dio bola, otra gente sí, y de a poco fui vinculándome. Creé mi propia red porque no conocía a nadie de moda.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere irse del país?

-Creo que lo primero que le preguntaría es por qué se quiere ir. Creo que no hay paraísos y que a veces hay que pensar las razones por las que nos queremos ir porque idealizamos cosas. Si estás siguiendo una oportunidad está buenísimo. Si estás en crisis de valores, económica o de lo que sea, es importante entender que los problemas que tengas te los vas a llevar vayas donde vayas.

Siempre sonriendo. Foto: Instagram.

-¿Qué ítems no pueden faltar en tu placard?

-El mundo hoy apunta a la moda en general, a encontrar tu estilo personal más que ser un esclavo de las tendencias. Creo que lo que hay que tener en el placard sí o sí son ítems que te encanten, te adoren. Me pasa con unos zapatos de glitter que amo con locura. Y cuando no sé qué ponerme, los busco y me hacen feliz porque son hermosos. No pueden faltar en tu guardarropa esas cosas que te hacen sentir bien. Porque lo único que nos queda es el estilo personal. Después, todo lo demás pasa de moda. E invertir dinero en algo que va a pasar de moda, no tiene sentido. Hago hincapié en buscar que es lo que te gusta a vos, y trabajar sobre eso. Una vez que tenés tu estilo personal, comprás mejor.

-¿Cuál es tu mejor tip de belleza?

-Soy una fanatiza de la limpieza en la cara. Hay que tener la cara limpia a la mañana y  a la noche. Y uso una máscara natural que la empecé a probar estando embarazada porque no me quería poner productos que no fueran naturales. Es de matcha y se mezcla con un poquito de aceite y agua tibia. Te deja la piel recontra luminosa.

En la playa, junto a sus hijos. Foto: Instagram.

-¿Cómo hacés para compatibilizar maternidad con trabajo? Siempre se te ve espléndida en las fotos.

– Siempre digo que hay que aprender a bailar en el caos. El chico se va a enfermar el día que tenés una reunión importante. No falla. Pero hay que aprender a tener cintura. Empezar a conseguir otras mamás que te puedan dar una mano. Trabajar en pareja, bancarnos uno al otro cuando uno tiene algo importante. Es un baile. Y no castigarse. Uno es responsable por las decisiones que toma. Y hay que tomarlas evaluando pro y contras. Hay un montón de cosas más que a mí me gustaría hacer pero no las hago porque no me quiero perder cosas de mis hijos. Son decisiones muy personales y no hay que dejar que otro te diga si estás o no haciendo lo correcto.

El street style es el fuerte de Andy. Foto: Instagram.

-¿Qué opinás del diseño argentino?

-Hay muchos diseñadores argentinos que respeto y que me encantan. Martin Churba, JT, Fabian Zita… Tienen una identidad única y personal. Es cierto que no hay una identidad nacional a nivel diseño como ves en Colombia o Guatemala, que tienen una estética marcada. Los argentinos una forma particular de vestirnos y arreglarnos mucho más parecida a la europea. La verdad es que hay mucho talento y ojalá puedan darse a conocer en el mundo. Me encantaría. Pero es complicado.

-¿Volverías a vivir en Argentina?

-Sí, pero estamos viviendo una experiencia que queríamos vivir. Todas las experiencias te hacen crecer, con lo bueno y lo malo que tienen. En lo personal, vivir afuera me permitió conectarme con otro lado mío que no estaba conectado, con un lado profesional que quería explotar. Me encanta hacerlo pero también le tengo mucho amor a Argentina. Allá tengo mis afectos, mi familia, mis amigos… Si tuviera que volver, lo haría.

Notas relacionadas

Bitnami