Qué es la vitrificación de óvulos, el método que habría usado Isabel Macedo para ser madre a los 46 – Revista Para Ti
 

Qué es la vitrificación de óvulos, el método que habría usado Isabel Macedo para ser madre a los 46

La actriz y modelo está esperando su segundo hijo junto a, Juan Manuel Urtubey, su marido desde 2016. Y para lograrlo, a los 46, habría usado óvulos propios congelados. Te explicamos cómo es esta técnica que permite preservar la fertilidad y elegir el momento para ser madre.
Lifestyle
Lifestyle

Isabel Macedo y Juan Manuel Urtubey están esperando su segundo hijo. Si bien la modelo y actriz de 46 años no hizo anuncios al respecto, fue el gobernador de Salta quien confirmó la buena nueva, en conversación con Pablo Vilouta, de radio La Red. "¿Otra vez padre en breve?", le preguntó el periodista. “Exactamente, estamos muy entusiasmados y felices”, respondió Urtubey, confirmando los rumores.

isabel macedo
Isabel, Urtubey y la pequeña Belita. Ahora se agranda la familia. Foto IG.

La pareja, que se casó en 2016, tiene a Isabel ("Belita"), que nació el 7 de mayo de 2018. "Me despierto y todavía no puedo creer cómo está ella acá. ¿Entendés que tener un hijo es enamorarte de alguien enseguida? Belita fue soñada, creada y muy amada incluso antes de venir al mundo", declaró Macedo a revista Hola! por esos días.

Si bien no trascendió, es probable que la actriz y modelo, que tiene 46 años, haya recurrido a óvulos propios congelados tanto en este embarazo como en el anterior, método denominado vitrificación de óvulos. Al respecto, Para Ti habló con la Dra Marisa Geller, médica especialista en medicina reproductiva. Directora médica de In Vitro Buenos Aires.

Qué es la vitrificación de óvulos

"La vitrificación de óvulos es, indudablemente, un gran avance en la medicina reproductiva. Es una técnica que detiene el paso del tiempo y permite a las mujeres elegir cuándo ser madres", dice la Dra. Geller.

"Cuando la paciente decide congelar óvulos, determinar el número ideal de ovocitos para preservar es un gran desafío. No hay una cifra mágica y no es igual para todas. La calidad y cantidad de óvulos también se relacionan con la edad y las posibilidades de un futuro embarazo", añade.

isabel macedo
Las tres generaciones: Isabel con su madre y su hija. Foto IG.

"No existe un número de ovocitos vitrificados que garantice un nacido vivo. Sin embargo, el objetivo es ayudar a las pacientes con información sobre sus probabilidades para que puedan decidir cuántos ciclos realizar para contar con un mínimo de óvulos que, a futuro, les den chances en caso de ser utilizados", continúa.

La médica explica que "hay que tener en cuenta que estos datos no son aplicables cuando la decisión de preservación de la fertilidad es por causas médicas, por ejemplo, frente a un cáncer, en donde, además, la función de los ovarios puede estar afectada".

Y agrega que: "La técnica de congelamiento de óvulos o vitrificación es un método seguro y eficiente. Una vez descongelados, los óvulos tienen la misma posibilidad de lograr un embrión y un embarazo que si no hubieran pasado por este proceso. La salud de los niños y la evolución del embarazo concebido con óvulos vitrificados es semejante al observado en aquellos provenientes de óvulos frescos no congelados".

isabel macedo
Macedo con la pequeña Belita, que tiene 3 años. Foto IG.

La recomendación de utilizarlos antes de los 50 años de edad

Geller explica que, como el útero no envejece y los óvulos sí, al congelarlos, se puede transferir el embrión en un útero de una mujer de cualquier edad. "De todas maneras, se recomienda utilizarlos no más allá de los 50 años. Los óvulos se pueden mantener en nitrógeno líquido durante el tiempo que sea, pero, siguiendo las recomendaciones de todas las sociedades científicas de fertilidad, no se suelen realizar tratamientos más allá de esa edad", añade.

"Para hacer el cálculo de la cantidad de óvulos necesitados y ver cuántas veces hay que efectuar el procedimiento, es preciso conocer que la tasa de sobrevida de los ovocitos es de 80 por ciento aproximadamente", continúa.

Según la especialista, dado que la cantidad de óvulos es la que determina la probabilidad de embarazo, a veces, se requiere de más de un procedimiento para alcanzar el resultado deseado. "A su vez, a igual cantidad de óvulos, la tasa de embarazo una vez descongelados es mayor en menores de 35 años que en las que son más añosas", dice.

"Por ejemplo, la probabilidad de un bebé nacido vivo si la edad de la madre es menor o igual a 35 años -y si se preservaron 24 ovocitos-, ronda el 94%, mientras que cae a la mitad si el número guardado es 20 y la edad materna es superior a los 35 años. De igual manera, la probabilidad de nacido vivo es de aproximadamente 16% si se vitrificaron 5 óvulos (y la edad de la madre no supera los 35 años), mientras que se reduce a menos de 50% superada esa edad", continúa.

isabel macedo
Isabel Macedo tiene 46 años. Foto IG.

Cantidad de óvulos: ¿hay un ideal?

Y añade: "Si bien no hay un número ideal, hay que pensar que, cuando se estimula la ovulación, se logra que los folículos que están dentro de los ovarios y son los que tienen los óvulos, aumenten de tamaño. Con la medicación, los folículos crecen para conseguir óvulos maduros, pero no genera folículos nuevos. Es decir, si la paciente tiene pocos folículos, va a tener pocos óvulos y va a necesitar repetir el procedimiento más de una vez. ¿Pero cuántas veces? Depende de su edad y de cuántos óvulos haya obtenido en la primera aspiración folicular".

"Si la paciente logra 5 óvulos en una aspiración folicular y tiene menos de 35 años, la chance de lograr un embarazo a futuro es de 16 %, pero pasados los 35, las posibilidades se reducen al 6 por ciento. A su vez, si logra 10 óvulos y es joven, las probabilidades son del 43 %, pero si es mayor, con esa misma cantidad de ovocitos se reducen al 25 por ciento", agrega.

isabel macedo
La familia reside en Salta. Foto IG.

"Por eso, hay que pensar que cuanto más joven es la mujer a la hora de congelar, habrá que contar con más óvulos y que si son pocos, van a ser más útiles que si fuera más grande. Esto tiene que ver con que es importante la cantidad, pero también la calidad", refelxiona.

"Es fundamental brindar un buen asesoramiento y según la cantidad de óvulos obtenidos en un primer procedimiento evaluar si se repite o no. En definitiva, es importante el número total de óvulos y es igual si se obtuvieron luego de una punción o de varias", completa.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig