Cómo cultivar paltas en tu casa como Juana Viale – Para Ti
 

Cómo cultivar paltas en tu casa como Juana Viale

Juana Viale contó que en su casa, donde hace compostaje, le nacieron siete paltos de manera salvaje. En esta nota te contamos cómo tener tu propio árbol de paltas a partir de la germinación de la semilla.
News
News

Juana Viale reveló que en su jardín le han nacido siete árboles de palta o paltos. La conductora habló del tema en la mesaza, cuando se mencionó cómo se hace el compostaje y los beneficios de reconvertir la basura orgánica en compost o tierra fértil.

Quien mencionó el tema fue Dalia Gutman, invitada a los Almuerzos de Mirtha Legrand y Juana la secundó, explicando que gracias a realizar el compost en su casa, le han nacido de manera salvaje los siete árboles. "Me empezaron a crecer del compostaje, a partir de las semillas de las paltas", explicó la conductora. "Ya están todos en tierra, voy a tener que donarlos porque no me dan los metros cuadrados", agregó.

juana viale
Juana contó que en su casa nacieron siete árboles de palta de manera salvaje. Foto captura.

La palta es una fruta exquisita y muy nutritiva y que puede cultivarse en casa, tal como hizo Juana. Su cultivo casero bien puede hacerse en tierra como en maceta.

El origen de la palta

El palto o aguacatero es un árbol originario de América Central y su producción doméstica data del año 10.000 a.C. Se siembra para el consumo de sus frutos y la utilización de ellos en gastronomía, también se usa su aceite con fines medicinales o cosméticos y sus hojas para la elaboración de expectorantes.

La palta aporta vitaminas E, A, B1, B2, B3, ácidos grasos, proteínas y minerales. El árbol de palta requiere varias horas de sol, no resiste las heladas y no soporta los suelos con exceso de humedad. Su cultivo se puede iniciar a partir de la semilla, germinándola durante algunos meses.

Paltas listas para ser consumidas. Foto 123RF.

Cómo plantar un árbol de palta

Para lograrlo, necesitás una palta entera, un vaso o recipiente y cuatro escarbadientes.

Procedimiento:

  • Cortar la palta con cuidado, evitando dañar el carozo. Extraer el carozo.
  • Lavar el carozo de la palta cuidadosamente, quitando toda la pulpa. No quitar la corteza de la semilla, que es de color marrón claro.
  • Manteniendo el carozo con su punta angosta hacia arriba, clave a media altura cuatro escarbadientes a iguales intervalos.
  • En un recipiente pequeño y poco profundo (preferentemente de plástico), agregue agua hasta el borde. El recipiente debe ser lo suficientemente ancho para poder colocar sin dificultad la palta entera, pero no demasiado ancho.
  • Colocar el carozo (con los escarbadientes ya insertados) en el recipiente. Los escarbadientes deben apoyarse sobre las paredes del recipiente, quedando de esta forma solo la mitad del carozo sumergida. Asegurarse que la parte puntiaguda apunta hacia arriba y que la parte redondeada está sumergida en el agua o de lo contrario su palta no crecerá.
  • Colocar el recipiente con la palta en un lugar templado y tranquilo (cerca de una ventana u otro lugar iluminado) para que empiece a echar raíces. Y cambiar el agua cada 1 o 2 días.
  • Cuando las raíces sean considerables y el tallo haya dado hojas, estará listo para ser plantado en tierra. Quite el carozo brotado del recipiente y retire cada uno de los escarbadientes.
germinación de palta
Así quedará el carozo de la palta una vez germinado y listo para llevar a la tierra o maceta. Foto 123RF.

Para su siembra en maceta se necesitará de un recipiente que tenga al menos 40 litros de capacidad, esto le brindará el espacio apto para que sus raíces se desarrollen con comodidad.

El drenaje y la materia orgánica es fundamental. La maceta tiene que tener orificios suficientemente grandes y procurar que no se obstruyan, para esto se pueden agregar piedras en el fondo o mezclar el sustrato con arena. Esto último también hará que la tierra sea más liviana, algo que lo beneficiará.

El lugar donde se ubique el árbol tiene que recibir varias horas de sol directo. Durante el invierno, se puede protegerlo envolviéndolo durante la noche para evitar que el frío lo afecte.

Estos árboles pueden tener un rápido crecimiento, para que su desarrollo en maceta sea saludable y produzca frutos, es necesario podarlo. Durante los primeros años, debes procurar, antes de su crecimiento primaveral, recortarlo para que no supere los 30 centímetros.

Este procedimiento solo se realizará una vez para que el ejemplar sea frondoso. Luego, se recomienda una poda anual en el que se quitan las ramas más viejas, las que estén deformadas o que impiden el ingreso de oxígeno.

Fuente: Pilar a diario

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig