Deco

Conocé a las arquitectas irlandesas ganadoras del Premio Pritzker 2020

Por primera vez en la historia del Pritzker, un estudio conducido por dos arquitectas se llevó el máximo galardón. Las irlandesas Yvonne Farrel y Shelley McNamara, de Grafton Architects, fueron galardonadas por ser pioneras en un sector dominado por hombres.
Yvonne Farrel y Shelley McNamara se conocieron en los ´70 en la Universidad de Dublin, la misma en la que llevan décadas dedicadas a la docencia.

El premio Pritzker de este año sorprendió. Por primera vez en la historia del “nobel de la arquitectura” un estudio comandado por dos mujeres -las arquitectas irlandesas Yvonne Farrel y Shelley McNamar- se llevó este máximo reconocimiento, convirtiéndose en las primeras arquitectas en obtener este galardón en su país y engrosando a cinco la lista de mujeres que han recibido esta distinción en toda su historia; para más, con un fallo que las reconocía como “pioneras en un campo que ha estado tradicionalmente y continúa dominado por hombres”. Según resaltó el jurado presidido por Tom Pritzker, de Fundación Hyatt, durante la entrega realizada en Chicago, “…(ellas) son un faro para otras profesionales, con una obra marcada por la integridad, que respeta el lugar y la comunidad en que es construida”. Palabras que sonaron más fuertes a horas de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, cerrando un círculo perfecto.

Uno de sus trabajos más reconocidos y aplaudidos es el edificio de la UTEC, la Universidad de Tecnología de Lima, Perú. Aquí, la silueta en cascada de su campus universitario. (foto cortesía de Iwan Baan para para pritzkerprize.com).
En 2019, el El Real Instituto de Arquitectos Británicos (RIBA, por sus siglas en inglés), otorgó el premio internacional a mejor edificación a la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) por su estructura que se acopla al paisaje de la ciudad, manteniendo su diseño orgánico. (foto cortesía de Iwan Baan para para pritzkerprize.com).

Yvonne Farrell y Shelley McNamara se conocieron en los ´70 en Dublín, Irlanda, y ocho años más tarde fundaron Grafton Architects, el estudio que lleva el nombre de la calle donde montaron su primer bureau. Han desarrollado proyectos en su país, en Reino Unido, Francia, Italia y Perú. Sus obras van desde universidades y edificios oficiales hasta casas particulares en Irlanda, pero también en Italia, Francia y Perú.

Entre sus obras más destacadas se encuentran la Universidad de Ingeniería y Tecnología UTEC en Lima (Perú, 2015), el Department of Finance en Dublín (2009), la Universita Luigi Bocconi de Milán (2008) y el School of Economics de Toulouse (2019). “Por su integridad en el enfoque de sus edificios….por su compromiso incesante con la excelencia en arquitectura, su actitud responsable hacia el medio ambiente, su capacidad de ser cosmopolitas al mismo tiempo que adoptan la singularidad de cada lugar en el que trabajan, por todos estos motivos y más, reciben el Premio Pritzker de Arquitectura 2020 “, dijo el jurado sobre Farrell y McNamara. También, destacaron que “las arquitectas son siempre “conscientes del diálogo entre lo interno y lo externo, lo cual se evidencia en la mezcla de espacios públicos y privados” en sus obras.

Los azulejos de terracota, los ladrillos rojos y los zócalos de granito forman la “piel hecha a mano” Instituto Urbano de Irlanda. (foto cortesía de Ros Kavanagh para para pritzkerprize.com).

Dominados por el hormigón, fríos a primera vista y cercanos al brutalismo, los edificios de Farrel y McNamara sorprenden por su diseño interior con espacios diseñados a medida de las necesidades de sus habitantes. Es el caso del edificio de la la UTEC en Lima. Ubicado entre una autopista y un barrio residencial, emerge como un edificio vertical con un perfil en cascada y un diseño ideado para recoger el viento del mar, lo que minimiza el uso de aire acondicionado. Ese continuo diálogo entre el exterior y el interior también se destaca en las oficinas del Department of Finance de Dublín, donde utilizaron tierra local para la fachada y el atípico diseño de las ventanas ofrece vistas panorámicas de la ciudad y dan sensación de amplitud.

Priztker con perspetiva de género

En la historia de este premio, instituido en 1979, sólo tres mujeres habían sido galardonadas hasta ahora. Farrel y McNamara son las primeras irlandesas en recibilo, y la cuarta y quinta mujer después de la anglo-iraquí Zaha Hadid (2004), la japonesa Kazuyo Sejima (junto a Ryue Nishizawa), en 2010, y la española Carme Pigem (junto a Rafael Aranda y Ramón Villalta), en 2017. “Ser arquitecto es un privilegio enorme. Este premio es un espaldarazo a nuestra concepción de la arquitectura“, afirmó Farrell en el comunicado del fallo. “A veces nos ha costado encontrar espacios en los que implementar nuestros valores de humanismo, artesanía y conexión cultural con los que trabajamos; por eso este premio es sumamente gratificante“, agregó McNamara.

El atrio central del Town House Building, de Kingston University (foto cortesía de Photo courtesy Ed Reeves para pritzkerprize.com).

Arquitectas y docentes (ambas dan clases desde hace décadas en la universidad de Dublin), Farrel y McNamara han recibido en los últimos años grandes reconocimientos. En en 2019, recibieron el Royal Institute of Brithish Architects (RIBA) máximo galardón de arquitectura inglés; e2018 fueron comisarias de la Bienal de Venecia de Arquitectura, dedicado al concepto Freespace; y en 201, recibieron el León de Plata de la ciudad italiana por su proyecto Arquitectura como Nueva Geografía. Mc Namara apunta, “la arquitectura es el marco de la vida humana. Nos une y nos conecta al mundo de una manera que no lo consigue ninguna otra disciplina relacionada con el espacio. En el corazón de nuestro trabajo está la creencia de que la arquitectura importa”.

.

Notas relacionadas

Bitnami