5 pérgolas divinas que podés hacer vos mismo – Revista Para Ti
 

5 pérgolas divinas que podés hacer vos mismo

Las pérgolas son las reinas absolutas de los espacios exteriores y la buena noticia, es que existen diseños simples de ejecutar y que podés hacer vos mismo. Mirá estas opciones e inspirate para poner manos a la obra. ¡Son divinas!.
Deco
Deco

Ahora que se vienen los días más lindos hay que planificar los arreglos necesarios para exprimir al máximo toda la temporada de aire libre. Si vivís en una casa con jardín, patio o terraza, sumar una pérgola que te proteja del sol es una excelente opción. Y no sólo eso... También cuentan con un enorme potencial decorativo y pueden convertirse en las reinas absolutas de los espacios exteriores.

Si bien existe una amplia variedad en cuanto a diseños y materiales, la buena noticia es que hay alternativas simples de ejecutar y que podés hacer vos mismo. Mirá estas opciones e inspirate para poner manos a la obra.

Estilo playero

Para un look playero nada mejor que apostar por las pérgolas hechas con estructura de madera + una esterilla o cañas finas a modo de cubierta. Si le además le sumás unas cortinas blancas de gasa y algunos objetos de fibras naturales, el resultado será irresistible.

Sumarle cortinas blancas le dará un look aún más playero. Foto: Pinterest
En estos tipos de pérgolas las fibras naturales quedan divinas. Foto: Pinterest

Tipo gazebo

Una buena opción es comprar pérgolas pre-armadas y colocarlas en el espacio elegido. Se le puede sumar un toldo desmontable para protegerse del sol en los días más intensos.

En la mayoría de los casos, estos diseños constan de cuatro pilares de hierro, por lo que una buena alternativa para suavizar la estructura, es incorporar plantas trepadoras o alguna guirnalda con luces cálidas para encender apenas comienza a ocultarse el sol.

Una pérgola tipo gazebo con toldo desmontable conquista este jardín. Foto: Pinterest

Estilo rústico

Para un look más rústico nada mejor que apostar una pérgola 100% con troncos. Quedan súper cancheras, acogedoras y son una de las opciones más elegidas para armar uno mismo.

Dos pérgolas hechas 100% con troncos. Foto: Pinterest
Rústicas y muy cancheras, las pérgolas hechas con troncos son una de las opciones más elegidas para armar uno mismo. Foto: Pinterest
Troncos + esterilla: una combinación irresistible. Foto: Pinterest

Estructura + plantas

Otra alternativa consiste en comprar una pérgola -de hierro o madera- con estructura al desnudo e incorporarle una linda vegetación como enredaderas y trepadoras. Cuando lleguen a la parte superior de la pérgola, cumplirán también con la función de aportar más sombra.

Una pérgola con estructura de hierro y cubierta con plantas. Foto: Pinterest
Las enredaderas suavizan la estructura y aportan sombra. Foto: Pinterest

Sólo con cañas

Esta también es una de las opciones más elegidas para poner manos a la obra y armarla uno mismo. Se puede armar una estructura de cuatro columnas y vigas transversales, aunque también adosar a las paredes de la casa con sólo dos puntos de apoyo.

Una pérgola hecha sólo con cañas adosada a las paredes de la casa con sólo dos puntos de apoyo. Foto: Pinterest

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig