Lifestyle

Alerta fitness: 6 riesgos de hacer ejercicios mal en casa

El “No Gym ¡No Problem! de Para Ti Fit se volvió un clásico de la cuarentena XL. Sin embargo, entrenar en casa y sin la intervención directa de especialistas tiene sus contras. Consejos y tips para tener en cuenta y seguir entrenando sin pasarla mal en el intento.
Agus Dandri, editora de Para Ti Fit, entrenando en casa. Foto: Archivo Atlántida.

Ya van a ser casi tres meses con los gimnasios y clubes cerrados. Y, si bien hay quienes extrañamos poder hacer actividad física como antes… Vale destacar que hay personas están entrenando más que antes. Incluso muchos aprovecharon el aislamiento social para empezar a moverse.

Consejos para entrenar solas en casa

“Algunas personas podrán beneficiarse de tener la oportunidad durante el confinamiento de comenzar a practicar ejercicio físico que antes no hacía o no podía. Pero siempre que lo practiquen con moderación, regularidad, descansos y adaptados a su nivel. De lo contrario, los riesgos por entrenar en exceso o por esa citada falta de adaptación pueden ser serios”, advierte Patricio Pileggi, director del Centro Neo Fit.

Según explica este experto en capacitación deportiva y ciencias de la actividad física, a la hora de entrenar solos tenemos que tener en cuenta las siguientes cuestiones: el nivel de intensidad, la frecuencia de entrenamiento o el tipo de ejercicios o entrenamientos más adecuados.

“La falta de personalización impide contar con objetivos claros, ejercicios progresivos y adaptación de las sesiones a cada persona”, asegura.

Y como solo tenemos un cuerpo, es importante que lo escuchemos y cuidemos. 

agus dandri sentadillas
Agus Dandri, embajadora de animarse a entrenar fuera del gimnasio. Foto: Archivo Atlántida.

Consecuencias no deseadas de entrenar mal en casa 

  1. Viejas lesiones: ya sea por haber perdido tono muscular, haber hecho ejercicios que no se adecuan al individuo, sobrecarga o estrés, pueden resurgir dolores del pasado.
  2. Problemas de corazón: si alguien sufre alguna patología, trastorno o insuficiencia cardíaca y abusa en estos momentos de la actividad física o ejercicios de moda.
  3. Estrés físico y psicológico: hacer un excesivo esfuerzo repetido en poco tiempo puede perjudicar aumentando el estrés o haciendo más susceptible las emociones de las personas.
  4. Patologías osteomusculares: dolor de cuello, lumbalgias, dolores articulares debidas a una excesiva práctica deportiva o por no emplear una técnica adecuada.
  5. Déficit de movilidad articular: por trabajar de forma descompensada, es decir, trabajar mucho más la fuerza que la movilidad y la estabilidad articular, o viceversa.
  6. Daños o molestias articulares: especialmente en las rodillas, debido a una posible falta de información sobre la técnica, la sobrecarga muscular y el cuidado de su sistema músculo-esquelético durante la práctica deportiva.

Notas relacionadas