#BookDeLaSemana Sofía Zámolo: «Quiero inculcarle a mi hija los valores de mi mamá para que sea tan generosa, sensible, humilde y solidaria como era ella» – Revista Para Ti
 

#BookDeLaSemana Sofía Zámolo: "Quiero inculcarle a mi hija los valores de mi mamá para que sea tan generosa, sensible, humilde y solidaria como era ella"

Sofía Zámolo admite que está pasando por un momento especial y que, claro, se siente muy vulnerable: tiene una hija de 7 meses y su madre falleció hace 4. Muchas emociones juntas, difíciles de procesar, y un duelo que recién comienza. Sin embargo, asegura que su hija California llegó a su vida para darle alegría y esperanza. 
News
News

Nadie diría que Sofía Zámolo es una mamá primeriza. No se queja de la falta de sueño, ni de la energía inagotable de California -su hija de 7 meses- y esa serenidad se refleja en la expresión de su cara, más bella que nunca.  “Yo sé que algunos padres se desbordan y lo entiendo, claro, pero a nosotros no nos pasa.  Estábamos como muy preparados con Joe para la llegada de Cali y, es una beba tan dulce y sociable, que vino a traer mucha alegría y esperanza a nuestras vidas. Tal vez por eso no me notás sobrepasada”, explica la modelo mientras se prepara para las fotos del book de la semana de Para ti.

-Pasaste un embarazo difícil, ¿no?

-Muy. Los primeros 4 meses vomité sin parar y te juro que pensaba: “!No me embarazo nunca más!” (Se ríe) Pero cuando llegué al 5to mes todo pasó y pude disfrutar, a pleno, del último tramo.

-¿El parto fue más simple?

-Y….maso. La realidad es que tuve muchas horas de trabajo de parto y terminé en una cesárea de urgencia porque la beba comenzó a correr riesgo de vida. Más allá de eso, fue una hermosa experiencia que estoy totalmente decidida a repetir.

-¿Ya piensan en darle un hermanito a California?

-No es un tema que nos estemos planteando ahora pero sospecho que, en breve, van a comenzar a aconsejarme: “Te conviene tener otro bebé rápido asi hay poca diferencia de edad y los crias juntos” y cosas asi… ¡Ya estoy preparada para escuchar frases de ese estilo! (Se ríe)

-Dijiste que tardaste mucho en quedar embarazada… ¿Te sometiste a algún tratamiento de fertilidad?

-No fue necesario pero -como el embarazo no llegaba- consulté con un especialista en fertilidad que me pidió varios análisis y ecografías para chequear el estado de mis óvulos. Por suerte, no tuvimos que avanzar mucho más que eso porque quedé embarazada.

Acaso la mejor canción de cuna

-Cali cumple 8 meses el 29 de junio…. ¿Comenzó a transitar la angustia del octavo mes?

-Estas últimas noches noté que a veces llora, con mucha congoja y sin motivo alguno, asi que entiendo que está entrando en esa etapa. Pero no la siento más pegada a mi de lo normal, por ejemplo, y me dijeron que eso también es bastante habitual.  A ver: ella siempre está pegada a mi, tal vez, por eso no noto la diferencia.

-¿Hacen colecho?

-No, nunca lo hicimos. Ella tuvo su cuna en mi dormitorio hasta los 6 meses y ahora la pasamos a su propia habitación. Obvio que alguna siesta en nuestra cama ha hecho y siempre la traemos los fines de semana cuando despierta muy temprano -tipo 6 o 7 de la mañana- y nosotros queremos seguir durmiendo. Pero es algo muy ocasional, no es un hábito para Cali dormir con nosotros.

 

-Leí que, para dormirla, le cantás una canción que te cantaba tu mamá a vos…

Si, es asi: se llama La gatita Carlota. Mi mamá nos la cantó a nosotros cuando eramos chiquitos, luego a sus otros nietos y también llegó a cantársela a Cali por eso yo decidí seguir con esa rutina hermosa que tuvo con todos nosotros.

Una madre incondicional

-El sábado 29 de mayo estuviste en PH hablando de la muerte de tu mamá y fue un testimonio fuerte: se nota que estás muy angustiada

- Si, fue extraño ir a un programa de televisión después de tanto tiempo y cuando sólo pasaron 4 meses de la muerte de mi mamá.

- Por lo que contaste ese día era muy compañera tuya

-Ufff….no te imaginás cuánto. Mi mamá era una persona muy presente en mi vida. Para que te des una idea: yo estaba hablando por teléfono con ella y le comentaba -al pasar- que me habías quedado sin pan y ella iba a comprar y me lo traía. Asi, de la nada, y sin que yo se lo haya pedido. Era una mujer atenta e incondicional: mi gran compañera. Aún estando enferma le tejió chalequitos y mantas a mi hija, que ahora conservo como grandes tesoros…. ¡Por que lo son! Como dije en PH, me hubiera gustado que pudiera disfrutar mucho más tiempo de mi hija.

- ¿Sentiste que ella pudo despedirse de Cali?

(Piensa unos segundos en silencio) No sé si se despidió…. No puedo asegurarte eso. Pero estoy convencida de que, durante sus últimos días, su gran dolor fue pensar en que no iba a poder verla crecer porque mi mamá disfrutaba mucho de sus nietos, los amaba con locura.

- ¿Qué es lo que más admirabas de ella?

-¡Todo! Mi mamá era una mujer 100% admirable, mi ejemplo a seguir. Tal vez, si tengo que destacar una virtud, era su fortaleza: ella perdió un hijo de 16 años -Fede, el gemelo de mi hermano mayor Diego- en un accidente y logró salir adelante. Tenés que ser muy fuerte para poder seguir amando la vida -como hacía ella- después de pasar por un dolor de ese tipo.

- ¿Tenés imágenes de ella deprimida cuando murió tu hermano?

- Nunca se tiró en la cama y se dejó estar, como hacen otras personas. Y te aclaro: no juzgo, en absoluto, al que lo hace, ¿eh? ¡¿Cómo voy a opinar sobre alguien que está transitando un dolor asi?!Pero te lo cuento porque siempre admiré su fortaleza para salir adelante y seguir viviendo a pesar de esa gran angustia que había en su interior: era una guerrera. Yo sé que todos creemos que nuestra mamá es la mejor del mundo pero la mía realmente era una fuera de serie. No exagero nada.

- ¿Crees que vos vas a ser una mamá como ella?

-¡Ay! No sé si voy a estar a su altura pero te aseguro que trataré de copiarla en todo. Quiero inculcarle a Cali sus valores para que sea tan generosa, sensible, humilde y solidaria como ella y también compartir su amor por la música y el arte: ella nos hacia bandejitas pintadas y portarretratos mientras cantaba y hacía bromas. Mi mamá nos enseñó la importancia de tener una linda familia -sólida y unida- y todo eso quiero que Cali lo aprenda.

- ¿Sentís que ella se enfermó porque se angustiaba demasiado por algún tema puntual?

- Mirá, yo estoy convencida de que las personas -cuando sufren y se angustian mucho- terminan somatizando: el cuerpo se manifiesta y se enferma. A mi mamá le pasó algo asi y me hubiera encantado que se angustie menos por algo en particular que pasaba en mi familia pero, por respeto a ella, no voy a hablar de ese tema.

Amor con aires cariocas

-¿Cómo conociste a José Félix Uriburu, tu marido?

-Nos conocemos desde hace mil años: yo tenía 13 años y él 16 cuando nos vimos por primera vez porque teníamos varios amigos en común con los que salíamos en grupo: ibamos a fiestas o algún cumpleaños. En aquel momento, no pasó nada… Aunque ahora dice que él ya se había fijado en mi. Dejamos de vernos durante muchos años hasta que empezó a seguirme en Instagram, me mandó un par de mensajes y debo confesar que yo tardé en contestarle.

- ¿No te interesaba?

-¡Si! Pero soy colgada con los mensajes y me tomé mi tiempo para responder. Después Le di mi teléfono, hablamos y al poco tiempo nos cruzamos en una fiesta asi que ahí charlamos más tranquilos.

- ¿Podriamos decir que esa fue la primera cita formal de ustedes?

-Ponele. En realidad, no recuerdo el día exacto en que salimos solos a comer  sólos por primera vez porque fue todo muy rápido: al mes de esos primeros encuentros ya vivíamos juntos y al año y medio de relación me propuso casamiento.

- ¡Un romance vertiginoso!

-Total y ya llevamos casi 7 años juntos. De lo que tengo un recuerdo hermoso es de las primeras semanas de noviazgo porque transcurrieron en Brasil, durante el Mundial del 2014. Estábamos en San Pablo los dos -él con un grupo de amigos y yo con una amiga- y teníamos que ir a ver la final a Río de Janeiro y él se ofreció a llevarnos hasta allí. Pasamos varios días en esa ciudad increíble y con un clima divino…. ¡Era el destino perfecto para enamorarnos!

Unidos y madrugadores

-¿Cuesta encontrar ciertos momentos de intimidad con una hija tan chiquita?

-Cuesta con una hija chiquita, en plena pandemia y con la realidad que vivimos. Pero… ¿Sabés qué creo? ¡La gente se exige demasiado! Quiere tener la vida totalmente acomodada y perfecta hasta en este extraño 2021 que nos tocó transitar. Yo tenía muy claro que, cuando naciera Cali, todo se iba a dar vuelta: las prioridades iban a cambiar y mi vida sería otra pero, como te decía antes, no lo padezco porque desee mucho ser mamá. Creo que a los dos nos pasa lo mismo, estamos muy en sintonía en ese aspecto y eso hace que no haya reclamos de ninguno de los dos lados.

-¿Pero tienen sus momentos a solas o eso hoy es casi imposible?

 -La beba a las 20 horas está durmiendo asi que, a partir de ese momento, podemos comer tranquilos, charlar y lo que tengamos ganas (se ríe). Nosotros somos una pareja que comparte mucho: nos gusta cocinar juntos, mirar series o películas, salir a caminar. Eso si, te aclaro: todo lo hacemos muy temprano. Si venís a casa a las 22 horas ya nos encontrás cenados, bañados y tapados hasta la naríz, en la cama, mirando Netflix. ¡Somos muy madrugadores!

-¿José es un papá presente?

-Total: un papá que cambia pañales desde el día 1. La verdad es que nos divimos mucho la crianza de Cali pero también las tareas domésticas.

Recuerdos de familia

- Cuando todo esto pase….¿Querés viajar a algún lugar en especial con tu familia?

(Piensa en silencio) No sé si quiero viajar a algún lugar en particular…. Siento que ni el lugar más lindo del mundo hoy me va a hacer felíz porque nada me va a permitir recuperar a mi mamá (se quiebra).

-La muerte de tu mamá es tan reciente que es lógico que sientas eso

-Si, lo sé. Suena fuerte lo que digo y pareciera que no siento deseo de nada. No es asi pero tampoco te quiero mentir: hoy no me tienta viajar porque ningún lugar me va traer de vuelta a mi mamá. El año pasado habíamos planeado vacaciones en la playa y llegó el corona virus, todo se suspendió y después ya mi mamá se enfermo. Asi que ese viaje quedó pendiente…. A lo mejor alguna vez nos animamos a hacerlo -ya sin ella- pero hoy me cuesta hasta pensarlo.

¿Recordás algún viaje lindo con tu mamá?

-Siii…. Hicimos un viaje soñado con mi mamá y mis dos hermanos a Nueva York: los cuatro juntos. Yo me había ganado 2 pasajes en un programa de televisión asi que sólo compramos 2 más, alquilamos un departamento y partimos. Fueron unas vacaciones tan hermosas que aún hoy nos mandamos fotos con mis hermanos de aquellos días. Nos levantábamos a la mañana – mi mamá ya nos tenía preparado el desayuno como cuando eramos chiquitos- y salíamos a recorrer Nueva York sin parar.

¿Fueron a alguna otra ciudad?

-Si, mi mamá tenía una prima en Washington asi que alquilamos un auto e íbamos cantando canciones mientras nos turnábamos para manejar. Cuando volvimos a Nueva York la llevamos a mi mamá a un local para comprarse el vestido para mi casamiento y ese día fue hermoso: ella entraba al probador con un modelo, salía y nosotros les decíamos si nos gustaba o no y asi horas hasta que, entre todos, votamos por el más lindo. ¡Lo que nos divertimos!

Que lindo conservar esos momentos en la memoria, ¿no?

-Si, me quedo con la bendición de haber podido compartir momentos tan lindos con ella y con mis hermanos.

 

Fotos: Cristian Beliera
Maquilló: Irene Alcieri (@irenearcieri)
Peinó: Eddie Rodríguez para Frúmboli Estudio.
Ropa: Cher, Justa Petra, Natalia Antolín y Converse

Agradecimiento: Multitalent

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig