Conocé la historia detrás del último capítulo de «Friends», a 17 años de su emisión – Para Ti
 

Conocé la historia detrás del último capítulo de "Friends", a 17 años de su emisión

Fue una de las series más vistas en el mundo y permanece vigente, ya que multiplicó de manera exponencial sus seguidores. La historia de amistad entre Rachel, Phoebe, Ross, Chandler, Mónica y Joey logró traspasar las pantallas generando un vínculo muy fuerte entre los actores que les hizo muy difícil la grabación del episodio final.
News
News

Se cumplen 17 años del final de "Friends", una de las series más vistas en la historia y que goza de plena vigencia. El episodio final se emitió 6 de mayo de 2004, entre lágrimas y abrazos de sus protagonistas. Rachel Green, Ross Geller, Phoebe Buffay, Joey Tribbiani, Monica Geller y Chandler Bing se mostraron por última vez en el programa que los tuvo juntos desde septiembre de 1994.

Durante el capítulo -que se filmó meses antes de su emisión- cada uno de los personajes principales fue dejando las llaves del departamento en el que rieron e hicieron reír a millones espectadores durante una década, antes de ir por un último café juntos al "Central Perk", el icónico bar en el que transcurrieron escenas memorables.

El elenco, muy emocionado, aplaude al público presente en los estudios de Warner Bros. Foto: IG

Aquellas escenas grabadas en Burbank, California, el mítico "Stage 24"(que luego fue rebautizado con el nombre de la serie) Jennifer Aniston, David Schwimmer, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Courteney Cox y Matthew Perry lloraron de verdad. Los actores del programa emitido por la cadena NBC hicieron honor al nombre: jamás hubo siquiera un rumor de tensiones entre ellos; por el contrario, se convirtieron en verdaderos amigos, una rareza en cualquier casting de estrellas de Hollywood.

Tal vez parte del secreto fue que ninguno era realmente famoso antes de "Friends": comenzaron ganando 22.500 dólares por el piloto pero terminaron ganado un millón de dólares por capítulo, cada uno, al final de la serie, habiendo cosechado un rating de 52 millones y medio de espectadores (sólo en los Estados Unidos). Este récord lo transformó episodio de televisión más visto de la década.

En Nueva York, ciudad donde transcurría la trama, más de tres mil personas se sentaron a ver el final de su serie favorita en grandes pantallas dispuestas en parques en toda la ciudad.

A lo largo de diez años, la historia creada por David Crane y Marta Kauffman sobre seis neoyorquinos veinteañeros que acababan de terminar la universidad y solo se tenían a ellos mismos como red de apoyo se había transformado en una de las más exitosas de todos los tiempos: hasta hoy sigue reportando a Warner ganancias que rondan los mil millones de dólares anuales. Y esa red de apoyo era tan real al interior del casting, que aunque Aniston se transformó en una de las actrices mejor pagas de su generación durante el transcurso de la serie, aceptó bajar su cachet y negociar siempre el mismo salario que el resto de sus compañeros, otra de las claves de por qué todos siguen siendo tan amigos.

La primera en llorar fue Kudrow (Phoebe), seguida por Aniston (Rachel) y Cox (Monica). “Hasta ahí aguanté –contaría luego LeBlanc–. Pero cuando vi que David (Ross), que siempre había sido el más profesional, también lloraba, no pude más”. La escena tuvo que repetirse: hubo que maquillar a todos los protagonistas de nuevo. El que cambió el humor, como siempre, fue Perry (Chandler): “Bueno, vamos, ¿o quieren que nos despidan a todos?”, los alentó. Después confesaría al New York Daily que estuvo siete horas aguantando las lágrimas.

Foto: IG

"Friends" fue la primera serie concebida y ejecutada con un reparto coral. Los autores habían pensado originalmente en Phoebe y Chandler como “un poco más secundarios” y “que proveerían humor cuando fuera necesario”. Pero se dieron cuenta rápidamente de que aportaban mucho más que eso: “Se volvieron centrales en el grupo”. Lo que hizo de la serie un éxito absoluto fue precisamente el talento y la química excepcional de todo el casting y la clara identificación con el público: todos tenemos un grupo de amigos que son nuestra red.

Foto: IG

El capítulo final cerraba las historias de los seis: Ross le confesaba su amor a Rachel (y decidían quedarse en Nueva York y vivir de su sueldo de profesor de paleontología en lugar de ir a París en donde a ella la esperaba el trabajo de sus sueños en Louis Vuitton); Phoebe, que ayudaba a Ross a detener el avión el que planeaba irse Rachel, ya había tenido su propia cuota de amor romántico: se casó bajo la nieve con Mike (Paul Rudd), muy cerca de "Central Perk"; Joey era el único que se quedaba soltero, aunque con un pollito y un pato; y Mónica y Chandler adoptaban mellizos y se mudaban a los suburbios, un guiño a la propia lucha de la actriz para ser madre.

Crane y Kauffman dicen que para escribir el último capítulo, pasaron meses repasando finales de otras series para ver qué funcionaba y qué no. “No queríamos hacer algo conceptual, o que no tuviera que ver con el show”, dijo Crane. Kauffman agregó: "Queríamos que fueran felices y que estuvieran bien. Que fuera bueno para ellos y para el público decirles adiós".

Ahora, se espera que muy pronto HBO Max emita el especial "Friends Reunion", un homenaje por los 25 años de la sitcom. La grabación fue en el mismo estudio de Warner donde se grabó la serie original, con un sueldo de dos millones y medio de dólares para cada uno de los protagonistas, que en esta ocasión harán de ellos mismos, dejando un halo de misterio para los fanáticos que esperan, ansiosos, la emisión del histórico programa.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig