La historia de amor de Andrea Pietra y Daniel Grinbank: empezaron su relación hace 23 años, adoptaron una hija en Haití y no se casaron – Revista Para Ti
 

La historia de amor de Andrea Pietra y Daniel Grinbank: empezaron su relación hace 23 años, adoptaron una hija en Haití y no se casaron

La actriz le hizo pasar un largo período de prueba al productor, algo que terminó saliendo bien y sellaron una relación que se ha vuelto invencible. 
News
News

Andrea Pietra estaba en un palco viendo “La Cubana” en 1998 y Alejandro Fiore, que estaba en ese mismo lugar, le pide que se acerque a Daniel Grinbank para “manguarle” entradas de un recital que los Rolling Stones iban a dar en Argentina. Ella no sabía quién era. Se fue a su casa y al otro día recibió el llamado de la prensa de la empresa que estaba a cargo de una de las radios que había creado el productor de eventos e hizo el esperado “mangazo”. Recibió una negativa como respuesta… hasta que finalmente quien hoy es su pareja se comunicó.

“Alguien me está cagando porque no está lleno, hay entradas para vender”, fue el reclamo que hizo sin ningún tipo de filtro. “Ahí él empezó a llamar y me termina invitando al recital. Fuimos con Fiore. ‘Si queres vamos a cenar y te doy el estacionamiento’, me propuso. Le dije que se olvide, que le devolvía las entradas”, pero terminó concurriendo a varios de los shows. En el último, ella quiso agradecer la gentileza que había tenido.

De esa forma, se volvió a comunicar cuando terminó el recital desde el estacionamiento del estadio: Grinbank estaba a unos pasos viéndola. “Sale de atrás de un micro con una camiseta de Independiente, todo colorado porque es muy tímido y transpirado. Ahí lo conocí. Se me cayó al piso con este look, ¡qué le pasaba!”, recordó entre risas hace un tiempo cuando contó los detalles de esta historia de amor en “PH, Podemos Hablar”.

Lo cierto es que hubo buena sintonía y estuvieron tres meses saliendo los sábados y viernes a la noche a comer sin que pase nada. Es más, ella se negaba a cualquier tipo de acercamiento que intentaba establecer el productor ya sea con un beso o un abrazo. “Yo le decía que no”, sintetizó. Si, se la hizo difícil… pero dicen que quien insiste tiene premio.

Así fue que el 8 de mayo de 1998 la actriz bajó la guardia y comenzaron a oficializar lo que hoy es una gran relación de pareja entre dos personas que se llevan 14 años de diferencia. La vida los llevó a convivir, pero sin ningún tipo de compromiso en los papeles: después de tanto tiempo juntos creen que casarse podría desencadenar en una separación. Ella tiene esa teoría en base a noviazgos largos que al dar ese paso terminaron destruidos.

El insólito casamiento falso para conformar a su mamá

Pero le terminó cumpliendo el sueño a la madre de verla vestida de novia en un casamiento que se produjo en la ficción, algo realmente insólito. “Ella quería que me vistiera de novia y me casara. Cuando me toca el primer día de grabación de ‘Verdad Consecuencia’ era mi casamiento con el personaje de Fabián Vena. Era como de verdad, pero en la ficción: a las seis de la mañana me levante para maquillarme y fuimos a una galería de la avenida Alvear a probarme el vestido. Les dije a mi mama y a mi papa que vayan porque era la única foto que iban a tener conmigo vestida de novia”, relató.

La adopción de Sthepanie y el rol clave de Grinbank

La artista adoptó a Stephanie en Haití cuando era una bebé, hace una década. Si bien siempre mantuvo un perfil bajo, en el último tiempo la actriz decidió mostrar a la pequeña que cría junto a su gran amor, La pareja había tomado esta decisión luego de un largo proceso, que ella definió como “desgastante”, en el que intentaron tener hijos biológicos.

El debate pendiente en Argentina es la burocracia a la que se deben someter los papá que quieren agrandar su familia adoptando. Es por ese motivo que no quiso esperar el largo proceso local y armaron la carpeta en ese país centroamericano, plagado de necesidades. Igualmente, una vez concretado el ansiado trámite, tuvieron que enfrentarse a otra traba.

“Después de muchísimos viajes, cuando Daniel le quiere poner el apellido en Argentina, no había jurisprudencia en donde la pareja de una concubina le ponga el apellido a su hija adoptiva. Yo estaba casada con Fabián Vena. Me citó la jueza y me preguntó por qué no me quería casar. Era por cábala. Estábamos hace doce años juntos y yo veía parejas de quince que se casaban y se separaban”, detalló.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig