Qué contó el enfermero que vio por última vez a Maradona: «Estaba vivo… Descansando y respirando» – Para Ti
 

Qué contó el enfermero que vio por última vez a Maradona: "Estaba vivo... Descansando y respirando"

No trascendió su nombre, pero el enfermero que cuidó a Diego la noche anterior a su muerte ya declaró ante los fiscales que investigan las circunstancias del fallecimiento del futbolista. Esto es lo que dijo sobre la última vez que lo vio con vida. 
News
News

El enfermero (no trascendió su nombre) que se ocupó del cuidado de Diego Maradona hasta las 6.30 de la mañana del día en que murió, tuvo que declarar ante los fiscales que investigan las circunstancias de la muerte del Diez.


Uno de los dos enfermeros que tenían a su cargo el cuidado médico de Diego declaró: "Antes de dejar mi turno a las 6.30 de la mañana entré a la habitación y Maradona estaba vivo. Lo controlé. Estaba descansando y respirando".

Diego con su médico de cabecera, el Dr. Leopoldo Luque. Foto: IG.

La otra persona que atendía a Maradona era una enfermera ¡que se encargaba de la mañana y la tarde y fue una de los primeros testigos en declarar porque se encontraba en la casa del Tigre en el momento en que se conocer el deceso del jugador de fútbol. Ella, que tiene su habitación junto a la de Diego, declaró que lo había escuchado levantarse, tomar sus pastillas y volver a acostarse al encontrarse “cansado”.

Así llegaba Diego a la casa de Tigre el 11 de noviembre tras su internación.

La palabra del enfermero da cuenta que Diego estuvo controlado hasta las 6.30, momento en el cual aún se encontraba con vida, y desestiman la versión de que habría estado 12 horas sin vigilancia médica.

Quien había denunciado que Diego había permanecido durante doce horas sin cuidados médicos, fue su letrado, Matías Morla.

Es más: según dichos de la fiscal Laura Capra, alguien más vio con vida a Maradona antes de las 11.30: "Estos nos permite pensar, preliminarmente, que la muerte no fue mucho antes del ingreso del psicólogo y la psiquiatra", le indicó en una entrevista a Infobae.

Once semanas atrás, Diego se había hecho un chequeo médico y había compartido esta foto en su cuenta de Instagram. Foto: IG

La justicia tiene en su poder, además, los dos celulares de Maradona, pero por el momento no hay razones para vulnerar la intimidad de Diego. Y se esperan los resultados de las pericias toxicológicas que se hicieron durante la autopsia.

El comunicado oficial de la Fiscalía General de San Isidro informó que tomó conocimiento de la muerte de Maradona a las 13:20 y que la última persona que lo vio con vida fue su sobrino el día martes 24, a las 23 horas. Se trata de Johny Espósito, hijo de Betty, hermana del astro, y de la Morsa Espósito. A su vez, confirma que ese día se encontraban en la propiedad del barrio privado de Tigre el propio Espósito, su asistente (Maxi Pomargo), un empleado contratado para su seguridad física, una enfermera y una cocinera.

A las 11.30 del miércoles 25 llegaron el psicólogo y la psiquiatra, parte del equipo interdisciplinario que encabeza Leopoldo Luque, quienes ingresaron a la habitación. Allí intentaron hablar con Maradona, pero no respondió, aparentemente dormido. Convocados los otros integrantes del entorno presentes, lo intentaron despertar y allí, al no notar signos vitales pidieron la ambulancia. Le realizaron maniobras de RCP, pero fue en vano; Diego ya había muerto.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig