Rincones de lectura: ideas para armar un espacio de disfrute en cuarentena

¿Te gusta sumergirte en la lectura para aislarte un ratito del mundo? Un buen sillón, un apoyapiés y una lámpara hacen magia si armás lindas composiciones. Mirá estas opciones inspiradoras.

Cómo armar un buen rincón de lectura

  • EL SILLON CORRECTO: preferentemente individual, con una profundidad de no menos de 85 cm, con almohadones para sumar diferentes apoyos. A la hora de leer también son muy bienvenidos los chaise longue.
  • ILUMINACION. Elegí una buena lámpara de pie: son fundamentales para rincones de lectura. Si además tienen brazo móvil o direccionable, mucho mejor. Durante el día, ubicate cerca de una ventana: leer con buena luz natural es muy confortable.
  • APOYAPIES: con un sillón mullido y profundo se puede crear un buen rincón de lectura. Pero si encima viene con apoyapiés, el confort se duplica. Un puf o un taburete acolchado pueden ser otras alternativas para estirarse cómodamente.
  • MANTAS & ALMOHADONES: son comodines que siempre es bueno tener a mano.
  • MESA AUXILIAR. Siempre es bueno tener cerca un plano de apoyo, para dejar el libro, los lentes, la taza de té. Podés improvisarla con pufs o banquetas.
  • BIBLIOTECAS: Armar el rincón de lectura junto a la biblioteca, cualquiera sea su tipo, es redondo; pero no elemental. Lo importante es elegir un rincón de lectura tranquilo, asilado. Muchas veces, el espacio justo se encuentra en un dormitorio.

El sillón es el protagonista del rincón de lectura

CON UN SILLON NORDICO Y PLANTAS. Este tesoro de diseño años 60 y tapizado en pana turquesa, propone un espacio de lectura alegre sobre una alfombra tejida. El rincón contempla una biblioteca baja y otro ingrediente que acompaña de maravillas los espacios de lectura: las plantas de interiores.

EN UN CLÁSICO. Qué más cómodo que la silueta ondulada de una chaise longue de cuero estilo Le Corbusier para sumergirte en una buena novela. Aquí el tándem lo completa una lámpara artesanal hecha en herrería, con un muy útil brazo móvil.

SILLÓN EN COLOR VIBRANTE. ¡Amamos los sillones vintage! Aquí, un rescatadito con su tapizado original en pana mostaza. Lo acompaña una mini alfombrita a los pies. ¿La biblioteca? Una sencilla estantería metálica colgante, con lo justo y necesario, en la que abrocha una lámpara de lectura.

El sillón + biblioteca, puf y apoyapies para el rincón de lectura perfecto

JUNTO A LA BIBLIOTECA. Realizada en madera laqueada con estantes asimétricos que le dan una gran personalidad, la biblioteca es aquí protagonista. Se le arrima un sillón orejero retapizado en un alegre magenta. La mesita net de chapa pintada y la alfombra industrial, vuelven más moderno el espacio.

CON UN PUF PELUDO. Amamos a estos peluditos fáciles de mover por toda la casa. Los hay de diferentes marcas y formatos. Y son el apoyapiés perfecto. Aquí, junto a un sillón vintage en pana rosa viejo. Infaltable, una mesita auxiliar (en este caso, un taburete de yute) para apoyar la taza de café.

CON PIE GIRATORIO. Si sos de los que necesitan moverse aún en plena lectura, buscá un sillón que tenga pie giratorio. Este ejemplar de los años 70, en verde intenso, encontró compañía en una mesita auxiliar estilo art decó.

EN FIBRAS NATURALES. Un sillón de mimbre con base de hierro, propone un rincón de lectura junto a un tocón de madera a modo de mesa auxiliar. Mantas y almohadones son aliados perfectos de estos rincones. La lámpara, con pie de hierro, asoma por detrás.

CON APOYAPIES. El dúo perfecto para largas lecturas. Podés ubicarlos a gusto, juntos o incluso separados. Este diseño está inspirado en el sillón con apoyapiés creado por Pierre Paulin. Lo acompaña otro clásico de autor: la mesita auxiliar Tulip, de Eero Saarinen. La biblioteca está realizada en yeso y la lámpara es de pie en metal cromo.

BIEN PROFUNDO. Un cómodo sillón de tapicería en unos 95 cm de profundidad, es aquí protagonista junto a un puf apoyapiés. Menú de almohadones y manta sobre el apoyabrazos, listos para la ocasión. Una lámpara con pie y brazo móvil le da buena compañía.

UN RINCON ECLÉCTICO. Para disfrutar el momento de lectura con todos los sentidos, una alfombra bien peluda es un mimo para los pies. Este rincón ecléctico propone: un sillón vintage en pana verde, un puf tejido, una banqueta y un taburete retro como mesa auxiliar.

Puede interesarte

CONTEMPORÁNEO. De espaldas a la biblioteca de madera se acomoda u sillón individual de diseño contemporáneo, muy net. Para quitarle seriedad, un puf tejido oficia de mesa auxiliar.

PAREJA VINTAGE. Un sillón con su apoyapiés años 60, en pana capitoné para un rincón de lectura junto a la ventana. Como complemento, una lámpara estilo industrial en metal pintado.

Fotos: Pinterest.

Más Semana Deco Para Ti: El color gris en la paredes es la nueva tendencia a la hora de pintar

Ir Arriba