Deco

Cuando la galería es un ambiente más de la casa

El estudio de arquitectura de Pablo Vodopivec junto a Martín Papanicolau, la decoradora Cristina Pérez Moray y la paisajista Ernestina Anchorena armaron una cálida vivienda familiar con dos módulos de madera rodeados de verde y una enorme galería cortada por un patio verde. Una propuesta que se destaca en la última edición de Para Ti Deco.
El acceso a la casa está precedido por un piso de adoquines de madera y un cerco de palos de eucaliptus que contiene y brinda privacidad.Un gran sauce y un plátano añejo le dan sombra al parque.

La casa está dividida en dos módulos montados sobre plataformas de hormigón, todos revestidos en tablas de pino elliotis impregnadas y teñidas de negro, con techos a dos aguas de chapa acanalada colorada y columnas de pinotea. Pablo Vodopivec y Martín Papanicolau (papvodo@gmail.com) le sumaron unos cerramientos y puertas de pino Oregon reciclados que le calzan perfecto. Entre las dos casas se armó un patio con piso de adoquines de madera y un par de tilos. Una mesa redonda de hierro oxidado con sillas Quilmes (www.boulevardsaenzpeña.com.ar) es el lugar ideal para almuerzos al aire libre. Contra la pared, un clásico banco de plaza. El primer módulo abarca la planta social: cocina, comedor, living, hall, suite principal y área de servicios.

La galería elevada tiene piso de tablones de guayubira; allí se acomodan unos sillones de lapacho con almohadones de bull blancos y mesa ratona de pino Oregon.
Otro plano de la galería, con sus paredes revestidas en pino elliotis impregnadas y teñidas de negro.

Todo el contrafrente está recorrido por una generosa galería que es prácticamente un ambiente más de la casa. En su recorrido ofrece un living de exteriores con sillones de lapacho con colchonetas forradas y al centro una mesa de pino Oregon ambientada con gaviotas (elinadamiani.com) y un cuenco con crasas. Las paredes revestidas en tablas de pino elliotis teñidas de negro contrastan con el tono más claro de los marcos de todas las aberturas, el techo y el piso de deck. Bancos, sillitas materas y mecedoras se disponen libremente a lo largo del espacio.

Un patio verde que se baña con el agua de lluvia corta en dos la galería.

En el medio de la galería la paisajista Tina Anchorena (www.erenestinaanchorena.com.ar) diseñó un patio verde impluvium con gran variedad de helechos. Una mesa de cocina patinada de verde agua alberga patos, gaviotas y diversas crasas en cantidad de maceteros de diferentes texturas, colores y tamaños. En el techo hay un espacio abierto para que el sol y la lluvia rieguen las plantas.

Una piel de madera reviste también los interiores de la casa y le da el carácter de refugio. El suave color verde de los muros refuerza el clima acogedor del esapcio.

El living comedor es muy cálido. Las paredes revestidas en madera y pintadas de un suave verde por Cristina Ymaz (@cristinaymaz) le dan un plus de elegancia que se lleva muy bien con su ambientación: dos sofás Chester en cuero marrón, simétricamente enfrentados, con baúles y vasijas a los costados y una robusta mesa de madera de 4 pulgadas (consuelovidal.com) al centro. Dos sillitas materas se arriman hacia la chimenea, epicentro absoluto del espacio. El remate ecléctico lo dan las cortinas romanas de algodón floreado elegidas por la decoradora Cristina Pérez Moray (@lodelanegra) y la lámpara de bronce con borlas de vidrio. Los pisos se revistieron en porcellanato símil madera (sbg.com.ar).

Un dressoir estilo campo marca una sutil separación entre el comedor y el living.

El comedor propone una robusta mesa de madera con tapa de 4 pulgadas de espesor y patas de hierro, junto a sillas clásicas de madera lustrada (www.flox.com.ar). Unas campanas de mimbre del Mercado de Frutos le suman una cálida iluminación. Los centros de mesa son de cerámica (fundacionlosnaranjos.org). De fondo, sobre el gran vajillero patinado de azul, se destaca un cuadro con ovejas y marco decapé de Elina Damiani.

Todo el estilo campo presente en esta cocina.

La cocina tiene un mesón central de madera natural de lapacho y bancos a los costados con almohadones estampados. Un par de lámparas industriales (www.fabricadeluz.com.ar) lo iluminan. Los muebles de cocina son laqueados, con tapa de Neolith y se disponen en “L”, con la cocina con su respectiva campana antigua al centro. Los complementan unas estanterías de madera diseñadas por el estudio. Un antiguo banco patinado (Blvd. Sáenz Peña) se destaca debajo del ventanal. Sobre la mesa de cocina, canasta de picnic con aderezos, bandeja antigua de madera, un portatortas de porcelana inglesa y una antigua balanza de hierro.

Muebles en madera decapé para el dormitorio principal.

Una colorida manta de lana tejida al crochet le suma color a la suite principal, también envuelta en madera. La mesa de luz y el escritorio son de madera en decapé (consuelovidal.com). La manta de tusor y los almohadones son de Cristina Pérez Moray. Contra el ventanal, un Chester capitoné de cuero crea el rincón para la lectura.

La madera también dice presente en el baño de la suite.

El baño principal también tiene a la madera como protagonista. En este caso, a partir de un gran mueble de lapacho con bacha empotrada, grifería (fvsa.com.ar) y estante para canastos, todo diseñado por Pablo Vodopivec. El espejo es de madera decapé (Blvd. Sáenz Peña) y remata en un aplique antiguo. Jarritos con flores y ramas le dan un aire femenino al ambiente. 

Producción: Andrea Sanguinetti.

Fotos: Axel Indik.

Notas relacionadas

Bitnami