Josefina Cattaneo, la monja tiktokera:”Sería un regalazo que me llamara el Papa Francisco”

Esta religiosa de 25 años, es furor en TikTok, la red social que eligió para evangelizar. Además, es runner. En esta nota nos cuenta su historia y sus sueños.

Josefina Cattaneo, al monja que es furor en TikTok. Foto: captura de video.

“Mercedaria del Niño Jesús. Anunciando buenas nuevas. 25 años/hermana/feliz/runner”. Así se presenta en su perfil de Instagram Josefina Cattaneo. Habría que agregar “la monja tiktokera”, el apodo que se ganó a partir del momento que se convirtió en el fenómeno del momento en las redes sociales.

Y esta es la presentación que hace cuando comenzamos la entrevista: “Nací en Verónica, y viví en Magdalena provincia de Buenos Aires hasta que entré a la congregación de hermanas Mercedarias del niño Jesús, fundada por un cordobés (José León Torres, que va camino a ser santo). Tengo 25 años y ahora estoy en La Carlota, provincia de Córdoba. Hace 8 años que tome la decisión de ser religiosa, y llevo 4 de formación inicial y 4 de hermana”.

Josefina con su papá y su mamá. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.

Josefina es hija de Julio y Marcela, tiene dos hermana mayores (Magui y Juli) y un hermano menor que ella, Amilcar. Además dos sobrinos: Lucas, 12 y Alvarito, que tiene 3 años.

Josefina en una foto familiar. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.

Desde hace 6 meses está viviendo en La Carlota, donde es profesora de Educación Religiosa Escolar en el secundario y pastoralista del nivel primario. Además comparte las tareas para mantener la casa con otras hermanas de la congregación.

Josefina junto a sus compañeras en la congregación. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.

¿Cómo nació tu vocación religiosa?

No siempre quise ser monja. Quería ser una atleta olímpica. Me encanta correr. Creía que ése era mi futuro. Pero empecé a preguntarme cuál sería mi granito de arena para el mundo después de una misión en Quitilipi, Chaco. Allí encontré gente feliz y muy agradecida, con fe y esperanza, que no le temían a nada. Ahí comprendí que hay otras maneras de vivir, y que se puede ser feliz de otra forma.

Tuve el click: pensé en todos los regalos que Jesús hizo en mi vida, como mi familia, posibilidades, casa, estudio, etc. y tuve como el deseo de decirle: “Contás conmigo, Jesús, para lo que quieras”. De a poco me fui dando cuenta cómo Jesús quería contar conmigo, además, sentía el deseo de gastar toda mi vida por Jesús, la gente, su reino.

Junto a otras hermanas. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.

Decidiste ser religiosa desde muy chica, ¿te tildaron de loca por meterte a monja en los tiempos que corren?

Es una locura ser monja y amar a Jesús, lo sé (soy la primera que lo pensé) y aunque parecía una locura al principio, de todas las locuras, la sentía mía y para mí era la más linda. Era y es la propuesta más linda que sentí y siento. Hoy por hoy, si esto es una locura, quiero estar loca, porque soy feliz y eso me lleva a hacer feliz a otros y por eso todo lo que hago.

La monja tiktokera

¿Cómo se te ocurrió la idea de dar a conocer a Jesús a través de TikTok?

Hace un tiempo, con el tema de la pandemia, me preguntaba cómo podía anunciar a Jesús. Una de las cosas que más feliz me hace y me hace sentir muy plena, es poder anunciar a Jesús. Comencé a conocer TikTok porque había amigos y familiares que venían compartiendo videos que me daban mucha risa. Esta plataforma se empezó a entrelazar con mi deseo de anunciarlo y más que nada en este tiempo.

Al principio me parecía algo impensado unirme a TikTok y a veces me ponía a rezar y se me venía eso… Y yo decía “pero no tengo tiempo”. Hasta que un día dije, “no podés ser así, Josefinita, es un ladrillo más para la casa del reino y aunque no es mucho, es algo y eso basta para que Jesús obre”. Hoy por hoy, amo lo que soy y hago, y estoy en TikTok, por Jesús también, porque, así como anduve por Entre Ríos, Córdoba, Ecuador, ando por TikTok. Porque si él estaba donde estaba su gente, ¿quién soy yo para no estarlo?

En la escuela donde trabaja. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.

¿Qué es el reino?

Todo lo que viene de Jesús, es lo que me apasiona, con mi vida intento anunciarlo. ¿Ves alegría en mí? Mucho más es el reino. ¿Ves entrega en mí? Mucho más es el reino. ¿Ves amor? Mucho más es el reino.

¿Cuáles fueron las primeras repercusiones que tuviste?

Me preguntaban si realmente era monja. Con el tiempo se iban contestando entre los seguidores. Al principio no lo podían creer y eso que no hago cosas muy raras. Pero encontrarse a una monja en TikTok es una novedad, y a mí me encanta que lo sea porque los seguidores saben de qué trata mi contenido y no dejan de seguirme. Y esto me da mucha alegría y mucha felicidad: me hace ver que Jesús todavía tiene chances, que la gente a través de la alegría le da likes a Jesús.

Josefina como tiktokera. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.

¿Le tuviste que pedir permiso a alguien para hacerlo, a alguna autoridad religiosa?

No pedí permiso, tampoco pensé que podían llegar a sancionarme por hacer algo así. Mi deseo es anunciarlo y en este tiempo no hay otra forma. Lo veo como la oportunidad de llegar a muchos. Es lo que más me interesa. A veces nos quedamos esperando a que venga la gente y nos olvidamos que Jesús andaba por donde estaba la gente, pasaba haciendo el bien y compartiendo el anuncio del reino. A eso estamos llamados, a anunciar el mensaje de Jesús donde está la gente y hoy la gente está en TikTok.

Junto a sus sobrinos y una de sus hermanas. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.

¿Cuánto tiempo te lleva pensar y armar cada video?

Puede interesarte

Hay veces que estoy más inspirada y me sale rápido. Otras veces que los videos que encuentro no me convencen para lo que quiero. Hago mis responsabilidades cotidianas y las voy entrelazando en el video de TikTok. Pienso qué quiero compartir y por qué como una autoevaluación para que sea lo que la gente necesite y lo que Jesús quiera transmitir a través de mí.

Además, sos runner…

Sí, amo correr, lo hago desde mis 12 años. Mi papá también ama correr. Es una pasión que sigo disfrutando dos o tres veces por semana. Corro con el hábito.

Josefina con su reloj de runner. Foto: gentileza Josefina Cattaneo.


¿Pensaste en la posibilidad de que algún día te llame el Papa Francisco por lo que estás haciendo?

No, no lo pensé. Sería un regalazo que el Papa Franciso me llamara. También veo como un regalo cómo Jesús hace su parte y sigue estando tan presente en los corazones de su gente.

Comunicar, anunciar que Jesús es amor, sonrisa, paz, plenitud, felicidad, alegría. Jesús es la razón de mi vida. Por él intento sacar sonrisas, y una sonrisa es suficiente, 2 es mucho, 10 ya es demasiado, es mi 10% en medio del 90% de Jesús.

Acá, los protagonistas, los genios, son Jesús y la gente que me sigue, que me deja su corazón. Jesús es el primero que nos quiere quiere libres, que nos ama con misericordia, que no se va a cansar hasta vernos felices.

Mi vida es una locura para muchos, como lo fue Jesús en su tiempo para su gente, pero soy muy feliz y me siento muy agradecida a Dios por amarme tanto.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba