La historia de amor de Florencia Bertotti y Federico Amador: se conocieron trabajando, se tatuaron sus nombres mutuamente y hoy disfrutan de su familia ensamblada – Para Ti
 

La historia de amor de Florencia Bertotti y Federico Amador: se conocieron trabajando, se tatuaron sus nombres mutuamente y hoy disfrutan de su familia ensamblada

Los actores llevan juntos más de diez años y manifiestan vivir en una relación plena, habiendo logrado la armonía en su familia ensamblada. No se casaron formalmente pero eso no le quita importancia al compromiso sobre el que se basa su relación. Te contamos su historia de amor.
News
News

Florencia Bertotti y Federico Amador llevan más de diez años de relación y lograron forjar una "familia ensamblada" junto a sus hijos varones, los cuales tuvieron en relaciones anteriores: Flor tiene a Romeo (estuvo casada con Guido Kakzca) y Federico a Ciro y a Vito.

Foto: IG

Lo que hoy es una realidad comenzó en 2010 como una ficción: ambos protagonizaban la tira Nina. Pero la realidad se impuso y ambos se enamoraron y conformaron una relación que comenzó "en marzo": "¡Ay, sí! Es que no tenemos una fecha exacta de aniversario. Fue en marzo, ponele. Hace tres años dijimos "somos dos chotos, no puede ser que no sepamos el día". Y pusimos uno nuevo, pero no me acuerdo cuál es. Somos los dos muy colgados", comentaba Florencia Bertotti en una entrevista con Infobae.

Foto: IG

Durante los inicios de la relación surgieron todo tipo de rumores, dado que ambos estaban en relaciones anteriores. Al respecto, Federico opinó en Ciudad. com: “Los años ayudaron a calmar las aguas. El tiempo todo lo acomoda. Además, yo soy un convencido de que uno siempre recibe lo que da. En este caso, también fue así, no hubo mala leche de nadie y eso mi ex mujer lo sabe perfectamente, al día de hoy tenemos un muy buen diálogo con ella y mis hijos están fantásticos”.

Foto: IG

“Con Flor se respira una generosidad notable: primero se busca el bien del otro, aun si eso implica hacer un pequeño sacrificio propio. Estamos muy felices juntos”, comentó el actor.

Florencia, por su parte, habla de cómo valora las pequeñas cosas de la relación: "Para mí es el día a día, compartir un vino. Esos son los festejos y la celebración del amor en general. De verdad lo siento así. Obvio que festejamos el Día de los Enamorados, pero tampoco nos regalamos mucho. Siempre fuimos más de escribirnos cartas y una vez, por ejemplo, me dejó una enrollada adentro de un anillo que me regaló. O quizás yo le dejo armada una picada, que sé que le gusta, con una notita. Los dos somos románticos, pero más desde el lado del gesto", comentó a Infobae.

Los actores se animaron a una importante muestra de amor mutuo, un gesto que no muchos se animan a hacer: "El más lindo fue el tatuaje que se hizo con mi nombre en su pecho, sin dudas. Estábamos de novios hace re poco, menos de un año, y un día pareció con una venda diciéndome que me tenía que mostrar algo. Me quedé helada, casi me muero. ¡Me encantó!".

Después de Federico, fue Florencia la que repitió el gesto: "Me lo hice cuatro meses después que él. Lo que más me dolió fue el "co". De hecho, siempre nos preguntamos por qué no nos tatuamos solo Flor o Fede".

Además, sellaron su amor tatuándose en a modo de anillo un infinito en el dedo cada uno.

Foto: IG

En cuanto al casamiento, Flor considera que con Federico, lo más importante lo tiene a pesar de aún no haber pasado por el altar: "Siempre hablamos del casamiento, pero después surgieron otras cosas, como proyectos laborales. En un momento queríamos porque nos parecía linda la unión, después se nos pasó, y hoy te digo que me divertiría la fiesta, pero más compromiso que el emocional y espiritual que tengo con él, no siento que pueda haber".

Por lo pronto, disfrutan de su familia y de la buena convivencia entre sus hijos. Al respecto, explicó Federico: “Con Romeo me llevo muy bien, y mis hijos ya lo adoptaron como hermano, son un equipo, una pequeña bandita. Por supuesto que pensamos en ampliar la familia y sabemos que ya llegará”.

La pareja dio muestras de la complicidad que construyeron durante sus años de relación en un intercambio que realizaron para Mitre Live, en el que Federico contó los TOC de su mujer. “Te puedo decir dos cositas de Flor. La necesidad de dejar un bocadito en las comidas en el plato, es algo heredado. El último bocado queda en el plato y después se llena. Y después otro TOC sería que la puerta del armario quede cerrada. Necesita que esté cerrada. Si la dejás un poco abierta, te pide que la cierres".

A lo que Flor respondió: “Es cierto lo que dice Fede. Las puertas de los armarios tienen que estar cerradas porque si no, no se puede hacer nada. Me molesta y me parece re normal. Él saca un vaso y deja la puerta en 45 grados y yo digo ‘¿por qué?, no lo puedo entender".

En cuanto a su otra "manía", aclaró: “Y después el ‘Culito Pérez Colman’ le decimos a algo que es heredado de la familia. Mamá y todos dejan en el plato un bocadito. No sé si nos enseñaron que era de buen gusto o de buena educación”.

La idea de tener un hijo juntos es algo que los dos desean pero que aún no se dio por diferentes motivos: "La idea siempre estuvo y nos encantaría. Pero después lo terminamos posponiendo porque nos surgen otras propuestas laborales o él viaja. Entonces decimos: 'Bueno, esperemos'. Sabemos que no tenemos mucho más tiempo para esperar porque las mujeres tenemos una edad reproductiva, aunque por suerte se va estirando. De todas maneras, no nos queremos relajar. El plan está".

Más información en parati.com.ar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig