El artista plástico Valentín Gatica nos abre la puerta de su atelier: "Creé una alegoría entre la publicidad y el arte" – Revista Para Ti
 

#EspaciosDeArte, Aquiles Valentín Gatica nos abre la puerta de su atelier: "Creé una alegoría entre la publicidad y el arte"

Inauguramos una nueva serie, Espacios de Arte. Un lugar para introducirnos en el mundo de los pinceles y bastidores, para conocer la intimidad de los ateliers, de la mano de otro gran artista: Manuel Paz. Y arrancamos visitando el estudio del artista plástico Aquiles Valentín en el barrio porteño de Cañitas.

Aquiles nació en 1991 en Vicente López bajo el nombre de Valentín Gatica. Desde su infancia sintió curiosidad por el arte. En su adolescencia comenzó la carrera de publicidad y de diseño, pero fue recién cuando se encontró con la dirección de arte que sintió que había hallado un lugar indicado para él. Ahí fue donde tomó el seudónimo de Aquiles para dar nombre a su proyecto artístico.

Manuel Paz y Aquiles Valentín Gatica
Manuel Paz hablando con Aquiles Valentín Gatica.

Sus inicios en el arte estuvieron de la mano del street art y sus primeras obras emulaban bitácoras que reunían diversos elementos para componer un universo. Su obra se fue depurando desde una especie de pop barroco hasta llegar a la abstracción actual.

Aquiles Valentín Gatica
Aquiles Valentín Gatica
Aquiles Valentín Gatica
Aquiles Valentín Gatica en acción

Es un artista que absorbió de manera muy natural su entorno. Esto se ve reflejado especialmente en su nueva serie en donde conviven el arte y la publicidad, lo urbano y lo pictórico. Generó un lenguaje propio y utilizando como soporte carteles de chapa similares a los publicitarios de la vía pública o inmobiliarios.

Su estudio, que también hace las veces de hogar, está ubicado en una esquina muy luminosa y transitada del barrio de Cañitas. Tiene una vista privilegiada que combina la tranquilidad y solemnidad de la parroquia de San Benito Abad y la embajada de Alemania, con un estilo industrial marcado por la fuerte presencia del Solar de la Abadía y el ritmo vertiginoso de la avenida con sus autos y colectivos.

Aquiles Valentín Gatica
Aquiles Valentín Gatica trabajando
Aquiles Valentín Gatica
En primer plano
Aquiles Valentín Gatica
El creador y su obra.

Los límites entre el adentro y el afuera están desdibujados, ya que dos de sus paredes son enormes ventanales que generan una sensación de amplitud infinita. Dentro del estudio existe el caos aparente del artista, un caos a simple vista pero que mantiene un particular orden en donde cada elemento está en el lugar indicado.

Aquiles Valentín Gatica
Charla entre artistas.

Las paredes están llenas de obras y bastidores en blanco esperando ser pintados. Estantes rebalsados de materiales. Pinturas, pinceles, marcadores, tarros y herramientas. En una de las paredes principales se destacan dos obras muy coloridas que pertenecen a su última serie. Obras realizadas sobre bastidores de chapa con los remaches a la vista. Una serie muy industrial que coquetea con la publicidad creando sus propias reglas.

Aquiles Valentín Gatica
En su hábitat.
Aquiles Valentín Gatica
Aquiles Valentín Gatica

Si bien, vemos obras de distintos períodos hay una unidad indiscutible en la estética, se reconoce un patrón personal, una estética propia. Suena música de fondo y Valentín nos recibe con gran amabilidad.

Pueden encontrarlo en las redes como @aquilesarte

Filmaker, fotos y edición de video: Manuel Adaro

Idea y producción: Manuel Paz
@manuelpaz_art

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig