Carrie Bradshaw vuelve a elegir el bolso baguette, el ítem fashionista que cambió la historia de Fendi – Revista Para Ti
 

Carrie Bradshaw vuelve a elegir el bolso baguette, el ítem fashionista que cambió la historia de Fendi

La marca italiana había lanzando una cartera pequeña y poco funcional con un diseño en las antípodas de lo que se vendía 20 años atrás. No sólo rompió el mercado, sino que tuvo un éxito de ventas que convirtieron al modelo en un clásico. Fue la primera pieza de diseño que apareció en Sex And The City y por estos días, nuevamente elegido por Sarah Jessica Parker para lucir en el reboot de la serie, And Just Like That.
News
News

Cuando Sex And The City se encontraba en emisión (fines de los 90, principios de los 2000) su vestuarista, Patricia Field hizo lo posible y lo imposible por que Carrie Bradshaw tuviera un modelo para usar en el show. Claro, era la época en la que la creación de Silvia Venturini Fendi era la joya más cotizada del mundo de la moda.

Dicen que tal fue su empecinamiento porque el personaje de Sarah Jessica Parker usara el modelo en la serie, que creó el vestuario una vez que consiguió el ejemplar de la pequeña cartera: fue la primera pieza de diseño en aparecer en la serie. Un préstamo tan valioso que la diseñadora de vestuario, Patricia Field, tuvo que crear todo el armario de la protagonista alrededor de él, tirando de hallazgos vintage.

Cada una con su baguette. Foto: IG

“Disponer del Baguette de Fendi supuso un cambio enorme y abrió las puertas a todo lo demás. Abrió todas las puertas de par en par e influyó mucho en la trama, especialmente en la costumbre de Carrie de gastarse mucho más dinero en ropa que en su casa. Se convirtió en un básico en el vestuario de Carrie y como elemento clave en su personaje… hace poco archivé mis dos originales para mantenerlos en la mejor de las condiciones. Ahora que tengo dos hijas, cada una de ellas podrá quedarse con uno”, cuenta la actriz en el libro Fendi Baguette.

Historia de un clásico

El Baguette es un bolso es pequeño, llamativo que Fendi supo imponer y que marcó un antes y un después en la firma italiana. Y fue nada menos que Silvia Venturini Fendi quien ideó este modelo, con la idea de que pudiera llevarse como las famosas barras de pan francés, debajo del brazo. En 1997 era todo un desafío, ya que significaba lanzarse al mercado con un producto totalmente distinto al que marcaba tendencia en aquel entonces: las mochilas de nylon de Prada.

Fiel a su instinto, Silvia (tercera generación de la saga familiar italiana, hija de Anna Fendi) insistió en lanza algo diferente y reconocible, algo distintivo. Además, tenía una pequeña correa y la inicial del logo formando el broche de cierre.

Su primera versión fue en un rojo y fue tal su éxito de ventas que logró cambiar el destino de la marca, que rompió con los diseños básicos que reinaban: pese a ser tan pequeño y poco funcional, su colorido iba en contra del estilo minimalista reinante y es por ello que fue tan elegido.

Tras el primer impacto, las versiones se fueron multiplicando: patrones y colores diferentes que iban desde las lentejuelas hasta estampados de reptiles o con el logo serigrafiado. En el primer año se vendieron más de 100.000 unidades y se convirtió en el primer bolso en tener lista de espera en los grandes almacenes en Europa y Estados Unidos (de ahí que se le conozca como el primer It-Bag).

Hoy el bolso icónico sigue manteniendo su silueta original y Silvia Fenturini Fendi lo ha recuperado en sus colecciones de todo el año. Además, como se vio recientemente, Sarah Jessica Parkervolvió a ser vista usando un modelo violeta forrado en lentejuelas mientras filmaba And Just Like That, con lo cual inferimos que sigue siendo uno de sus modelos favoritos.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig