A dos años de la muerte de Beatriz Salomón, cómo están sus hijas hoy: Bettina y Noelia viven en la casa de su infancia, rodeadas de afecto, estudian y tienen un gran futuro por delante – Para Ti
 

A dos años de la muerte de Beatriz Salomón, cómo están sus hijas hoy: Bettina y Noelia viven en la casa de su infancia, rodeadas de afecto, estudian y tienen un gran futuro por delante

Desde el fallecimiento de la actriz, las jóvenes acordaron con su papá mantener un bajo perfil, evitando dar notas y declaraciones. Las jóvenes viven un presente tranquilo, contenidas y rodeadas de afecto, estudian y mantienen vivo el recuerdo de su madre, quien dejó todo organizado para que no les faltara nada ni económica ni afectivamente.
News
News

Bettina (20) y Noelia (17) iluminaron la vida de Beatriz Salomón desde que la actriz se convirtió en su madre, casi veinte años atrás. En aquel entonces casada con el cirujano plástico Alberto Ferriols, la icónica ex chica Olmedo se dedicó de lleno a ejercer el rol que siempre había soñado: ser mamá.

Bettina y Noelia en un posteo de Instagram.

Hoy se cumplen dos años de su fallecimiento a raíz de un cáncer de colon, enfermedad que tuvo que enfrentar luego de varios años muy difíciles: una separación traumática, el peligro de quedarse sin sus hijas y, durante un tiempo, la falta de trabajo digno pese a su trayectoria y a sus condiciones. Pero la actriz batalló con todas esas dificultades y logró, pese a no estar más físicamente, cumplir un gran sueño: que sus hijas crecieran felices y sin necesidades, rodeadas de afecto y con un gran futuro por delante.

Las niñas (como las llamaba cariñosamente Beatriz) viven actualmente en la misma casa en la que compartían con ella en el barrio de Recoleta, a pocos metros de Plaza Francia. Ese mismo hogar al que llegaron hace casi 20 años, primero una y luego la otra, tras una larga lucha para lograr su adopción.

El último cumpleaños que Noelia compartió con su mamá. Foto: IG

Bettina y Noelia están actualmente bajo el cuidado de Blanca, la niñera que estuvo con ellas desde que eran bebés y que, además, representaba un pilar en la vida de Beatriz. "Blanca no se separó nunca de Beatriz y sus hijas, ni siquiera cuando la Turca tuvo sus problemas económicos más serios y le costaba pagarle. La bancó siempre. Es de fierro, un miembro más de la familia, era algo natural que se quedaran viviendo con ella", explican desde el entorno.

Aunque no viven con su padre, el cirujano sigue con un papel importante en la vida de las dos jóvenes, las sostiene económicamente y con su presencia. Esto es algo que Beatriz también se preocupó por dejar para su posteridad. "La Turca respetó siempre su lugar como padre, más allá de todas las diferencias que había entre ellos", aclaran.

Foto: IG

Sobre las chicas Roberto Piazza, padrino de Noelia y uno de los mejores amigos de Salomón, aseguró: “Están como la Turca quiso que estén" y agregó que ambas están muy bien "encaminadas", afirmó el diseñador en diálogo con Clarín.

Cuando la actriz se separó del cirujano, en medio de un escándalo mediático, hace unos 17 años atrás, casi revocan la adopción. “Mis hijas son lo que más amo en el mundo. Las defiendo con uñas y dientes”, dijo la Beatriz en ese momento y logró seguir con ellas.

Cuando Beatriz se fue, Alberto y sus hijas se pusieron de acuerdo y se juramentaron algo: dejar atrás la vida mediática y no dar más notas.

Foto: IG

El propio Ferriols se lo explicó de manera muy respetuosa a Clarín, a través de un audio: "Estoy muy orgulloso de las nenas, ellas están muy bien. Son chicas con un comportamiento ejemplar. Hemos consensuado entre los tres no dar ninguna nota posterior al fallecimiento de su mamá, agradezco el recuerdo y les mando un saludo a todos. Muchas gracias".

Tras la traumática separación de Salomón, el doctor (que sigue atendiendo en su clínica) volvió a casarse con una mujer llamada Florencia, algo más joven que él. Cuentan que si bien no tuvo mucho contacto con Beatriz ni eran amigas, a la actriz le daba mucha tranquilidad saberla parte de la vida de sus hijas porque la consideraba una buena persona.

Otro motivo de orgullo para Ferriols es que Noelia, la mayor, se decidió por estudiar medicina, y eligió precisamente la rama de la cirugía plástica, como su padre, noticia que compartió públicamente mediante un video.

Bettina, la menor, terminó ya el secundario pero, dado el bajo perfil que la familia acordó mantener, aún no se sabe cuál es la carrera que eligió seguir la joven. Desde el entorno aseguran que las hermanas son dos chicas estudiosas y muy compañeras entre sí. "Están como la Turca quiso que estén", aclara Piazza.

Una feliz postal de Beatriz con sus "niñas". Foto: IG

"La Turca debe estar muy contenta. Las chicas están encaminando su vida de una manera muy inteligente y viva, en todo el sentido de la palabra", insiste el diseñador.

En septiembre de 2016, cuando subió su primera foto a las redes sociales, Beatriz Salomón eligió mostrar lo más importante de su vida: Noelia (19) y Bettina (16). "Mis hijas", escribió. No hacía falta poner nada más.

Padre e hijas, decidieron mantener el bajo perfil. Foto: IG

Allí, en Instagram, quedó inmortalizada una galería de recuerdos que dejó como registro la inolvidable actriz y vedette, en donde aparecen infinidad de amigos, compañeros y familiares hasta el 15 de junio de 2019, cuando falleció afectada por un cáncer de colon, enfermedad que le diagnosticaron en 2018 y con la que batalló con valentía hasta el final.

Tiempo después sus hijas, autorizadas por su papá, cumplieron otro de los deseos de Beatriz: donar la mayoría de sus vestidos, zapatos y tapados a la Casa del Teatro. También algunos cuadros donde quedó retratado su icónico rostro.

Uno de los diseños quedó exhibido en el museo de la emblemática institución: el que Beatriz lució en una de sus últimas apariciones televisivas, en el programa de Mirtha Legrand, pocas semanas antes de su internación.

Su última (y recordada) aparición pública fue cuando estuvo invitada al programa de Mirtha Legrand: "Con mi marido hubo un pequeño acercamiento. Con la historia que yo me enfermé, yo no podía cumplir la rutina que tiene que cumplir una madre. Entonces tuvimos una charla y él se empezó a ocupar de las niñas, de ir a los colegios, de sacarlas al McDonalds, de sacarlas al cine... Le hizo bien a ellas", contó Beatriz aquel día. 

Tiempo después de su fallecimiento, Noelia le dedicó unas lindas palabras el día del cumpleaños de Beatriz, en octubre: “Gracias por todo, por haber sido una excelente madre y compartir momentos inolvidables. Cada recuerdo que tengo nuestro, lo llevo siempre conmigo. Siempre vas a estar conmigo y yo con vos porque, cuando te fuiste, te llevaste una parte de mí. Siempre vamos a estar juntas las tres. A veces es difícil creer que ya no estás y nos duele, pero sé que ya no sufrís. Te amo y extraño mucho. Siempre voy a ser tu indiecita”, escribió.

"Extrañamos todo de vos pero sabemos que en el lugar en el que estés ya no sufrís y estás en paz. Te extrañamos y siempre me voy acordar de todos los momentos que pasamos juntas como madre e hija", le escribió Bettina, la menor.

Y cerró su posteo con una frase: "Después de todo sos mi luz y mi cielo azul, como vos me decías".

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig