Juliana Awada y Mauricio Macri: están juntos desde 2009, la conquistó un fin de semana en el campo de Tandil y hasta el día de hoy, él le escribe cartas de amor que la hacen llorar - Revista Para Ti
 

Juliana Awada y Mauricio Macri: están juntos desde 2009, la conquistó un fin de semana en el campo de Tandil y hasta el día de hoy, él le escribe cartas de amor que la hacen llorar

Ella tiene 47 años y él 62. Están juntos hace más de 11 años. Acá te compartimos su especial historia de amor. 
News
News

Mauricio Macri (62) se había cruzado con Juliana Awada (47) en muchas ocasiones, en varios de los eventos sociales que solían frecuentar, y a él le había llamada lo atención su belleza. Se vieron en varias oportunidades en el exclusivo club "Ocampo" y, en algún momento, hasta llegaron a compartir el mismo personal trainner mucho tiempo antes de ser la pareja.

En el balcón de la Casa Rosada, el día de la asunción de la presidencia de Mauricio Macri.

Juliana tenía 23 años cuando conoció a quien sería su primer marido, Gustavo Capello, pero el matrimonio duró apenas un año. Años después, en un avión de Air France, se cruzó con Bruno Laurent Barbier, con quien tuvo a su primera hija, Valentina. Esa relación duró 10 años y no se llegaron a casar.

Una foto familiar reciente, en Tandil. Foto: IG

Macri tuvo dos esposas con anterioridad. Primero fue Ivonne Bordeu, hija del automovilista Juan Manuel Bordeu y medio hermana del actor Juan Cruz Bordeu, hijo del corredor y la actriz Graciela Borges. Con ella tuvo tres hijos: Agustina, Jimena y Francisco. En 1994, se casó con la modelo Isabel Menditeguy, hija del polista Carlos Menditeguy, con quien permaneció hasta 2005.

Cuando él se hizo cargo de la presidencia del club Boca Juniors, la relación se vino a pique. En una entrevista con Para Ti, en enero de 1997, Macri comentó: "Lo de la presidencia del club no la pone muy contenta porque sabe que es algo que te absorbe. Pero no le di elección. Para mí es un tema prioritario".

Vacaciones en Villa la Angostura. Foto: IG.

Juliana lo deslumbró en un evento social en 2009. Dicen que Daniel Awada, hermano mayor de ella, ofició de Celestino. Macri la invitó sistemáticamente a cenar, una, dos, diez veces. Pero ella no quería saber nada con él: era un hombre de política y con demasiada exposición pública. Sin embargo, no pudo ceder ante la invitación de pasar un fin de semana en su campo de Tandil. Y en esos tres días, Macri la enamoró.

"Fue un flechazo cuando lo conocí como persona, fue algo increíble. Esos tres días que pasamos juntos en Tandil pasó algo mágico. El amor no tiene explicación, es simplemente increíble", contó ella en un programa de Susana Giménez.

Siempre juntos. Foto: IG.

El broche de oro ocurrió una mañana. Juliana prendió la tele para ver el noticiero y ahí estaba él, con un ojo morado por una patada sin querer de Valentina, la hija de ella. Cuando los movileros le preguntaron por qué estaba golpeado, él respondió que había sido producto de un codazo jugando al fútbol. Había mentido para proteger la intimidad de la pareja. Ahí, en ese momento, ella murió de amor.

"No es que yo viera a Mauricio y me enamorara la primera vez, pero cuando empezamos a salir inmediatamente sentí que era el amor de mi vida", declaró ella en una entrevista en Clarín.

Tres meses después de aquel romántico fin de semana en Tandil, él le pidió que se mudaran juntos. Y de inmediato siguió el pedido de casamiento. Se casaron el 16 de noviembre de 2010, en el complejo de Costa Salguero. Luego, celebraron la boda en Tandil, en el mismo campo donde él la conquistó. Macri, entonces jefe del Gobierno de Buenos Aires, dijo luego de dar el sí: "Gracias por haberme elegido, gracias negrita, mágica, única y hechicera. Ahora, mi estado civil es feliz".

A los besos.

Desde que la conoció, Macri la llama "Hechicera". "He caído en la telaraña del 'pulpito Awada'. Estoy hechizado por esta mujer. Me hace bien y estoy entregado", expresó en una ocasión. "No podría estar con alguien que no fuera sensible y cariñoso. Él le da mucho valor e importancia a la familia. Si hay algo que admiro de él es lo buen padre que es con cada uno de sus cuatro hijos, lo compañero y agradecido que es conmigo. Aprendo mucho de él", decía Juliana.

Juliana siempre lo acompañó en cada campaña y estuvo a su lado como Primera Dama.

Un año después del casamiento, llegó Antonia. A ¡Hola! Argentina, Juliana le reveló que Mauricio no es de hacerle regalos, "pero siempre me escribe lindísimas cartas de amor". Frente a Susana Giménez ella confesó: "Me deja cartas de amor que me hacen llorar, las tengo todas guardadas en una carpeta". Y contó que Macri le dedica sus cartas en fechas especiales.

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig