Rocío Marengo y el sueño que no pudo hacer realidad: «Quería ser como Marta Ballina, Dolli Irigoyen, y Chiquita de Erquiaga» – Para Ti
 

Rocío Marengo y el sueño que no pudo hacer realidad: "Quería ser como Marta Ballina, Dolli Irigoyen, y Chiquita de Erquiaga"

Por segunda vez, Rocío Marengo quedó eliminada de MasterChef Celebrity. Ella siempre soñó con triunfar en la cocina, pero no pudo ser.
News
News

Rocío Marengo ayer quedó eliminada por segunda vez de MasterChef Celebrity y el sueño de triunfar en la cocina quedó trunco.

Desde la adolescencia, cuando pensó en venir a Buenos Aires, soñaba con tener éxito en el mundo de la cocina. Logró cocinar en la televisión pero no triunfar como hubiera querido. Ayer fue eliminada por segunda vez del reality gastronómico con famosos.

"En la cocina soy muy autocrítica, porque mi sueño siempre fue cocinar en televisión", le dijo en una entrevista a La Nación.

En la gala de MasterChef del domingo escuchando el veredicto del jurado.

Y agregó: "De chiquita quería ser como Marta Ballina, Dolli Irigoyen, y Chiquita de Erquiaga. Ellas eran mis ídolas. Después, trabajando como modelo, se me fueron dando otras oportunidades en la tele. Pero esta era mi cuenta pendiente. No es casualidad que se me haya dado en la vida la posibilidad de aprender a cocinar y dedicarle tiempo a mi pasión, por eso me duele tanto cuando me salen mal las cosas, es como que se me desmorona el mundo. Lo tengo que trabajar en terapia igual (ríe)".

De Mayor Buratovich al baile del koala

Roció nació el 25 de marzo de 1980 en Mayor Buratovich, un pueblo de cinco mil habitantes en el extremo sudoeste de la provincia de Buenos Aires. De chica acompañaba mucho a su papá, Alejandro, hasta la estancia familiar La Gracielita, disfrutaba bañarse en el tanque australiano y cabalgar.

Cuando sus papás se separaron, se mudó a Bahía Blanca con su mamá, Graciela, y sus hermanos: Sol y Pipi. Durante la adolescencia fue coronada Reina en un boliche bahiense.

Le puso toda la garra, pero no pudo ser. Foto: IG

"Me mudé a Buenos Aires para estudiar cocina y estuve a punto de trabajar en una panadería, pero los horarios eran complicados, tenía que entrar a las 4 de la mañana y mi mamá no me dejaba. Después empecé a trabajar como modelo, en tele y teatro. Siempre fui muy tímida y pudorosa y trabajar con el cuerpo y la estética era casi un sufrimiento. Yo me hubiese sentido cómoda toda la vida en la cocina. Por eso siento que no puedo cocinar mal. Quiero tener mi familia y saber cocinar rico", le dijo a La Nación.

Ya en Buenos Aires, trabajó como modelo y la fama le llegó de inmediato cuando se puso de novia con Marley. Bailando por un sueño y el baile del koala, la consagró definitivamente.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig