10 tips para empezar a correr (¡y seguir corriendo!)

El running es mucho más que una actividad física. Está demostrado que es una herramienta terapéutica y de libertad. Sólo es cuestión de animarse, ponerse en marcha con pautas claras y objetivos precisos… ¡y salir!
Animarse a salir a correr es el primer paso. Después, todo sucede naturalmente. Foto: 123rf.

“Lo súper grandioso de correr es que sos vos con tu cuerpo, tu mente y tu alma. ¡La magia del running es que es terapéutico! A veces salís bajoneada en el peor día de tu vida y, cuando salís a correr, la mente se aclara. Todos los problemas que tenías en el bocho te los vas auto solucionando. A veces se me caen las lágrimas mientras corro… Pero la regla es que siempre volvés mejor de lo que salís. Alivia. Y después querés volver a sentir ese placer, así que lo terminás necesitando, casi que es adictivo”. La que habla es Fabiana Hasbani (53), la creadora de Empower Run Girls (@empowerun.girls), un grupo de corredoras mujeres que debutó hace apenas un año y ya tiene más de 1000 chicas entre las presenciales y las que siguen sus planes a distancia. ¡Vos también podés empezar a correr con sus tips!

Fabi Hasbani, creadora de la comunidad de runners Epower Run Girls. Foto: Diego Soldini.

10 tips para empezar a correr

  1. Ponete objetivos cortos y con intervalos de caminatas. Con el tiempo andá aumentando las duraciones de running.
  2. Al principio corré sin presiones de distancias o tiempos. Aprendé a escuchar el cuerpo ¡A veces menos a veces es más! Si podés mantener una conversación es signo de que el ritmo es adecuado.
  3. Respetá los tiempos de recuperación para evitar lesiones (lo ideal sería en un comienzo día por medio).
  4. Comenzá con un trote corto que demanda menos energía y luego andá agilizando la marcha.
  5. Para ir pensando en una técnica lo más cerca a la perfección: observá a un niño correr y tratá de imitarlo.
  6. Buscá terrenos suaves -de pasto o tierra- para reducirel impacto sobre las articulaciones. Detalle no menor: siempre usá buenas zapatillas de running.
  7. Mantenete siempre bien hidratado y con sorbos pequeños.
  8. Para correr no sólo se necesita piernas fuertes y rápidas, también es clave tener un cuerpo equilibrado, especialmente el core (abdominales, espalda baja y músculos de la cadera).
  9. Realizá movimentos de brazos relajados, no bruscos a los costados del cuerpo y no cruzarlos por delante. 
  10. NUNCA te salteés los ejercicios de flexibilidad y elongacion, sobre todo al final de cada entrenamiento.
Caminar, trotar, correr… Una súper actividad física y terapéutica. Foto: 123rf.
Ir Arriba