5 tips para enamorarte del yoga como Flor Bertotti en cuarentena

La cuarentena hizo que muchas de nosotras quisiéramos probar cosas nuevas para relajarnos en casa. Para hacer como Flor Bertotti, te pasamos 5 tips para mostrarte que el yoga puede ser para vos.
Así se mostró Flor Bertotti lista para su rato de relajación. Foto: IG

“El yoga es una filosofía que tiene cada vez más adeptos, sumamente fácil: tiene muchos niveles de evolución y de dificultad”, explica el profesor de yoga Mariano Candido. Se ve que Flor Bertotti utiliza al yoga en casa como método para relajar.

“Hoy, que la cuarentena nos obliga a quedarnos encerrados, es un momento muy personal -reflexiona la instructora de yoga Jimena del Olmo- y el yoga te trae calma, porque sino explotás”.

Por eso el yoga es una gran herramienta: “Y, si siempre quisiste hacer y nunca ‘tuviste tiempo’ sabé que con respirar es suficiente. Te ayuda a darle otro enfoque espiritual a lo que está pasando“, asegura Jimena.

1. Yoga para todos

“Escuchás que el yoga es ‘para grandes’ o que no es apto para personas inquietas pero hay un tipo de yoga para cada persona -remarca Mariano-. Es el cuerpo que les va hablando. Porque quizá estás haciendo varias tareas a la vez, pero el yoga hace que focalices: en ese momento, en esa respiración”.

2. Meditación: accesible en cuarentena

No necesitás ni gimnasio ni equipamiento extra” comenta Mariano Candido (@MarianoAshvatthaYoga) quien dirige clases vía Zoom.

“Solo ropa cómoda, con la que estás en casa. Ni siquiera zapatillas, porque hacés descalza”, enumera Jimena del Olmo (@jimedelolmo).

“Si no tenés mat (uno de los nuevos imprescindibles postpandemia), lo podés hacer sobre el piso, o sobre una frazada. Si vas a hacer meditación: sentada, sobre una manta o almohadón cómodo es suficiente”, asegura.

Flor Bertotti tiene su rincón de la casa para poder hacer yoga. Foto: IG

“No necesitás mucho. Hoy que estamos todos encerrados en casa: en solo 1 m2 de tu casa podés sentarte a hacer yoga, hacer movimientos de espalda o de cabeza y relajar”, describe Del Olmo.

3. Silencio, 15′ para vos

“Hoy donde todos convivimos las 24 horas, lograr ese ratito para vos es posible -asegura Del Olmo-. Solo tenés que elegir el momento y tener silencio. Otro prefieren música suave de fondo, si sos nueva meditando los sonidos de la naturaleza (el mar, el viento) ayudan”.

“Si estás con chicos y no tenés a nadie con quien dejarlos, usá la hora de la siesta o el ratito antes de ir a dormir que es ideal para tener un poquito de paz”, detalla la instructora de yoga.

“El yoga no requiere mucho tiempo. Podés hacer 15′ de respiración o 20′ solo de asanas”, coincide Mariano.

4. Respiraciones sin horarios

Seguramente escuchaste hablar de la postura “Saludo al sol” y te asustaste. Sin embargo, el yoga no necesita de madrugones:

No hay horario, solo tenés que encontrar el momento en que estás tranquila para sentarte en el piso, cerrar los ojos y preparar tus respiraciones”, detalla Jimena.

Un rincón de tu casa puede transformarse en tu refugio privado por 15′. Foto: gentileza House of Mats

“Algunos te dicen de mañana, pero si te levantás tarde o lo hacés con los chicos saltándote en la cabeza, no podés. Buscá tu momento. Se trata de inhalar y exhalar por la nariz y de concentrarse en el aire que entra y que sale”, explica.

Puede interesarte

5. Relajar y llenar de pilas, 2 en 1

“El yoga te sirve en los dos estados: si estás muy sobrepasada, está bueno para sentarse y cerrar los ojos. Parar un poco y calmarse una.

Podés hacer secuencias cortas de 10’, sentarte, respirar y exhalar todo por nariz. Expander el abdomen, vaciarlo bien fuerte y sentir que estás vaciando del cuerpo lo que pasaste en el día: lo eliminás”, asegura la instructora de yoga.

“Y, si por el contrario estás muy bajón, deprimida o demasiado cansada, movimientos más activos te ayudan a darle energía a tu cuerpo“, detalla del Olmo.

Ir Arriba