7 sexy tips para salir del “sexo vainilla” durante la cuarentena

La experta en sexualidad Mariela Tesler propone una guía para renovar la pasión. Sus claves: “cambiar el sabor de siempre”, usar la imaginación, abrir la cabeza y cerrar pantallas…
Contra el sexo rutina, la propuesta es “probarlo con un nuevo sabor”. Foto: pexels.

El sabor vainilla es, sin dudas, uno de los más elegidos en cualquier heladería: siempre es rico o, al menos, no será un sabor desagradable. Por algo es un clásico.

Pero, ¿qué pasa si nos atrevemos a probar nuevos sabores? Como la lavanda con semillas de amapola o el chocolate con cerveza negra?

“Solemos quejarnos de nuestra rutina sexual. La sentimos aburrida, escasa, a veces hasta nula por falta de deseo. Por eso tenemos que preguntarnos qué pasaría si la condimentamos un poco…. Salirnos de la queja y saber que podemos sentir mucho más, aun con la misma persona con la que convivimos hace tantos años”, advierte Mariela Tesler, sex coach, experta en placer femenino y de pareja.

Según la autora del libro Ganas de Vos, salirnos del sabor vainilla, implica entender que “el cambio no será porque necesitamos reemplazar a alguno de los amantes, ni porque la pareja ya no nos estimula”.

Entre otros tips, @marietesler invita a sumar cosmética sensorial, juguetes, cambiar de posición y volver al juego. Todo esto nos trae un aire fresco, algo nuevo, otra complicidad, risas, y suma sensaciones a los dos. Es como un refresh sexual que vale la pena conocer, o al menos probar una vez en la vida”, convoca la sex coach.

La experta en sexualidad Mariela Tesler asegura que renovar la pasión es posible. Foto: gentileza Mariela Tesler.

Los 7 tips de la sex coach Mariela Tesler para calentar la cuarentena

Antifaz y plumas

Vendar los ojos es el ABC de las sensaciones. Al suprimir la vista, se activan todos los demás sentidos. No saber qué es lo que nos hará el otro, en qué parte del cuerpo o con qué va a jugar provocará una hermosa adrenalina. ¡Un antifaz no puede faltar!

La pluma es el elemento perfecto para acompañarlo y comenzar a despertar esas sensaciones dormidas. Apoyada (para que no dé cosquillas y se pierda el encanto), recorriendo cada centímetro de piel, incluso zonas íntimas, mientras los labios besan el cuello, vientre y lo que surja espontáneamente.

Atreverte al Sploshing

El splosh mezcla dos grandes placeres: la comida y el sexo. Consiste en una práctica donde derramamos comida en el cuerpo con una clara intención erótica de juego y disfrute. La idea no es sólo comerla de la piel, sino antes masajear el cuerpo con ella, olerla, pincelar el cuerpo de pies a cabeza y todo lo que se te ocurra puedas disfrutar.

Algunos alimentos que te sugiero son: crema batida, leche condensada, miel, chocolate, flan, torta, helado, leche, agua, jugo, vino, champagne…Trata de evitar alimentos picantes que puedan irritar tu piel o causarte una infección. El resto, ¡voilà! Bienvenida imaginación…

Masajes calientes

Los masajes figuran dentro de una de las acciones más pedidas entre las parejas; la diferencia es que en este caso, en vez de usar una crema, vas a incorporar una vela especial que al encenderse se convierte mágicamente en un increíble aceite para masajes.

No temas, no es parafina, sino aceite que esta sólido y que al encenderse activa sus poderes térmicos y sedosos sobre la piel. Como en una película erótica, ¡volcar vela tibia sobre la espalda puede ser muy excitante!

La sex coach propone animarse a la cosmética sensorial, los juguetes, a cambiar de posición y volver al juego. Foto: pexels.

Juguetes

¡Ni lo dudes! Incorporar un sex toy a la cama es, como dicen algunas, un viaje de ida… La variedad es enorme, no solo de formas, sino de colores, estilos, tipos de vibraciones, recarga.

Elegí uno que sea hipoalergénico y de silicona de alta calidad para cuidar siempre tu salud. Optá por los pequeños como la balita, si no querés invadir demasiado la primera vez, un anillo con vibración, si preferís un toy compartido, un rabbit doble si preferís la doble estimulación, un plug anal si vas a animarte a buscar el Punto P o jugar con tus sensaciones traseras o si estas curiosa por conocer el boom del momento, un succionador de clítoris que te va a permitir llegar mucho mas rápido al orgasmo.

Disfraces

Cuando éramos chicas era fácil, ¿no? El disfraz implica un juego de roles, mucho acting, desfachatez y ganas de reírse de una misma si no sale tan bien como lo planeabas.

La fantasía de jugar a ser otrx pueda ser sumamente sexy. Eso sí, ideal además del vestuario poner mucha actitud. Cambiar el tono de voz, la postura y seguramente las acciones típicas que te salen a la hora del sexo. Bajar un poco las luces, poner música sensual y dejarse llevar por el momento.

La falta de deseo tiene solución… usando la imaginación y animándose, asegura Mariela Tesler. Foot: pexels.

50 sombras light

¿Te quedaste con todas las ganas de probar algo “un poco fuerte” después de ver las películas 50 sombras de Grey o 365? Si querés comenzar de a poco, elegí entre los artículos del Sado Light; látigos con flecos suaves de gamuza y esposas sin llave.

Salirse del vainilla puede abrirte un mundo nuevo de sensaciones y placeres. ¡No dejes de experimentar!

También te puede gustar: Las Chicas del Cable: antes del estreno de la temporada final, la despedida de sus protagonistas

Ir Arriba