7 curiosidades que tenés que conocer sobre el acebo: una de las plantas típicas de la Navidad – Revista Para Ti
 

7 curiosidades que tenés que conocer sobre el acebo: una de las plantas típicas de la Navidad

Tan navideño como la flor de Pascua, el acebo es uno de los símbolos de la Navidad por excelencia. Queda divino en ramos coloridos, coronas, centros de mesa y por qué no decorando el arbolito. Conocelo mejor y mirá como incorporarlo.
Deco
Deco

Seguramente lo hayas visto en algún lado. El acebo es uno de los símbolos de la Navidad por excelencia. Tan navideño como la flor de Nochebuena, es muy común que en estos días te lo encuentres luciéndose en coronas, centros de mesa, arreglos florales y por qué no decorando árboles de Navidad.

El acebo es una de las plantas típicas de la Navidad. Foto: Pinterest

Características del acebo

Este arbusto de hoja perenne suele venderse cortado en ramitas -para luego colocarse en el hogar como parte de la deco navideña- pero también se puede cultivar sin problemas en el jardín.

Gracias a sus brillantes hojas de color verde y a sus frutos de color rojo intenso, es una de las plantas más decorativas y que mejor transmiten el espíritu navideño. Incluso su imagen es tan popular que no sólo se lleva en su estado natural, también se la puede ver luciéndose en estampados y cuadros.

Se lo puede colocar como centro de mesa formando un camino. Foto: Pinterest

Los frutos del acebo -bolitas rojas que nacen en pequeños racimos- son tóxicos, por lo que se recomienda mantenerlo alejado de los más peques de la casa y de las mascotas.

Sus peculiares hojas de color verde brillante, son coriáceas, rígidas y duran todo el año. Un dato curioso es que no siempre son espinosas: en la parte alta de la planta son más lisas, mientras que en la parte baja, más puntiagudas, como sistema de autodefensa. Sus flores blancas y pequeñas, nacen con la primavera y se las puede disfrutar hasta principios del verano.

Se puede encontrar el acebo en arreglos florales divinos. Foto: Pinterest

Muchas personas, suelen confundir el acebo con el muérdago -probablemente por su simbolismo navideño-, pero en realidad son especies muy diferentes: el acebo (Ilex aquifolium) pertenece a la familia de las aquifoliáceas y el muérdago (Viscum álbum) a las santaláceas.

También se lo puede encontrar en su versión artificial. Foto: Pinterest

Cuidados básicos del acebo

Cuando se cultiva el acebo en exteriores, se recomienda ubicarlo en una zona que no reciba sol directo ya que podría quemar sus hojas. Prefiere las temperaturas frías y la luz indirecta. En las condiciones adecuadas, puede superar los 10 metros de altura.

Su sustrato debe ser rico en nutrientes -especialmente en nitrógeno-. En lo que respecta a sus riegos, deben ser frecuentes pero moderados: se recomienda hacerlo a diario en verano e ir reduciendo la frecuencia en invierno.

Una corona navideña con acebos. Foto: Pinterest

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig